jueves, 24 de julio de 2014

José Colina Pulido, terrorista impune y provocador de oficio.


http://tenacarlos.files.wordpress.com/2013/07/colina.jpg?w=640

Hace unos días recibí dos interesantes tweets del señor José Colina Pulido en las que tilda mis acusaciones sobre su participación directa en planes violentos contra Venezuela. Hoy le doy la respuesta adecuada.

Breve historial de un terrorista

Jose Antonio Colina Pulido, actualmente prófugo de la justicia venezolana y refugiado bajo la impunidad de las autoridades norteamericanas, nació en Caracas un 17 de abril de 1974.  En 1990 ingresó en  la Escuela de Formación de Oficiales de la Guardia Nacional de Venezuela (EFOFAC), graduándose en 1995 con el grado de Sub-Teniente y con el título de Licenciado en Ciencias y Artes Militares, especialista en Seguridad.

En 1998 se graduó en la Academia Interamericana de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, como Oficial de Abastecimiento.  Cursó una maestría en Gerencia de Mantenimiento en 2001. Desde ese momento asumió una postura contra la Revolución Bolivariana, solicitando la renuncia del entonces presidente Hugo Chávez Frías.

Comenzó a conspirar con otros elementos militares y se involucró en planes terroristas. El 25 de febrero de 2003 participó en la colocación de varias bombas, entre las que se encontraban como objetivos las sedes diplomáticas de España y Colombia, en Caracas, así como contra el edificio Teleport, pesando sobre él una orden de detención fechada el 14 de noviembre del 2003, por "la presunta comisión de uno de los delitos contra las personas, contra el orden público y contra la conservación de los intereses públicos y privados".





La impunidad

Colina Pulido, evitando la condena, luego de ser escondido por sus cómplices, huyó hacia Colombia donde, tras permanecer un corto tiempo, logró llegar a EE UU en diciembre del 2003.

Luego de solicitar asilo político, fue liberado del centro de Detención de Krome en abril del 2006, luego de que el Juez de Inmigración Neale Foster, desoyera su solicitud, a tenor con la demanda de extradición hecha por Venezuela, en donde se acusaba por sus actividades terroristas. El Departamento de Estado se opuso a la solicitud venezolana, confirmando una vez más a su país como refugio impune para criminales.

El documento de solicitud de extradición, decía: “El Juzgado Undécimo de Primera Instancia en Funciones de Control del Circuito Judicial del Área Metropolitana de Caracas, mediante oficio Nº 114-04  del 26 de enero de 2004, solicitó a la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia, según lo establecido en el artículo 392 del Código Orgánico Procesal Penal, la tramitación de una EXTRADICIÓN ACTIVA en contra del ciudadano JOSÉ ANTONIO COLINA PULIDO, venezolano y portador de la cédula de identidad N° 12.094.230; y así mismo en contra del ciudadano GERMÁN RODOLFO VARELA LÓPEZ, venezolano y portador de la cédula de identidad N° 10.697.857, según información que suministró la Directora General de Relaciones Consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores, en la cual notificó que la Embajada de Venezuela, acreditada en la ciudad de Washington en los Estados Unidos de América, informó que los ciudadanos ingresaron a ese país solicitando asilo político, y que en la actualidad se encuentran detenidos en el Centro de Detención de Krome, en Miami.”

Una de las obras terroristas de Colina

En su escrito de acusación el Representante del Ministerio Público expresó lo siguiente:

“De la investigación realizada por funcionarios adscritos a la División Nacional Contra el Terrorismo del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en fecha Martes 25 de  Febrero del presente año, siendo las 02:15 se suscitaron dos hechos en la ciudad de Caracas, que conmocionaron a la población venezolana, como lo fueron los atentados terroristas a la sede del Consulado General de la República de Colombia, ubicado en la calle Guaicaipuro con avenida Casanova, el Rosal, Chacaito Municipio Chacao, del Estado Miranda y  oficina de Comercio Internacional de la Embajada de la república (sic) de España, ubicada en la avenida Mohedano la Castellana Caracas, Distrito Capital, las cuales fueron destrozadas totalmente por el impacto de las explosiones y causado daños físicos a las estructuras de los edificios aledaños a éstas, donde resultaron heridas las siguientes personas: JOSE MEDINA GANDORRA MARIN, titular de la cédula de identidad número v-11.931.154, oficial de seguridad del Consulado Colombiano;  MATILDE MERCADO ALCALÁ cedula (sic) de identidad número V-6.194.700 la menor YOLIANA PEREZ residentes del edificio BLANDIN, ubicado frente a la sede diplomática Colombiana y en la explosión de la embajada Española resultó herido el ciudadano GONZALEZ AREVALO ENRIQUE, titular de la cédula de identidad número v-13.717.099, quien funge como vigilante del edificio Ovel Park, ubicado frente a la referida sede diplomática, todos estos con diversas excoriaciones en distintas partes del cuerpo a causa de los impactos producidos por los vidrios de los ventanales de los edificios,  y en  el transcurso de las investigaciones se ha determinado que los ciudadanos JOSE ANTONIO COLINA PULIDO, de nacionalidad venezolano (sic), titular de la Cédula de Identidad N° V-12.094.230 y GERMAN RODOLFO VARELA LÓPEZ, de nacionalidad venezolano (sic), titular de la Cédula de Identidad N° V-10.697.857, son participes (sic) de los atentados terroristas a dichas sedes diplomáticas, siendo que el teniente (sic) VARELA y Teniente COLINA, salieron de la Plaza Altamira en unas motos Harley Davinson, ya que era la forma más rápida para llegar a la Embajada y el Consulado con los explosivos, activando el explosivo de la Embajada de España el Teniente VARELA y el explosivo del Consulado de Colombia el Teniente COLINA, esta activación la hicieron a través de celulares marcas talkbaut (sic) de Telcel...”.
(http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scp/febrero/024-040204-E040039.HTM)

