miércoles, 29 de octubre de 2014

Israel mata a los estadounidenses con impunidad

Pic

Al igual que Furkan Dogan, de 18 años de edad, asesinado a bordo del barco Mavi Marmara y la activista de 23 años de edad, Rachel Corrie, quien fue aplastada deliberadamente por una excavadora israelí, la última víctima - Orwa Hammad de 14 años de edad, - fue asesinado cuando intentaba detener el genocidio en Palestina Ocupada.
Pero, a diferencia de la muerte sin sentido e inútil de 64.937 soldados estadounidenses en Vietnam, Afganistán e Irak, estos tres jóvenes valientes dieron su vida por una causa justa y de gran urgencia. Dondequiera que haya seres humanos que se preocupen por la justicia, los tres jóvenes héroes americanos serán recordados.

Sin embargo, los medios de comunicación principales de Estados Unidos, que han sido infiltrados sigilosamente por los sionistas hasta el punto de convertirse en un instrumento de propaganda del régimen israelí, todavía intentan encubrir el asesinato atroz de los jóvenes estadounidenses a mano de las fuerzas de ocupación sionistas.

Si el Gobierno ruso o el Gobierno iraní o el Gobierno chino o el Gobierno cubano o el Gobierno de Corea del Norte estuvieran matando a jóvenes estadounidenses, los medios corporativos lo gritarían a los cuatro vientos. Un gran clamor sobrevendría. Los políticos subirían a estrados para denunciar severamente estos crímenes contra la humanidad. Se impondrían sanciones. El presidente podría incluso bombardear el Estado infractor. 

Pero, cuando el régimen genocida israelí apunta brutalmente a adolescentes estadounidenses, los medios de comunicación intentan asegurarse de que a nadie le importe. Y los que compran y venden los políticos - más o menos la mitad del “dinero de la campaña” (sobornos) de los políticos proviene de los sionistas - apoyan al régimen israelí mientras asesina a los estadounidenses.

Los que deben ser fusilados son estos cobardes políticos y no los valientes adolescentes: por los pelotones militares estadounidenses de fusilamiento y condenados a la traición. La gran mayoría de los titulares de oficinas federales en los EE.UU. merecen perfectamente tal destino.

El informe emitido por los medios principales de comunicación estadounidenses sobre la muerte de Orwa Hammad, incluyó una foto de palestinos lanzando piedras. La imagen fue subtitulada “palestinos se enfrentan a las fuerzas de seguridad”. De este modo, subrayando la idea de que los “palestinos” fueron los que causaron el “choque”, los propagandistas sionistas están tratando de hacer que las víctimas se vean como agresores.

Las historias contadas por los medios de comunicación principales, dieron protagonismo a la mentira en la que las fuerzas de defensa de régimen de Israel se basan para justificar este asesinato. Según la historia AFP-Yahoo:

“Una portavoz del ejército israelí dijo que los soldados que habían sido posicionados en el pueblo de Silwad para proteger una carretera principal muy frecuentada por los colonos judíos en el territorio ocupado, vieron a una persona a punto de lanzar una cóctel molotov. ‛Las fuerzas dispararon de inmediato para neutralizar el peligro... y dieron en blanco’, dijo ella”.

La historia AFP-Yahoo fue guiada por las mentiras de las fuerzas de guerra del régimen de Israel - a las que dedicó 74 palabras. Luego dedicó sólo 28 palabras a una eufemística descripción de la verdad, diciendo que de acuerdo con los palestinos, Hammad “recibió un disparo durante una protesta de lanzamiento de piedras contra las tropas, un modo regular de protesta en Silwad, cerca del asentamiento de Ofra”.

En su artículo “Gaza Diary”, el periodista estadounidense de primera categoría, Chris Hedges - que fue expulsado de la corriente convencional por decir la verdad sobre el genocidio en Palestina - nos cuenta lo que realmente sucede en estos casos: Él describió cómo los soldados israelíes disparan a los niños palestinos para divertirse.
Hedges presenció personalmente cómo los soldados israelíes ladraban insultos obscenos por altavoces para provocar a los niños a tirarles piedras. A continuación, los soldados mataban a los niños disparando a sus órganos vitales.

