sábado, 11 de octubre de 2014

España vuelve a enviar militares a Irak

 http://ep01.epimg.net/diario/imagenes/2010/12/07/espana/1291676401_850215_0000000000_sumario_normal.jpg

Diez años después de que, en una audaz y celebrada medida al inicio de su mandato, José Luis Rodríguez Zapatero decidiera la vuelta a España de las tropas que el año anterior había desplazado a Irak José María Aznar, el Gobierno de Mariano Rajoy ha acordado enviar al torturado país árabe 300 militares para instruir a su Ejército. Es una iniciativa que, como la del 2013, se enmarca en una ofensiva internacional pilotada por Estados Unidos, pero las circunstancias y los objetivos son muy distintos. Entonces se trataba de derrocar a un régimen, el de Sadam, que se decía que tenía unas armas de destrucción masiva que nunca aparecieron; y hoy la misión es ayudar a los iraquís a defenderse del azote de un vesánico grupo integrista, el Estado Islámico, que quiere imponer a sangre y fuego un régimen feudal. Entonces los países que se embarcaron en aquella aventura obraron por su cuenta y riesgo, sin ninguna cobertura jurídica internacional; y hoy responden a la petición del legítimo Gobierno iraquí. Y en lo que respecta a España, entonces el Ejecutivo del PP desoyó las gigantescas manifestaciones contra la invasión de Irak; y hoy (al menos por ahora) no ha tenido críticas significativas y es apoyado por el PSOE y otros grupos.

Los ataques aéreos de EEUU, Francia y el Reino Unido contra posiciones del EI en Irak no han dado el resultado esperado y la estrategia de Washington parece pasar ahora por asesorar a las fuerzas terrestres de Irak para que adquieran la inteligencia y el músculo necesarios para combatir a los yihadistas. La misión española debería permanecer en Irak siete u ocho semanas, según Defensa, pero es aventurado que el curso del conflicto permita mantener esta previsión. En todo caso, España excluye participar en el «combate directo» y asegura que las tropas gozarán de «todas las garantías de seguridad». El recuerdo de los nueve militares muertos en una emboscada en el 2003 pesa.

El EI tiene movilidad, buen armamento y funciona con tácticas de guerrilla que implican a la población civil. No es un grupo salido de la nada, sino que hunde sus raíces en la insurgencia contra la invasión de hace 11 años. Su derrota es necesaria, pero debe ir acompañada de una estrategia de Occidente para toda la zona -sobre todo Siria-, que hoy por hoy no existe. Un telón de fondo quizá más inquietante que el propio yihadismo.

Tomado de  http://www.elperiodico.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...