domingo, 12 de octubre de 2014

Benito Mussolini y sus primeros pasos en el cine de Hollywood


 

Benito Mussolini, el dictador italiano que supo comprender el poder que el cine tenía como herramienta de propaganda, también saltó a la gran pantalla para convertirse en actor de Hollywood, tal y como demuestra "The Eternal City", una película de 28 minutos recién descubierta en Nueva York.

Ha sido la profesora y estudiosa del cine italiana Giuliana Muscio quien ha encontrado este filme que fue producido por Sam Goldwyn en 1923 y que hasta ahora permanecía en el Museo de Arte Moderno de Nueva York sin que nadie supiera de su existencia.

"La película estaba en el MoMa, pero nadie, ni siquiera los responsables del museo, había comprendido de qué se trataba. Era un filme perdido", recordó Muscio en una entrevista con Efe.

Investigadora y amante del mundo del celuloide, esta profesora que ejerce como docente en la Universidad de los Estudios de Padua (norte), confesó que se sintió atraída por archivos y textos que hablaban de esta cinta que nunca había salido a la luz.

"Tenía mis sospechas de que podía encontrarse en el MoMa, así que fue a investigar y encontré este fragmento", dijo.

El resultado son dos rollos de película de 28 minutos de duración que muestran la primera aparición del Duce, de la que se tiene constancia, en la gran pantalla como protagonista de una ficción.

"Se trata de un hecho sin precedentes que exigirá que la historia del cine se reescriba, porque hasta ahora los libros sí que hablaban de Mussolini y la propaganda o los noticiarios, pero nadie sabía de su faceta como actor", subrayó.

La cinta fue rodada un año después de la multitudinaria Marcha sobre Roma, la entrada a la capital protagonizada por Mussolini en 1922 con la que, apoyado por los camisas negras, inició su camino de ascenso al poder.

Muscio contó que el afán del cine hollywoodiense por ampliar sus fronteras y llegar a un público internacional pudo ser una de las razones que impulsaron a Estados Unidos a interesarse por Mussolini.

Además, según la investigadora, la película "permitió al régimen fascista ayudarse de una producción estadounidense para llevar su mensaje más allá de Italia, algo que con una película italiana no se habría conseguido".

"The Eternal City" fue la adaptación de la novela socialista homónima del escritor Thomas Henry Hall Caine que ya había sido versionada en el teatro y en el cine, pero que en esta ocasión se trató de una adaptación libre en la que el fascismo aparecía como el gran salvador del mundo.

La película cuenta la historia de David Rossi (Bert Lytell) y Roma (Barbara LaMarr), dos jóvenes que se crían juntos y que se prometen amor eterno, pero cuyo romance se ve interrumpido cuando el idealista David marcha a combatir en la guerra.

Durante su ausencia, Roma se convierte en una famosa escultora con la ayuda económica de Bonelli (Lionel Barrymore), un instigador a la violencia cuyo secreto mejor guardado es que ansía convertirse en el líder del Partido Comunista y en el dictador de Italia.

Pero su deseo se verá frustrado cuando David, teniente y brazo derecho de Mussolini, le asesine.

La cinta concluye con el triunfo del Fascismo y la firma de un documento por el cual Mussolini libera al patriota David Rossi y le permite continuar con la historia de amor que tenía con Roma.

"El intenso abrazo que protagonizan los dos jóvenes" invita al espectador a comprender que Mussolini es el gran líder que el mundo necesita.

"Mussolini participa activamente como personaje de la película", aseguró la investigadora italiana, antes de añadir que el dictador estaba "muy satisfecho por el carácter fascista de la película, tal y como escribió el operador de cámara Arthur Miller en uno de sus folios".

En estos escritos, según refirió la profesora, Miller alababa la disposición y el buen carácter del Duce, que "hablaba en inglés muy lentamente" y que no tenía problema en hacerse fotos con el equipo de rodaje.

La película ha sido recientemente presentada en las Jornadas del Cine Mudo de Pordenone (noreste) y será conservada en el MoMa, hasta que "alguna cinemateca italiana se interese por hacer una restauración y lo edite en formato digital", concluyó Muscio. EFE

Tomado de http://www.aguasdigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...