jueves, 23 de octubre de 2014

Lobo solitario ataca parlamento canadiense

El presunto autor del asalto al Parlamento de Canadá, en Ottawa,...

La policía canadiense identificó a Michael Zehaf-Bibeau, quebequés nacido en 1982, como el autor del asalto al Parlamento de Ottawa, en el que murió un militar y otras cuatro personas quedaron heridas. Zehaf-Bibeau, que también falleció en la acción, es un viejo conocido de la policía y reciente convertido al Islam.

Este supuesto combatiente casero se hallaba bajo el radar de la inteligencia de su país. Estaba en la lista de las personas a las que se les prohibió viajar. Temían que fuera a incorporarse a las fuerzas de los combatientes del Estados Islámico.

El ataque se produjo cuando el primer ministro canadiense, Stephen Harper se encontraba en el Parlamento. De inmediato fue evacuado y llevado a un lugar seguro. Harper se puso en contacto con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.En una intervención televisada, Obama mostró sus condolencias y, aunque todavía no disponía de toda la información, dejó una advertencia. "Hemos de estar siempre vigilantes contra el terrorismo", dijo el presidente.

Este ataque se produce justo a los dos días de que otro reciente converso, Martin Rouleau, matara a un soldado canadiense e hiriera a otro en una persecución en la que también él murió. El supuesto yihadista, como Zehaf-Bibeau, había estado bajo el radar de las agencias de inteligencia.

Otros 19 canadienses se hallan bajo este mismo radar. Algunos locales han engrosado las filas de los combatientes del EI y su regreso a su propia casa supone un peligro. Son los lobos solitarios, con pasaporte en regla.

El primer ministro Stephen Harper, compareció ante la nación para garantizar que "a los canadienses no nos intimidará el terrorismo". Insistió en que el país "redoblará sus esfuerzos para combatir" la plaga del terror.

"Vamos a perseguir y desentrañar el terrorismo", reiteró. Harper subrayó que la aspiración de la sociedad canadiense es "una sociedad libre, democrática y en la que todos tengan una vida digna".

En su comparecencia no aclaró nada sobre la posibilidad de que hubiera algún otro terrorista implicado. Pero cuando apareció ante las cámaras de televisión, el Parlamento de Ottawa y el centro de la ciudad llevaban casi doce horas cerradas, muy lejos de la normalidad.

Tomado de  http://www.clarin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...