lunes, 13 de octubre de 2014

Esclavas sexuales para el Estado Islámico

http://www.leanoticias.com/wp-content/uploads/2014/10/yazidi-esclava-sexual-2.jpg

Ejecuciones públicas, secuestros, decapitaciones ante las cámaras. y ahora esclavitud sexual a gran escala. El Estado Islámico (EI) estira los límites de su visión radical del islam para ponerla al servicio del nuevo califato que trata de consolidar entre Siria e Irak. Los islamistas avanzan pese a los bombardeos de la alianza y allí donde se iza la bandera negra se establece el régimen del terror. La prensa local e internacional no tiene espacio entre unos yihadistas que cuentan con publicaciones propias como la electrónica Dabiq, en cuyo último número aparece el artículo 'El renacimiento de la esclavitud antes del Juicio final', donde se justifica la esclavización «a gran escala» de mujeres «infieles» para emplearlas como concubinas de los milicianos. Al igual que en todas sus acciones, el EI se ampara en su particular 'sharia' (ley islámica) y pone el ejemplo de las mujeres de la minoría yazidí -religión preislámica vinculada al zoroastrismo- capturadas en agosto en Irak y sometidas desde entonces a un régimen de esclavitud sexual a manos de los combatientes. 

La aparición de este artículo coincide con el último informe de Human Rights Watch (HRW) que, tras entrevistar a supervivientes yazidíes, concluye que desde el verano los extremistas «mantienen como rehenes a cientos de miembros» (entre 400 y un millar) de esta minoría, a cuyas mujeres «ha forzado a casarse con los yihadistas». El asesor especial del organismo internacional, Fred Abrahams, señaló que los testigos entrevistados -entre ellos 16 rehenes que lograron huir- cuentan «historias impactantes de conversiones religiosas y de matrimonios forzados, e incluso de asalto sexual y de esclavitud», en algunos casos de niños. HRW detalla la forma de trabajo del EI al entrar a las aldeas y «separar de forma sistemática a las mujeres y adolescentes de sus familias», las primeras para convertirse en concubinas, los segundos para adoctrinarles e intentar convertirles en futuros combatientes. Todos ellos se encontrarían ahora mismo en las grandes ciudades como Mosul y Tikrit, en Irak, o Raqqa, en Siria, que siguen bajo el control del EI. 

Los islamistas se enorgullecen de esta «esclavización a gran escala» de mujeres yazidíes por considerarla «la más importante desde el abandono de la 'sharia'», sin tener en cuenta que esta religión ya estaba presente en Irak antes de la llegada del islam. «Los únicos casos parecidos, aunque a menor escala, son los de las mujeres y niñas cristianas en Filipinas y Nigeria por parte de los muyahidines locales», recoge la publicación Dabiq, que matiza que mientras a «las religiones del libro» -en referencia a religiones monoteístas como el judaísmo o el cristianismo- se les puede dar la opción de la conversión, «esto no sirve con los yazidíes», a quienes consideran «adoradores de diablo». 

Decenas de miles de yazidíes tuvieron que abandonar sus aldeas del norte de Irak tras la instauración del califato. Estados Unidos acudió al socorro de este grupo y gracias a sus bombardeos logró romper el cerco islamista y permitir la huida la mayoría de la población. Yazidíes, como chiíes, cristianos y el resto de confesiones minoritarias presentes en las zonas bajo control del EI, sufren la persecución sistemática de los yihadistas, que exigen fidelidad al califa, Abu Baker al-Bagdadi, e imponen una interpretación ultraortodoxa del islam en la misma línea de la empleada por los talibanes en Afganistán hasta la invasión de Estados Unidos en 2001. Todos estos grupos son apóstatas ante sus ojos. 

Avance en Irak
 
Las denuncias sobre la violación de derechos humanos por parte de los hombres del califa se repiten, pero de momento las bombas no son suficientes para acabar con la tiranía del EI. Después de dos meses de bombardeos los islamistas cercan la ciudad kurdosiria de Kobani, en plena frontera con Turquía, y en las últimas horas se han hecho con el control «al cien por cien» de Hit, a 150 kilómetros de Bagdad, según fuentes policiales locales citadas por el canal Al-Yasira. 

Este nuevo golpe deja prácticamente la provincia de Anbar en manos del EI y supone un duro golpe para las autoridades de Bagdad, que cada vez ven la amenaza más próxima a la capital. Cada avance islamista supone un éxodo masivo de población y al menos 180.000 personas se han visto obligadas a desplazarse desde comienzos de mes por los combates en Hit y sus alrededores, informa Naciones Unidas.

 MIKEL AYESTARAN 

Tomado de  http://www.lavozdigital.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...