sábado, 13 de septiembre de 2014

Dos actitudes en la mujer ante la guerra en Siria


Terrorista británica del Estado Islámico © REUTERS


Según comentó una fuente a 'The Daily Mirror', decenas de mujeres británicas vinculadas al Estado Islámico se encuentran operando burdeles en Siria para dar satisfacción a los desalmados terroristas del ISIS. Las mujeres usadas en estos antros son víctimas secuestradas por el grupo terrorista y sometidas al uso sexual y a todo tipo de vejámenes.

Hasta el momento se ha podido determinar que las mujeres capturadas como botín de guerra y sometidas al escarnio y el abuso sexual son féminas que, según las cuales los preceptos islamistas no consideran musulmanas, tales como yazidíes, cristianas y de otros grupos étnicos.

Lo cierto es que las casi 60 británicas que sirven al Estado Islámico en Siria e Irak se han convertido en una especie de agentes represores de la policía religiosa femenina Al-Khansaa, para dar cumplimiento a las indicaciones de la sharia con respecto a la mujer.

Lo más absurdo y criticable es que estas británicas – cuyas edades oscilan entre los 18 y los 24 años-, publican regularmente sus atrocidades en las redes sociales.

El Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICSR) ha desnudado esta detestable práctica de las mujeres británicas unidas al terrorismo en el Medio Oriente.

Como contraste, ante la carencia de recursos bélicos suficientes para enfrentar las atrocidades del Estado Islámico en Siria e Irak, las fuerzas kurdas han creado un ejército femenino para enfrentar a los terroristas, basándose en el efecto sicológico provocado ante los mismos, según detalla El Comercio. Todo radica en que los musulmanes es un haram o maldición el matar a una mujer combatiente, lo que les privaría, según su fe, el poder ir al paraíso. 

El ejército femenino que hace temblar al Estado Islámico
Combatientes Kurdas enfrentando al Estado Islámico © REUTERS Massoud Mohammed

El efecto de encontrarse cara a cara con una mujer en combate contribuye a desmoralizar a los miembros del terrorismo yihadista, a lo que se suma que las mujeres kurdas, sabiéndose posibles víctimas de venideros escarnios si son capturadas, luchan con una valentía inimitable.

Hoy por hoy, estas luchadoras, contrariamente de lo que hacen las explotadoras sexuales venidas del Reino Unido, representan un tercio de las fuerzas que enfrentan al terrorismo en Siria.

Estas circunstancias que afectan a las mujeres en el conflicto bélico, desde posturas contrapuestas, nos hacen reflexionar sobre el honor, la dignidad y otras cuestiones éticas, así como en la manipulación de la fe musulmana al antojo de los terroristas y cuya brecha es explotada por las potencias occidentales como EE UU, Reino Unido y otras naciones, para amamantar el flagelo del terrorismo, muestra de la perversión más siniestra e inhumana que el mundo ha conocido.


Percy Francisco Alvarado Godoy

Con información de Russia Today

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...