lunes, 13 de octubre de 2014

Buscan retrasar tres ejecuciones en Oklahoma

http://imagenes.publico.es/resources/archivos/2014/1/25/1390654196767La-inyeccion-letal-se-mueredn.jpg

El fiscal general de Oklahoma está tratando de retrasar tres ejecuciones próximas, entre ellas dos programadas para noviembre, alegando que el estado necesita más tiempo para obtener los fármacos necesarios y para capacitar al personal en el nuevo protocolo de inyecciones letales establecido después de que una ejecución salió mal en abril.

El fiscal Scott Pruitt presentó una notificación el viernes por la tarde con la intención de retrasar la ejecución de Richard Eugene Glossip, John Marion Grant y Charles Warner hasta 2015.

Warner estaba programado originalmente para morir el 29 de abril, la misma noche que el recluso Clayton Lockett se retorció y gimió en la camilla de ejecuciones, lo que llevó al estado a suspender todas las penas capitales en lista hasta que se realizara una revisión.


La nueva fecha de ejecución de Warner es el 13 de noviembre, pero Pruitt dijo en la notificación judicial que Oklahoma no tiene los fármacos ni el personal médico capacitado para efectuar la ejecución.

"El estado no quiere apresurar la implementación de este nuevo programa de formación, sobre todo tan aceleradamente después de la revisión al protocolo de ejecución", escribió Pruitt.

"El tiempo adicional solicitado para las tres ejecuciones dará (al Departamento de Prisiones de Oklahoma) el tiempo necesario para obtener los fármacos y el personal médico necesarios, para capacitar plenamente y a fondo a cada miembro del nuevo equipo de ejecución", agregó.

El director del Departamento de Prisiones de Oklahoma, Robert Patton, dijo en un comunicado el lunes que su oficina aprecia la solicitud de un retraso de 60 días.

Pruitt pidió que la ejecución de Warner sea reprogramada para una fecha no antes del 15 de enero, y que las ejecuciones de Glossip y Grant sigan a continuación.

Los tres se encuentran entre los 21 presos condenados a muerte que han demandado al estado para que cancele sus ejecuciones, argumentando que al recurrir a ciertos productos químicos en la preparación de sus inyecciones letales, el estado está experimentando con los condenados a muerte y violando la prohibición —contemplada en la Constitución de Estados Unidos— de castigos crueles o inusuales.

Associated Press Por SEAN MURPHY (AP)

Tomado de  http://www.metro.pr

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...