martes, 23 de septiembre de 2014

Amenaza velada contra Siria, es amenaza a la Paz.



http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2013/08/la-proxima-guerra-mapa-siria-avion-de-combate-ataque.jpg


Luego de su anuncio amenazante desde hace algunas semanas, EEUU ha comenzado sus ataques aéreos contra bastiones del Estado Islámico (EI) en Siria, contando con la colaboración de cinco naciones árabes, Bahréin, Jordania, Arabia Saudí, Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, usando un poderoso despliegue aéreo y marítimo, y llegando a usar, incluso, más de 150 bombas de alta precisión, en 14 rondas de ataques. Se ha conocido que dichas arremetidas fueron realizadas por aviones cazas, drones y misiles Tomahawk", lanzados desde aguas internacionales y sin contar con la anuencia de Siria.

Obama tratará de justificar estos ataques –con indudable corte agresivo y violatorio de la soberanía siria-, en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York.

En realidad, fue EEUU quien capitalizó los ataques, contando con la probación diplomática y bases de apoyo en las cinco naciones árabes confabuladas en la agresión.

Hasta el momento se conoce que, supuestamente, los blancos fueron objetivos de Daesh en Al Raqa, Deir al Zur, Al Hasaka y Albu Kamal, hacia donde fueron lanzados 47 misiles crucero Tomahawk desde los destructores USS Arleigh Burke y el USS Philippine Sea, desplegados en aguas internacionales en el Mar Rojo y el Golfo Pérsico Norte. Otros medios sofisticados usados por EE UU fueron los modernos F-22 Raptor, drones, cazas y, posiblemente, un avión bombardero.

En este ataque participaron cazas de la Real Fuerza Aérea de Bahréin, así como modernos F-15 y Eurofighters de Arabia Saudita, además de varios Mirage y F-16 por parte de Los Emiratos, según diversas fuentes.


Además de los ataques contra Daesh, otros blancos escogidos fueron concentraciones de los terroristas del grupo Khorasan, una derivación de Al Qaeda, ubicados cerca de Alepo.

Un Tweet del Comando Central de Estados Unidos confirma los ataques:


Estos primeros ataques contra terroristas en Siria, se suman a la escalada iniciada desde agosto por parte de EEUU, en Irak.

La agresión norteamericana contra territorio sirio, sin embargo, ha sido cuestionada seriamente por otras naciones, sobre todo Irán, la propia Siria y Rusia.

Rusia ha sido clara al respecto: "los bombardeos de Siria por parte de EE.UU. y sus socios requieren no solo una 'notificación' unilateral formal de Damasco, sino la aprobación de Siria o la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU".
La evidente violación de normas internacionales por parte de EE UU sus aliados, sin tener la aprobación y coordinación del legítimo gobierno sirio es un acto de desesperada piratería y de la ley internacional.

En este contexto, tanto Rusia como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pidieron ayer la unificación de los esfuerzos internacionales para luchar contra el grupo takfirí Daesh en Siria, durante una conversación telefónica entre el presidente ruso Vladímir Putin y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ocasión en que Putin mantuvo la posición rusa al respecto.

Según AFP, el Departamento de Estado pudiera haber informado a Siria de estos ataques a última hora, a través del representante de Siria ante la ONU, según informó hoy un portavoz de la cancillería siria. Luego daría a la luz un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria confirmando tal versión. 

En el día de hoy, el presidente sirio, Bashar al Asad, estuvo de acuerdo con cualquier esfuerzo internacional en la lucha contra los terroristas en su país, aunque advirtió que toda acción debe ser coordinada y atemperada con la tarea de detener todo tipo de apoyo a los terroristas. Al-Asad no es tonto y valora los riesgos de que sean sus enemigos tradicionales los que hoy intervienen en el territorio de su país.

Lo cierto es que la formación de una coalición internacional propuesta por Obama junto a aliados escogidos selectivamente -excluyendo de forma deliberada a Irán, Siria y Rusia-, no persigue solamente acabar con el terrorismo en Siria, sino promover por vía violenta y de manera enmascarada el derrocamiento del gobierno de Bashar Al-Assad y cambiar la correlación de fuerzas en la región a favor del hegemonismo norteamericano.

Bahréin confirmó hasta el momento su participación en los bombardeos en Siria, según reportó una fuente militar citada por la agencia BNA, comprometiendo a otras naciones del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integradas por  Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Omán, Kuwait y Catar. Igualmente, Jordania ha reconocido su implicación en el ataque a través del Ministro de Información, Mohamad al Momani, según Al Jazeera. 

La manipulación mediática de los acontecimientos ha tratado de satanizar al gobierno sirio, culpándolo de crímenes que no ha cometido, muchos de los cuales son realizados por los terroristas financiados por las mismas naciones que hoy integran hipócritamente esta dudosa coalición. Fue la preparación sicológica de la opinión internacional para perpetrar la agresión.

La cuestionable agresión a Siria ha comenzado a ver su lado siniestro. Se sabe que empezaron a ocurrir muertes de al menos ocho civiles, entre ellos tres niños, lo que cuestiona la eficacia de las arremetidas. Estas muertes ocurrieron en ser atacado un edificio residencial, supuestamente ocupado por terroristas del Frente Al Nusra. Luego del vasto despliegue militar, se contabilizan cerca de 50 muertos entre los terroristas.

La opinión pública internacional ha de estar atenta a los acontecimientos en Siria, cuyas consecuencias son, hasta el momento, impredecibles. EEUU y sus aliados han actuado con desespero y sin un plan debidamente aprobado por la comunidad internacional en su totalidad. Nuevos peligros y amenazas se ciernen en el Medio Oriente.


Percy Francisco Alvarado Godoy

Con información de agencias, Russia Today e HispanTV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...