miércoles, 30 de julio de 2014

Venezuela no cede a presiones USA



 

La portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Marie Harf, dio a conocer, mediante comunicado, que su gobierno ha decidido revocar los visados a varios representantes del Gobierno de Venezuela por supuestos "abusos de los Derechos Humanos" cometidos en los últimos meses en la nación bolivariana.

Con la habitual prepotencia y sin tener la moral para hacerlo, EE UU manipula la realidad venezolana e inicia acciones de presión contra funcionarios del gobierno de Maduro.

Esta visión distorsionada y manipulada se resume en el siguiente comentario de Harf: "Hemos visto en repetidas ocasiones cómo se reprimen expresiones legítimas de disidencia a través de la intimidación judicial, para limitar la libertad de prensa y silenciar a miembros de la oposición política".

Como era de esperarse, el reaccionario senador Marco Rubio, promotor de un proyecto de ley presentado en el Senado junto a otros mafiosos congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, Bob Menéndez y Mario Díaz-Balart, a los que se unió  Bill Nelson,  para sancionar a funcionarios venezolanos, aplaudió la medida adoptada por el gobierno de Obama.

No contento con esto, amenazó con seguir presionando para endurecer las acciones contra Venezuela. Al respecto, declaró: "La Administración de Obama ha dado un primer paso importante al anunciar la prohibición de visados que restrinjan los viajes de los violadores de los derechos humanos y sus familias a EEUU A esta acción le debe seguir la congelación de activos también". 

La respuesta de Venezuela no se hizo esperar, esta vez en voz de Elías Jaua Milano, canciller bolivariano, quien instó a su contraparte a actuar con serenidad, en una rueda de prensa: “Yo creo que las autoridades del Departamento de Estado y los EE.UU. tienen que serenarse, tienen que tomar todo esto que está pasando en América Latina en estos últimos quince días con mucha seriedad, con mucha serenidad".
 
Jaua insistió en que, aun cuando no han recibido notificación sobre esta medida, la misma será analizada por el gobierno venezolano. En tono de burla, expresó: "los perros ladran", en una paráfrasis de El Quijote.

A la par, el canciller Jaua rechazó cualquier presión sobre Aruba, argumento que ha sido manipulado en una campaña mediática contra el gobierno de Maduro.

Coincido con Jaua en el hecho de que la positiva acción venezolana en el campo de la arena internacional, reconocida por muchos gobiernos y expertos, tanto en la conformación del Banco del Sur, así como en el nuevo Mercosur, en el foro de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (Celac)-China, en el foro entre los países emergentes BRICS y en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), han representado una amenaza para los planes hegemonistas de EE UU. 

La desesperación y la impotencia, así como una descontextualización de sus evaluaciones sobre política internacional, atemperada a la realidad actual, son los grandes fallos de la Casa Blanca.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...