sábado, 25 de octubre de 2014

Consenso Constitucional, articulando nueva provocación anticubana



http://2.bp.blogspot.com/-w_mybrVNvFA/VBSdEQ_DTLI/AAAAAAAA6Tw/abpJUlDPLnw/s1600/Logo%2Bde%2BConsenso%2BConstitucional%2B.jpg

Grupos contrarrevolucionarios intentan desarrollar entre los días del 28 al 30 de octubre una campaña nombrada "Jornada 10 en 72", mediante la cual pretenden realizar una recogida de firmas con vistas a cambiar la Constitución vigente en nuestro país desde 1976, en la cual se refrenda el carácter socialista de nuestra gobernabilidad.

La convocatoria persigue que estos mercenarios actúen como recaudadores de 10 firmas cada uno, llevando su circo mediático a las comunidades cubanas a todo lo largo del país.  Detrás de esta campaña se encuentra el llamado Consenso Constitucional, agrupación de mercenarios a sueldo del Imperio y sus patrocinadores en el exterior.

Esta nueva campaña pretende desmontar el orden constitucional aprobado por el pueblo cubano sobre la base de la implementación de las llamadas Mesas de Iniciativa Constitucional (MIC), cuyo propósito es retrotraer el orden constitucional a la carta magna burguesa de 1940.

Apoyándose en la existencia dudosa de 8,000 firmas ya recogidas en el país, esta campaña está liderada, entre otros, por el contrarrevolucionario Manuel Cuesta Morúa, portavoz del grupúsculo Partido Arco Progresista, con la finalidad de lograr un consenso político entre ciudadanos cubanos residentes en Cuba y en el exterior.

El nuevo constitucionalismo busca lograr implementar la utopía del restablecimiento de la Constitución burguesa de 1940, adecuándola a las realidades actuales, pero manteniendo la defensa de la propiedad privada, la democracia representativa y el neoliberalismo económico.

Esta campaña tiene su origen el 2 de junio de 2014, como colofón de reuniones entre pequeños grupos contrarrevolucionarios, las que tuvieron lugar entre el 30 de mayo y el 1 de junio de este año. A este proyecto se han sumado diversas organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en el exterior, en un diapasón amplio pero coincidente en cuanto al derrumbe de la sociedad socialista cubana.

El 19 de julio se desarrolló en La Florida un remedo de estas mesas en las que participaron contrarrevolucionarios de diferentes posiciones y criterios sobre una figurada futura “democratización” en la Isla, nada menos que en el Graham Center, Salón GC-140 de la FIU. Su objetivo es, como ya señalamos, el desmonte de la constitucionalidad socialista en Cuba, de todos los Órganos de Poder Popular y de las formas de propiedad existentes en la economía.


En este evento estuvieron presentes los contrarrevolucionarios Veizant Boloy, Wilfredo Vallín, Leonardo Calvo Cárdenas, Juan Antonio Madrazo y Fernando Palacio.
 


ccfiu

En este caso, la comisión preparatoria del Consenso en Miami fue integrada por Andrés Alburquerque, Carmen De Toro, Ramiro Gómez, Pedro López, Arnoldo Muller y Enrique Patterson. Contó, igualmente, con el apoyo del Cuban Research Institute, de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y el Cuban American Student Organization.

En este intercambio de ideas no hubo la menor aceptación a la existencia del socialismo en Cuba, apuntando los ponentes a diversas soluciones encaminadas a validar el retorno del capitalismo en nuestro país. Aunque preconizan un tránsito pacífico, muchos de los participantes de línea dura apuestan por un desmonte violento del socialismo en Cuba o por la implementación de terapias de choque.

Todo este proyecto contrarrevolucionario, carente de una coincidencia de discurso político, agrupa a varios grupos de la contrarrevolución interna y a cerca de 23 agrupaciones anticubanas radicadas en EE UU, Puerto Rico, España, y a las que últimamente se ha sumado la provocadora CADAL argentina, las que desarrollan su actividad sobre la base de una hoja de ruta constitucional en forma de propuesta preliminar, en que llaman al intercambio de propuestas y, ulteriormente, a la implementación del proyecto Asamblea Constituyente Ahora.
En agosto de este año, CADAL organizó un tendencioso evento en el que participaron los mercenarios Leonardo Calvo Cárdenas (Arco Progresista de Cuba) y Fernando Palacio Mogar (Partido Liberal Nacional Cubano); así como Ricardo M. Rojas y Marcelo Loprete, Secretario del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL).

Encuentro de CADAL.

La construcción de esta nueva tramoya incluyó encuentros contrarrevolucionarios en La Habana, Cuba; Miami y New Jersey, Estados Unidos; San Juan, Puerto Rico y Madrid, España, realizados en mayo pasado, bajo el lema “Cuba: el cambio en clave constitucional.” 

La reciente convocatoria a recoger firmas para desmontar nuestro estado socialista constituye una alternativa para buscar una brecha en nuestra legislación vigente y recibirá por parte de nuestro pueblo una respuesta digna y contundente.

El desconocimiento de nuestra constitucionalidad, la intención de implementar un estado burgués y una carta magna sustentada en la ideología capitalista, son una ofensa para el sentir mayoritario de nuestra población.

Este nuevo intento de promover cambios desde el exterior, bajo la cómplice actuación de intereses extranjeros no será aceptado en Cuba, de forma tal que esta nueva provocación está, de antemano, condenada a un rotundo fracaso.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...