jueves, 17 de julio de 2014

¿Qué se esconde detrás del derribo del #MH17 de #MalasyaAirlines?




Otra vez el misterio rodea la suerte de un Boeing 777 de Malasyan Airlines, cuando una nave de este tipo –identificada como MH17 y con la identificación de la aerolínea holandesa KLM, que lo empataba como el vuelo KL4103-, fue derribada por un misil lanzado por un avión o desde tierra y cayó cerca del poblado de Snézhnoye, provincia de Donetsk, provocando la muerte de 295 personas  -entre ellos  80 niños-, así como 154 holandeses, 27 australianos, 23 estadounidenses, 23 malayos, 11 indonesios, seis británicos, cuatro franceses, cuatro alemanes, cuatro belgas, tres filipinos y un canadiense, aunque quedan cerca de 47 por identificar.

Según se determinó el Boeing 777 partió desde Ámsterdam a las 12:15 pm (hora local) y arribaría a Kuala Lumpur a las 6:10 am del próximo día, según la hora local de Malasia.

Reacciones de las aerolíneas.

British Airways informó que sus vuelos no están utilizando el espacio aéreo ucraniano, con la excepción de su ruta diaria entre el aeropuerto de Heathrow y Kiev, aunque revisará la seguridad de mantener dicho recorrido, mientras que Air France tomó la decisión de no volar por el este ucraniano. Por su parte, Aeroflot y Transaero, las dos principales aerolíneas rusas, han declarado no cruzar por espacio aéreo de Ucrania a partir de este incidente.

En abril pasado, la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos advirtió sobre de los riesgos de volar sobre esta zona de conflictos.

Hipótesis

Una de las más fuertes hipótesis sobre el trágico suceso es que el Boeing 777 fue derribado por un misil ucraniano, al confundirlo con el avión presidencial ruso, en que viajaba Vladímir Putin, según lo afirman fuentes de la Aviación de Rusia. Esta hipótesis se sustenta en que, tanto el avión presidencial y el Boeing de Malaysia Airlines, se cruzaron en el mismo punto y en el mismo corredor, cerca de Varsovia, a una altitud de 10.100 metros, con una diferencia de más de unja hora. La similitud en el contorno de ambas aeronaves es parecida, así como sus las dimensiones lineales y sus colores pueden ser confundidos a cierta distancia.

Un elemento importante es que un controlador aéreo ucraniano afirma que el Boeing 777 volaba escoltado por dos cazas de Kiev casi hasta el momento mismo en que desapareció de los radares.

El presidente ruso, Vladimir Putin, responsabilizó a Ucrania por el incidente.

Otra de las informaciones apunta a que el derribo fue realizado por grupos separatistas que rechazan al gobierno de Ucrania, dirigido por el presidente Petró Poroshenko. Esta hipótesis tiene una evidente tendencia manipuladora y la misma tiene como objetivo aumentar más las tensiones e inculpar a Rusia ante la opinión pública internacional.

Al respecto, sobre las 20:10 horas locales, el asesor del Ministerio del Interior de Ucrania, Anton Gueráshenko, declaró que el Boeing-777 fue abatido por un cohete tierra-aire lanzado por un sistema de misiles BUK en una zona de Donetsk, cercano a la ciudad de Snezhnoye, bajo el control de los milicianos separatistas. 

En esta dirección, según el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), existen dos supuestas grabaciones telefónicas interceptadas que inculpan a los separatistas.  Una de ellas, según el SBU, es realizada entre un jefe separatista nombrado Igor Bezler y un oficial del GRU en que se auto inculpan del derribo del avión. A todas luces, la credibilidad de esta versión es dudosa y pudo ser fabricada.

Sin embargo, los separatistas niegan esta versión gubernamental aduciendo que no poseen misiles con la capacidad suficiente como para derribar un avión comercial a esa distancia, lo que fue confirmado por  la propia Casa Blanca, según la cadena NBC. 

