martes, 28 de octubre de 2014

Carter buscó negociar con Cuba en medio de la crisis de Mariel

Carter buscó negociar con Cuba en medio de la crisis de Mariel
Raúl Castro despide al expresidente de Estados Unidos Jimmy Carter y a su esposa Rosalyn el 30 de marzo de 2011, en el aeropuerto José Martí de La Habana, al término de su visita de tres días a Cuba. EFE

El presidente Jimmy Carter ofreció a Cuba una negociación con el objetivo principal de que la isla detuviera el flujo de migrantes en medio de la crisis de Mariel a cambio, entre otros, de acordar una lista de medicamentos que podrían excluirse del embargo, según documentos desclasificados recientemente y presentados por dos investigadores estadounidenses.
 
En los documentos consultados por AP el lunes, el gobierno de Carter le pidió a Cuba "cortar el flujo de emigrantes que salieron del puerto del Mariel hacia los EEUU", e "iniciar negociaciones confidenciales el 15 de septiembre (1980) en Nueva York, entre oficiales de inmigración de ambos países para establecer un programa destinado a ordenar la emigración desde Cuba hacia Estados Unidos". En el éxodo del Mariel, entre abril y octubre de 1980, unos 125.000 cubanos emigraron por mar hacia Estados Unidos.

Si Cuba accedía al pedido de Carter (1977-1981), el entonces mandatario se comprometía a que "en el primer trimestre de 1981, se realizarán conversaciones entre representantes de Estados Unidos y de Cuba que podrían ser suficientemente amplias como para abarcar todos los aspectos de las relaciones bilaterales y las preocupaciones mutuas", según el documento.

Desclasificados el 3 de junio de 2014, los documentos fueron mostrados a la AP por Peter Kornbluh y William M. Leogrande, autores del libro "Back Channel to Cuba" en el que contaron la historia oculta de las relaciones entre los dos países.


Kornbluh, director del Proyecto de Documentación Cubana del Archivo de Seguridad Nacional y Leogrande, profesor de la American University de Washington, presentaron el lunes el libro que no incluye el documento sobre Mariel.

Según el documento "inmediatamente antes" de las conversaciones previstas para 1981, el gobierno de Carter se comprometía a "considerar seriamente el establecimiento de una lista de medicinas raras que podrían quedar exentos del embargo". También estaba dispuesto a conversar con Cuba sobre el tema de los secuestros de aviones y sobre un acuerdo para establecer el servicio aéreo entre Cuba y Estados Unidos".

El presidente de la Coca Cola, Paul Austin, (1915-1985), fue uno de los emisarios enviados por Carter, en tanto Peter Tarnoff, secretario ejecutivo del departamento de Estado en ese entonces, también fue uno de los enviados que sostuvo dos reuniones con Castro, de acuerdo a KornBluh.

Kornbluh comentó que Castro manifestó su disposición a parar la crisis del Mariel en tanto Carter señaló que "retrospectivamente se dio cuenta que su error fue no haber abierto esas relaciones y esperar su segundo mandato".

Carter perdió frente a Ronald Reagan las elecciones para un segundo mandato en 1980.

El escritor colombiano Gabriel García Márquez fue otros de los emisarios entre Cuba y Estados Unidos, esta vez durante la presidencia de Bill Clinton (1993-2001) y a raíz de la llamada crisis de los balseros, en el verano de 1994, en la que unos 37.000 cubanos salieron a Estados Unidos por mar.

Kornbluh recordó como "en un almuerzo con Fidel Castro cuando empezamos a trabajar sobre el libro en el 2005, en la conversación nos relató un episodio colorido en el que dijo que García Márquez era el intermediario secreto entre las oficinas de Castro y de Clinton".

En el libro "Back cannel to Cuba" se publicó una foto en la que destacan García Márquez, Hillary Clinton y Bill Clinton, reunidos en una comida, durante la cual contó Kornbluh, el escritor colombiano le entregó al entonces presidente de Estados Unidos "un mensaje secreto de Fidel Castro sobre cómo poner fin a la crisis de los balseros" y Kornbluh recalcó que García Márquez tuvo "un papel clave" en ese momento.

Durante la presentación del libro el lunes en esta capital estuvieron presentes antiguos funcionarios cubanos y académicos.

"Esto (los documentos y el libro) llega en el momento adecuado...realmente todo apunta a que el único camino posible para la existencia de una relación entre Cuba y Estados Unidos es precisamente que se normalicen las relaciones sobre bases justas, sobre bases de reconocimiento y beneficio recíproco", dijo a la AP Ramón Sánchez Parodi, quien fue el primer jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington desde 1977 al 1989.

Estados Unidos mantiene un embargo económico, comercial y financiero desde comienzo de los años 60 con el objetivo expreso de presionar por cambios en el sistema político de la isla. Cuba y Estados Unidos no tienen relaciones diplomáticas. En el año 2000, los alimentos y las medicinas fueron excluidos del embargo.

El gobierno del actual presidente Barack Obama tomó algunas medidas que suavizaron un poco el embargo, en particular en el año 2009, permitió a los cubano-estadounidenses viajes ilimitados a Cuba para visitar familiares e incrementó la cantidad de dinero que pueden enviar a la isla. En 2011 permitió que los ciudadanos estadounidenses participaran en viajes turísticos dedicados a tomar contacto con el pueblo cubano. AP


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...