En el año 2009 fundó el grupúsculo provocador conocido como la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), convirtiéndose en colaborador de varias agencias de inteligencia norteamericanas, participando con las mismas en acciones contra Venezuela y otras naciones progresistas, sobre todo en la incitación a la violencia y en los mecanismos de manipulación mediática elaborados por las mismas en forma de diferentes programas secretos.

Una prueba de su rol como instrumento de los planes desestabilizadores contra Venezuela, como incitador de oficio, se puso de manifiesto en su “Mensaje de José Antonio Colina Pulido a los cuadros medios de la Fuerza Armada Nacional”, fechado el 22 de febrero de 2013, en el que llamó a la desobediencia del orden constitucional. 

Igualmente, el 9 de febrero de 2014, emitió un comunicado a través de Veppex en el que apoyó abiertamente a las guarimbas fascistas en Venezuela, mostrando su alineamiento a los sectores más radicales y violentos de la derecha venezolana.

Vínculos mafiosos 

Conocidos son los vínculos de este terrorista con criminales de amplio prontuario violento dentro de la mafia terrorista anticubana. A finales de febrero 2009, a iniciativa de Posada y de Ángel De Fana Serrano, Participó en un encuentro en Miami con un grupo de exiliados de línea dura, entre los que se encontraban varios ex militares venezolanos como el coronel del ejército Gustavo Díaz, el capitán traidor de la Guardia Nacional Javier Nieto Quintero, vinculado en el 2004 a un caso de paramilitares colombianos, y Patricia Poleo, vinculada al asesinato del fiscal Danilo Anderson,  con el fin de conspirar contra el gobierno de Venezuela.

Colina fue activo participante en la fuga del terrorista venezolano Raúl Díaz Peña, en septiembre del 2010, junto a otros mafiosos de Miami, quien estuvo vinculado con él en acciones terroristas en el 2003.

También Colina estuvo presente cuando, el 17 de noviembre del 2010, el congresista norteamericano Connie Mack, arengó en público a la contrarrevolución para participar en planes magnicidas contra el Comandante Hugo Chávez.

Meses después, en julio 2011, y días después del arresto en Caracas, del terrorista salvadoreño Francisco Chávez Abarca, Colina estuvo presente en un encuentro promovido por la ultraderecha venezolana en Miami -Independent Venezuelan American Citizens (IVAC), y Venezolanos Presos Políticos en el Exilio (Veppex)-, con la siempre presencia de patricia Poleo, en que la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen arengó a los presentes a derrocar al gobierno venezolano.

Teniente Jose Antonio Colina con el Jefe del Comando Sur de los Estados Unidos General Douglas Fraser. Dic. 2010

Colina participó el 26 de febrero de 2012 en un encuentro con la congresista mafiosa  Ileana Ros-Lehtinen, en el restaurante El Arepazo, en la Ciudad del Doral, condado de Miami-Dade.

Días después, el 15 de abril de 2012, se promovió la fusión de las mafias cubanas y venezolanas, articulando sus acciones para atacar a Cuba y Venezuela, siendo el propio Colina Pulido el organizador del encuentro. Bendiciendo la unión, estaban presentes Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart.

Cuando el taimado y conspirador alcalde Antonio Ledezma estuvo en Miami, el 6 de mayo de 2013, se supo que el mismo mantuvo encuentros con varios conspiradores y terroristas como el propio Colina Pulido y otros, tales como el vice almirante Carlos Molina Tamayo, José Antonio Colina Pulido, Eligio Cedeño, Nixon Moreno, Raúl Díaz, Nelson Mezerhane, Patricia Poleo y Johan Peña.

Meses después, el 17 de diciembre de 2013, Colina y sus socios de las otras organizaciones de la derecha anti bolivariana, se lanzaron a una campaña para exigir la expulsión de la cónsul general de Venezuela, Livia Acosta, y del vicecónsul Edgar Belandria. Fue el propio Colina el capitancito de estas acciones difamatorias, en alianza con miembros de la derecha norteamericana como Otto Reich y los mafiosos anticubanos en el Congreso.

Colina junto al terrorista Saúl Ramón Sánchez Rizo


Colina también estuvo involucrado el 3 de octubre de 2014 en las maniobras para presionar a EE UU para que le concedieran refugio en Miami a JJ Rendón.

Conclusiones

Las llamadas historias de Hollywood a las que alude el señor Colina en sus tweets no tienen nada de fantasioso. Su prontuario como criminal le acusa directamente con los planes terroristas que se traman actualmente contra Venezuela. Así, señor Colina, no gaste tweets conmigo, que lo tengo bien colimado como provocador, terrorista y conspirador.


Percy Francisco Alvarado Godoy.

1 comentario:

  1. Con el historial que aportas y los amigotes que se manda lo describes bien ¡provocador, terrorista y conspirador! No en vano se encuentra en la parte de Miami que constituye su cloaca

    ResponderEliminar

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...