lunes, 14 de julio de 2014

Un nuevo intento de implicar a Cuba con tráfico de armas.



http://www.heatherrobinson.net/wp-content/uploads/2010/09/ahmadinejad_003.jpg

Claudia Rosett, “encumbrada” periodista norteamericana y ferviente manipuladora de los temas relacionados con países como Corea del Norte, Irán, Cuba y otras naciones progresistas, ha tratado de impostar otra nueva burda maniobra anticubana relacionada con la “misteriosa” desaparición del barco norcoreano Mu Du Bong, entre los días del 1 al 9 de julio, sugiriendo que el mismo se acercó peligrosamente a aguas norteamericanas sin ser detectado.

La revista Forbes, con su acostumbrada participación en la guerra ideológica anticubana, hizo eco a esta “investigadora”, cuya frecuente misión es vincular a naciones progresistas con supuestos contrabando de armas, el tráfico de estupefacientes, falsificación, lazos terroristas, misiles y proliferación nuclear, buscando influir en la política exterior norteamericana y agitar la hostilidad de su nación en la arena internacional.

La hipótesis planteada por Rosett,   quien labora en el la Fundación para la Defensa de las Democracias, una especie de organización vinculada al Pentágono y otras agencias especiales, es inculpar a Cuba de haber dado protección al barco norcoreano en su "sospechoso" recorrido.

Según ella, el Mu Du Bong había arribado el 29 de junio a Cuba, desapareciendo del monitoreo yanqui entre el 1 y el 9 de julio, para aparecer nuevamente el 10 de julio en puertos habaneros, dirigiéndose posteriormente al Golfo de México, hacia una posición cercana a las costas de Texas.

Todo el recorrido del barco parece haber sido monitoreado por Estados Unidos desde que partió del Mar de China y se dirigió al puerto ruso de Najodka, cruzando posteriormente el Canal de Panamá y siendo localizado el 25 de junio cerca del puerto de Mariel.

Luego de especular sobre si este carguero no cumplía misiones similares al Chong Chon Gang, detenido hace algún tiempo en el Canal de Panamá, bajo la controversial acusación de contrabandear armas de Cuba hacia Corea del Norte, Rosett alerta, más bien especula, sobre una posible amenaza para los Estados Unidos.

Luego Rosett da rienda suelta a la especulación. Según ella, esta embarcación fue inculpada por las autoridades niponas en el 2012, como perteneciente a la Mariner’s Shipping and Trading Company S, con base en Pyongyang, y sospechosa de estar “asociada con las exportaciones ilegales de mercancías relacionadas con las armas de destrucción masiva”.

Luego lanza dos insidiosas interrogantes cuya intención es manipular los hechos para levantar falsas dudas sobre Cuba: ¿Quién proporciona el seguro para la Mu Du Bong? y ¿quién pagó los honorarios para el paso del Mu Du Bong el mes pasado por el Canal de Panamá? 

¿Quién es Claudia Rosett?

Claudia Rosett labora como periodista residente en la Foundation for the Defense of Democracies (Fundación para la Defensa de las Democracias), una especie de think-tank basificado en Washington D.C. Trabajó para The Wall Street Journal en 1984, a cargo de la página editorial de The Asian Wall Street Journal hasta 1986. Estuvo en la India en 1992 y, posteriormente, en Moscú, en 1993. 

Regresó a EE UU en 1997, pasando a formar parte del Consejo Editorial de  The Wall Street Journal hasta el año 2002. En esos momentos escribió una columna titulada “The Real World”, para The Wall Street Journal Europe y para Opinionjournal.com, desde julio del 2000 hasta diciembre del 2005.

Es frecuente invitada en programas televisivos en donde usa con frecuencia matrices de opinión para satanizar a países progresistas como Corea del Norte, Irán, Siria, China, Rusia, Cuba, Venezuela y otras naciones, manifestando un ideario de ultraderecha y manipulando el tema de supuestas amenazas para EE UU.

También ha escrito en The National Review, The New York Times, The Philadelfia Inquirer, USA Today, Commentary, The New Republic y The Weekly Standard, entre otros.

Su influencia le ha hecho disertar e influir tanto en el Departamento de Estado, el Departamento de Defensa, así como en varios Comités y Sub Comités de la Cámara y el Senado del Congreso norteamericano, en donde ha defendido las posiciones ideológicas de la ultraderecha.

Su aval profesional es el siguiente: posee una licenciatura de la Universidad de Yale (1976), una maestría en Inglés Literatura de la Universidad de Columbia (1979) y un MBA de la Universidad de Chicago Graduate School of Business (1981).

En qué se equivoca la señora Rosett.

Existen muchas razones que desmienten el tramado mediático que trata de manipular la señora Rosett.

El primero de ellos es que la embarcación coreana fue debidamente inspeccionada al pasar el Canal de Panamá, no encontrándose algo sospechoso en la misma.

En segundo lugar, resulta prácticamente imposible que un barco “desaparezca” del control norteamericano que ejerce el Comando Sur de los Estados Unidos (USSOUTHCOM) sobre todas las áreas de América Central y el Caribe. Se sabe que éste - uno de los diez Comandos Combatientes Unificados (Cocom) del Departamento de Defensa y con base en Miami, Florida-, ejerce un detallado control sobre los países latinoamericanos, responsabilizado -según WikiLeaks-, con “proporcionar planificación de contingencia, operaciones, y la cooperación de seguridad para América Central y del Sur, el Caribe, particularmente en el caso de Cuba, y, particularmente, en la defensa del Canal de Panamá y la zonas adyacentes.

¿Cómo es posible que el USSOUTHCOM, así como las diversas agencias gubernamentales como la NSA, la DIA, la CIA, entre otras, así como  la Guardia Costera no hayan podido localizar el supuesto recorrido del Mu Du Bong? 

¿Qué elementos tiene la señora Rosett, salvo su odio visceral hacia Corea del Norte, China, Rusia y Cuba, para especular sobre un supuesto peligro para la seguridad nacional de EE UU?

¿Resulta para ella ineficiente la labor de la Joint Interagency Task Force, radicada en Key West, Florida, encargada de la detección y supervisión de cualquier navío o avión que sea ubicado en la zona en la que, según ella, “desapareció” el Mu Du Bong?

¿Se habrá olvidado la señora Rosett que actualmente, y desde hace algún tiempo, se encuentran activas por parte del USSOUTHCOM las iniciativas subregionales conocidas como Iniciativa de Seguridad Regional de América Central (CARSI) y la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI), implementadas para aumentar el papel hegemónico de los EE UU en la región?

¿Querrá ella, acaso, apoyándose en el embuste de la desaparición del vuelo MH 370 de Malasyan Airlines, repetir tan absurda historia?

 ¿Y para qué sirvió el NORAD y su compleja red de espionaje satelital?

La burda mentira sobre una supuesta desaparición del Mu Du Bong y de fabricar inexistentes amenazas contra EE UU, es una parte más de la guerra ideológica anticubana y no resulta nada casual que se haya esgrimido a raíz de la reciente visita del presidente ruso Vladimir Putin a Cuba.

Como siempre, repetimos a Forbes, a la señora Rosett, y a cualquier interesado, que Cuba no tiene nada que esconder y solo busca un amistoso y cortés entendimiento con su vecino del Norte, sobre la base del respeto mutuo y la cooperación en aquellas actividades que lo ameriten.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...