Hedges escribe: “Ayer, en este mismo lugar, los israelíes dispararon a ocho jóvenes, seis de los cuales eran menores de dieciocho años. Uno tenía doce. Esta tarde, mataron a un niño de once años, Ali Murad, y dejaron a cuatro más seriamente heridos, tres de los cuales son menores de dieciocho años. En otros conflictos, donde he cubierto las noticias también disparaban a los niños- escuadrones de la muerte les mataban a tiros en El Salvador y Guatemala, las madres con bebés estaban alineadas y masacradas en Argelia, y los francotiradores serbios disparaban a los niños en el pavimento en Sarajevo- pero nunca antes he visto soldados jugando al gato y el ratón para atraer a los niños a una trampa y matarlos para divertirse”, dice.

Hedges que ganó el Premio Pulitzer de 2002 como periodista de New York Times, fue obligado a abandonar el periódico en 2003 por insistir en decir la verdad.

Según testifica Hedges, hace algunos años, British Medical Journal documentó más de 600 casos de infanticidio cometidos por francotiradores israelíes. La horrible verdad es que los soldados israelíes cazan habitualmente a los niños palestinos como una abominable forma de divertirse. Y ahora, están cazando también a adolescentes estadounidenses.

Los soldados israelíes habitualmente inventan mentiras, como la reciente fantasía sobre la “cóctel molotov”, para cubrir sus pistas. Ellos, nunca son procesados por su deporte de disparar a los niños desarmados e indefensos.

Los propagandistas sionistas en los EE.UU. insisten en que quienes intentan atraer atención mundial sobre la política infanticida del régimen israelí, que asesina a los niños en una especia de competencia de tiros, están impulsando el libelo de sangre. Pero la verdad está muy lejos de ser un libelo o una difamación. Y la verdad acerca de la política de matar a los niños para la diversión de los soldados israelíes, ha sido detalladamente documentada.
Israel es una nación infanticida. Este no es un libelo sino la pura verdad.

Los ciudadanos estadounidenses, pagando sus impuestos, están entregando 8,5 millones de dólares al día a los asesinos israelíes. Y esto es sólo la ayuda militar directa. La verdadera cantidad es mucho más. Según Christian Science Monitor, el dinero que recibe actualmente el régimen israelí de la tesorería estadounidense asciende a billones de dólares. Si sumamos los gastos de las guerras lanzadas después de 11s a favor del régimen de Israel y los costos asociados con el mismo 11s, nos daremos cuenta de que el vampiro israelí ha chupado la sangre vital de los estadounidenses por doble de lo que calculamos en billones de dólares - un golpe devastador y posiblemente mortal a la economía de Estados Unidos.

Si el régimen de Israel no hubiera existido jamás, los estadounidenses serían inimaginablemente más prósperos - y más libres - de lo que son hoy.

Y como recompensa de que Estados Unidos se está quedando en quiebra para ayudar al régimen de Israel, los sionistas matan a los niños estadounidenses.

Si hay alguien que no cree que el régimen israelí está perfectamente feliz de asesinato masivo de los estadounidenses indefensos, debe investigar el incidente del barco USS Liberty en 1967..., leer el libro de Christopher Bollyn “Solving 9/11” y las entrevistas de Alan Sabrosky sobre quién realmente hizo volar por el aire el World Trade Center (Centro Mundial de Comercio).

El sitio Web “If Americans Knew” es un lugar muy apropiado para consultar. Si los estadounidenses supieran lo que los sionistas les han hecho, se saldrían a las calles para protestar... y ahorcarían a todos los sionistas con las entrañas de los políticos.

Dr. Kevin Barrett *


Dr. Kevin Barrett * un doctorado Arabista-islamólogo, es uno de los críticos más conocidos de Estados Unidos de la Guerra contra el Terror. Dr. Barrett ha aparecido muchas veces en Fox, CNN, PBS y otros medios de difusión, y ha inspirado reportajes y artículos de opinión en el New York Times, el Christian Science Monitor, el Chicago Tribune y otras publicaciones líderes. Dr. Barrett ha enseñado en los colegios y universidades en San Francisco, París y Wisconsin, donde se postuló para el Congreso en 2008. Él es el co-fundador de la Alianza entre musulmanes y cristianos y judíos , y autor de los libros La verdad Jihad: Mi lucha épica contra la Mentira 9/11 Grandes (2007) y El cuestionamiento de la Guerra contra el Terror: Una Guía para los votantes de Obama (2009 ). Su página web es www.truthjihad.com.


HispanTV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...