lunes, 15 de septiembre de 2014

Conexión saudí del 11-S facilitó avance radical

Bob Graham, exgobernador demócrata de Florida y senador durante 18 años, encabezó la investigación legislativa sobre los ataques del 11-S.
 
13 años de los atentados en las Torres gemelas
El pasado 11 de septiembre del 2014 se cumplió un año más de los atentados en las Torres gemelas, donde perdieron la vida casi 3 mil personas.(Archivo)

La “falla” de Estados Unidos en no indagar la conexión saudita con los atentados del 11-S en Nueva York, Washington y Pennsylvania es uno de los factores que contribuyó al surgimiento de los radicales de IS, manifestó Bob Graham, exgobernador demócrata de Florida y senador durante 18 años, que encabezó la investigación legislativa sobre los ataques.

Entrevistado por The Independent luego del 13 aniversario de los atentados, Graham, quien dirigió el Comité de Inteligencia de la Cámara Alta, cuestionó el entrenamiento de hasta 5 mil rebeldes sirios por año en Arabia Saudí, cuya monarquía es acusada de financiar y ayudar a “los elementos más extremos entre los sunitas”.

El exlegislador ya ha criticado a El Riad en un libro sobre su cooperación con el espionaje, e insistió en que “la falla en arrojar luz en las acciones sauditas y particularmente en el 11-S, ha contribuido a su capacidad para seguirse involucrando en actos que son una amenaza para EU, en especial su respaldo a IS”.

Aseveró que el tema podría aclararse si 28 parrafos censurados de su averiguación se hacen públicos, lo que el presidente Barack Obama prometió en su primera campaña electoral en 2008 pero incumplió.

Graham añadió que no entiende esta censura, hasta cierto punto explicable en el caso de George W. Bush y su familia, que cultivaron una estrecha relación de negocios con la dinastía de los Saud y el mismo Osama bin Laden. En ese sentido, The Guardian aborda el respaldo de las monarquías del Golfo Pérsico a los integristas y recuerda que Arabia Saudí ha decapitado a 22 personas por “brujería” y delitos menores de drogas desde el 4 de agosto.

Resaltó que de acuerdo a un informe oficial de la entonces canciller Hillary Clinton revelado por Wikileaks, los donantes saudíes “son la fuente más significativa de financiamiento mundial para los grupos terroristas sunitas”, mientras que Qatar ostenta el peor récord de colaboración antiterrorista con EU.

Gabriel Moyssen


El Financiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...