miércoles, 9 de julio de 2014

EL Waterloo del futbol brasileño

http://telecincostatic-a.akamaihd.net/mundialbrasil2014/Multicamara-Scolari-gol-humillante-Brasil_MDSVID20140709_0001_17.jpg
Scolari grita: ¡Porra!  7, son 7  fuente internet.

No se podrá entender el histórico “mineirazo” de 7 goles  por 1, propinado ayer 08.07.2014  por el equipo de Alemania al del Brasil, sin tener en cuenta el antecedente del partido entre el equipo de Colombia y el brasilero jugado 4 días atrás.

En ese partido, el cuadro del sargento Scolari, directivo de la “casta multinacional financiera” que domina el futbol mundial, quedó al desnudo ante millones de millones de espectadores: En lugar del tradicional  y espectacular “jogo bonito” brasileño, se vio un equipo violento formado por unos matones de favela agresivos,  con nombres de monstruos gringos como “HULK” ect, amparados no en su capacidad técnica y artística, sino en su corpulencia, y claro, en la mirada cómplice del árbitro  español, que toleró la “leña” que le dieron a los colombianos, lo que generó el juego violento que terminó con la desafortunada lesión vertebral de Neymar, el súper astro de la multinacional NIKE.

También quedó al descubierto para todo el mundo, incluido el entrenador del cuadro alemán, que Brasil no tenía equipo: Eran una patota concentrada en tirarle el balón, a como diera lugar, al contorsionista Neymar, para que con su habilidad y sus zapatillas “verde-amarelas” marcara el gol.

- Resultados, había dicho Scolari,- Brasil va por resultados. Tal bluf no podía sino alarmar a sus competidores que si tomaron en serio su arrogancia inflada, y se prepararon técnicamente lo mejor que pudieron, para enfrentar en equipo aquel  “tigre de papel” moneda. 

El equipo del sargento Scolari llegó hasta donde su ineficiencia los debía llevar: Su propia debacle. Los “analistas mediáticos” mundiales del futbol, especialmente los colombianos, también generosamente financiados por la compañías multinacionales de artículos deportivos, como NIKE, PUMA, ect, y que si saben para quien trabajan; a través de sus “inflamados, emotivos y estridentes” análisis han comparado al futbol con la democracia de Colombia (Jajajaá): “Normas ciertas, resultados inciertos”.

Por su puesto, nada que ver con la esencia popular de la democracia como la definieron los griegos hace 2000 años: ¡Gobierno del pueblo y para el pueblo!

Cuando en los camerinos de los estadios brasileños se fraguaba todo lo contrario: reglas inciertas (al gusto del árbitro español prepagado) y resultados ciertos (2-1 a favor de Brasil) Y así pasaron a la siguiente ronda, convencidos de que la patraña les daría la copa mundial y con ella vendría la reeleción del actual gobierno de la señora Dilma Rusoff.

Hoy,  con el terremoto futbolístico y la empelotada que ha originado el Waterloo del “mineirazo”, la certidumbre de Scolari de ganar la copa mundial, junto con la certidumbre de la reeleción de la señora Rusoff, se ha convertido en su contrario: en incertidumbre: Scolari no solo perdió la copa con “vergoña” y humillación nunca antes vista en un mundial de futbol y no se sabe si conservará su puesto, aunque ya había anunciado, en broma,  que se “asilaría” en la embajada de Kuwait, y, la candidata a la reeleción presidencial la señora Rusoff, por ahora, solo por ahora, deberá enfrentar los desórdenes que la frustración social y popular ha generado el “mineirazo” dado  por el equipo alemán de futbol. Como dice la canción caribe: ¡Sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas!

Por Melanio Asprilla Carabalí  

Tomado de ANNCOL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...