A tenor con esta postura, el primer ministro de la República Popular de Donetsk manifestó su disposición para acordar un alto el fuego humanitario de dos o tres días en el este de Ucrania, con vistas a que se realicen  las investigaciones pertinentes en el lugar de la caída del Boeing 777 de Malaysia Airlines. 

La tercera de las hipótesis, sostenidas por los separatistas confirman, en su sitio oficial de Internet, que el Boeing 777 fue derribado por un caza ucraniano. Según varios testigos presenciales en la República de Lugansk, un misil proveniente de un caza ucraniano hizo impacto directo en el avión, partiéndolo en dos partes. La caja negra del vuelo MH17 de Malaysia Airlines, se encuentra en poder de los separatistas, quienes adelantaron que serán ellos quienes investigarán el ataque y no el gobierno ucraniano. No negaron, sin embargo, la presencia de expertos extranjeros.

Una cuarta hipótesis, tratada de promover por Ucrania, inculpa a misiles rusos como causantes del derribo, lo que expresa la clara intención de Kiev de crear fuertes tensiones, aún mayores que las existentes, entre Rusia y EE UU, así como hacer que la UE se plegue aún más a la posición norteamericana en relación al conflicto entre Rusia y Ucrania.

Reacciones

Varias han sido las reacciones internacionales. El primer ministro de Holanda, Mark Rutte, manifestó consternación por las víctimas del siniestro, mientras que el presidente de EE.UU., Barack Obama, declaró en un discurso efectuado en Delaware, la intención de su gobierno por investigar las causas del incidente y cooperar con la investigación.

Por su parte, autoridades rusas han solicitado permiso a Ucrania para colaborar en las tareas de búsqueda e investigación sobre las causas del derribo del vuelo MH17.

Los servicios de inteligencia de EE UU han confirmado que fue un misil la causa del derribo del vuelo MH17, aunque no han podido comprobar, hasta el momento, quién fue el responsable. El propio Obama, conversó con los líderes de Ucrania y Malasia desde el avión presidencial Air Force One, advirtiendo contra cualquier manipulación o desaparición de pruebas sobre el siniestro. En este sentido, instó a preservar el lugar de la caída del avión.


Un alto oficial de Estados Unidos confirmó a CNN el derribo del vuelo MH17 por un misil, lo que fue comprobado por un sistema de radar que vio al  misil rastrear la aeronave antes de que el avión fuera derribado. Otro sistema, identificó una marca de calor en el instante de la caída del avión. Sin embargo, el funcionario guardó total anonimato.


Aunque no ha sido convocado aún por este motivo, el Consejo de Seguridad de la ONU pedirá una investigación sobre las causas del siniestro del avión malasio hoy en el este de Ucrania, informaron fuentes oficiales. Además se informó que mañana, a las 10:00 hora local, se realizará una reunión extraordinaria para debatir la situación en Ucrania, según informó la oficina de prensa de la representación del Reino Unido en la ONU, con lo que se abordará el tema del avión derribado. El presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, el representante de Rwanda, Eugene Richard Gasana, hizo la misma convocatoria.

François Hollande, presidente de Francia, se sumó a la solicitud urgente por aclarar el fatídico incidente, a la par que activó el centro de crisis del Ministerio de Exteriores galo, con el fin de r4ecabar toda la información posible. Al mismo tiempo, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, se sumó al pedido de aclaraciones sobre las causas del derribo del avión siniestrado.

Otros mandatarios europeos y de otras naciones han manifestado su pesar e interés por aclarar quién fue el responsable del acto terrorista y criminal.

La comunidad internacional exige el esclarecimiento de los hechos y que no caiga, en este caso, un velo negro y sospechoso, tal como ocurrió con el vuelo MH370. Alertamos sobre el peligro de que se manipule este incidente para aumentar la tensión en la región, inculpando a Rusia y buscando un inmerecido apoyo para Kiev por parte de EE UU, la UE y el resto de la comunidad internacional.


Percy Francisco Alvarado Godoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...