lunes, 6 de octubre de 2014

#Holguín: contrarrevolucionario intenta asesinar al médico que atendió a su hermano

Vista del Hospital Lenin en Holguín. Foto tomada de internet.
Vista del Hospital Lenin en Holguín. Foto tomada de internet.

Apenas unas horas después de mi alerta sobre las posibles provocaciones anunciadas por la contrarrevolución en Holguín, especialmente alrededor de las autodenominadas Damas de Blanco, me llegaron referencias de que la primera de ellas se acaba de materializar. Amigos del Hospital Lenin me informaron de un lamentable suceso ocurrido en las últimas horas de la tarde de hoy en sus instalaciones. Juan Miguel Arias Cala, hermano del holguinero ingresado en el Clínico de esta ciudad, se dirigió hasta el Cuerpo de Guardia del Lenin y agredió con arma blanca al médico Edilio Silva Velázquez.

Este delincuente, porque no tengo otro calificativo para denominarlo, llegó a la institución médica poco después de las 4 de la tarde para causar daño al especialista de la salud que ha recibido más de una amenaza de la familia de María del Carmen Cala. Según me explicaron otros trabajadores de allí las intenciones eran las peores. Ahora se sabe que Edilio fue el que recibió a su hermano Luis Miguel cuando fue trasladado desde la prisión en la que cumplía sanción por asesinato y al parecer no están satisfechos con su proceder, que no fue otro que salvarle la vida.

El hecho confirma dos sospechas que ya tenía: en primer lugar, ante la falta de apoyo recibida por parte de la contrarrevolución ante el caso de su hijo ingresado, María del Carmen no ha vacilado en acudir a cualquier maniobra con tal de llamar la atención y en segundo lugar, que se trata de delincuentes comunes que pretenden enmascarar sus hechos delictivos con ropas rasgadas y sucias de la contrarrevolución, aunque en el anterior texto una de las Damas de Blanco al referirse a Luis Miguel fue bien clara: “realmente él no es opositor y estaba preso porque mato a uno, pero eso fue en defensa propia”.

No sé si alguien esté dispuesto a creerle el cuento, si es que se les ocurre publicarlo, de que la agresión al médico holguinero fue también “en defensa propia”. Esta es otra muestra de la baja catadura moral de quienes se dicen “luchadores por la libertad” para evitar que sus historias como delincuentes salgan a flote. Ojalá María del Carmen y los que como ella siguen apostando por la violencia acaben de entender que la mentira tiene patas cortas y muchos estamos atentos para cortárselas de raíz.

Antecedentes 

Dama de “Banco” condena a muerte a su hijo en #Holguín



La naturaleza humana no deja de sorprenderme. En estos días la “periodista independiente” Dania Virgen García ha realizado varios trabajos sobre el tratamiento y evolución de la salud del holguinero Luis Miguel Arias Cala, que se encontraba ingresado en la Sala de Terapia Intensiva del Hospital Docente Provincial “Vladimir Ilich Lenin”. Su cuadro de salud es el de un paciente en un estado de coma profundo con afectaciones neurológicas severas, agravado con una neumonía que además le ha provocado fiebres continuadas.

De este lamentable hecho supe hace algunos días durante mis visitas a ese centro asistencial para conocer del estado de salud de una prima que lleva varios días ingresada allí. Me sorprende ahora la noticia de que esta sábado, en horas de la mañana, su madre María del Carmen Cala Aguilera (que allí mismo se encargó de anunciarles a todos su “título” de Dama de Blanco) decidió irresponsablemente llevárselo para su casa.

Anteriormente había expresado en público que lo haría “a cualquier precio”, alegando que en dicha sala solo se estaba agravando. Finalmente lo hizo conociendo que moverlo en estas condiciones prácticamente lo conduciría a la muerte, luego de dejar su consentimiento por escrito y manifestar que “no le importaban las consecuencias”.

Vale señalar que esta Sala de Terapia Intensiva es considerada por muchos la segunda mejor del país y está equipada con recursos comparables con los de cualquier país del primer mundo. Por sus resultados y por el equipo de profesionales de la salud que en ella trabaja ha sido galardonada en varias ocasiones.

Es muy lamentable que se ponga en peligro de esta forma la vida de una persona. Esto da mucho qué pensar: ¿Es la vida de su hijo lo que preocupa a María o montar un show mediático para salir de sus problemas personales? ¿Se trata de una Dama de Blanco o de una asesina que se esconde detrás de esa ropa blanca para que nadie la descubra?

No es la primera vez que este tipo de comportamiento es “orientado” a la contrarrevolución. Esta es una alerta de algo que pudiera complicarse y que a todas luces pretende manejarse con turbias intensiones.

Damas de Blanco anuncian revueltas en Holguín ante inminente muerte del hijo de una de ellas  (6 de octubre de 2014)

La pérdida de una vida es siempre un hecho muy lamentable que moviliza a familiares y amigos para acompañarse en medio del dolor. Es lo que habitualmente ocurre, aunque como en todas las cosas hay excepciones. Al parecer la inminente muerte del holguinero Luis Miguel Arias Cala, hijo de una de las mal llamadas Damas de Blanco, ha despertado aún más los malos sentimientos que mueven a estas asalariadas del imperio yanqui. Así se confirmó este domingo durante la visita de varias de ellas al Hospital Clínico Quirúrgico de la ciudad de Holguín.

El joven Luis Miguel se encuentra actualmente en terapia luego de un agravamiento de su ya delicado estado de salud. De él conocimos hace algún tiempo cuando su madre decidió sacarlo del Hospital Docente Provincial “Vladimir I. Lenin” alegando que allí no le ofrecían las atenciones necesarias para salvarle su vida. Vale recordar que se trata de paciente en un estado de coma profundo con afectaciones neurológicas severas. Su historial delictivo pretende ser borrado de golpe para mostrarlo como una víctima del sistema de salud cubano.

Este domingo, luego de una de las habituales marchas de las “Damas de Banco”, algunas se dirigieron al Clínico para manifestar su solidaridad a María del Carmen Cala, madre del joven. Al frente del grupito iba Einirce Céspedes, autodenominada representante en Holguín, quien era portadora del apoyo incondicional de Berta Soler Fernández (la “jefa” nacional) y de todas las féminas del movimiento en todo el país

Nuevamente la soberbia de estos personajes se manifestó en público, según me contaron varios testigos del suceso, cuando la veterana Romelia Piña González anunció ante trabajadores del Hospital su decisión de tomar las calles holguineras como también harán muchas para exigir justicia en toda la isla. Otra de las que aprovechó la oportunidad para dar su discursito fue Ruth Margarita que no pudo inventarlo todo: “Realmente él no es opositor y estaba preso porque mato a uno, pero eso fue en defensa propia y esos son delitos comunes, pero es un ser humano, aunque tenga el pasado que tenga tenemos que defenderlo, porque para eso estamos unidas en el movimiento y aquí el problema de una, es de todas y María es una luchadora por la democracia”. 

Tal vez estoy perdiendo facultades y como todo ha cambiado en esta vida matar a un vecino a golpes y caerle a puñaladas a otro para robarle una bicicleta pudieran clasificar ahora como “gestos en defensa propia”. Son esas algunas de las causas que llevaron a Luis Miguel a cumplir sanciones de privación de libertad. Según han anunciado no apoyan su conducta delictiva pero ello está influyendo en la mala atención que le están brindando en esa institución médica.

En esta isla todos somos iguales en materia de salud, por mucho que les duela a los que se aferran a la malsana idea de derrocar la Revolución Cubana cualquier costo. Los enormes gastos en salud que cada año se ponen a disposición del pueblo no reparan en posiciones ideológicas, políticas o religiosas de ninguno de los enfermos. Ojalá se aconsejen y piensen una vez sus futuras acciones porque si algo no está dispuesto a permitir el pueblo de Cuba es que unas pocas mercenarias pretendan destruir lo que con tanto esfuerzo nos ha demorado 55 años en construir, a pesar de todos los serios problemas que todavía enfrentamos.

(Foto: entrada principal del Hospital Lenin de Holguín. Puede apreciarse el cambio en la pintura de la fachada exterior que complementa el trabajo inversionista que se realiza en sus instalaciones)

Por   Luis Ernesto Ruiz Martínez.

Tomado de  http://visiondesdecuba.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...