miércoles, 22 de octubre de 2014

Muerte de Medios de Comunicación Occidentales Asoma en Horizonte

Pic

Varios acontecimientos recientes han “quemado” la prensa, a veces llamado los “principales medios de comunicación” o “la noticia”.
Fue un tiempo que los grandes periódicos, New York Times, The Guardian y una docena más, junto a BBC y CBS News, la casa de las estrellas de medios de comunicación como Walter Cronkite y Edward R. Murrow, mantenían el mundo al corriente de los acontecimientos.

Aquellos días ya han quedado atrás. Los grandes escritores ya no existen, el periodismo de investigación ha muerto y ha sido sustituido por el “blogging”, una “mentira en línea” y sin ninguna innovación, financiada e interferida por las mismas “estrellas de medios de comunicación”.

Los fenómenos que estudiamos aquí, son los temas mediáticos relacionados con el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), el golpe de Estado en Ucrania y la crisis actual de ébola.

Los tres, exponen muy buenos ejemplos de los problemas que existen en el mundo de los medios de comunicación, no el simple rumbo que ha sido impuesto a las noticias de la corriente principal durante décadas, ni siquiera la pereza que ha sustituido a la reputación de los que leen las noticias publicadas en la prensa.

La prensa ha muerto. La noticia es un producto del comercio de la información, dependiente de las fuentes, de la capacidad de comprobar la veracidad de los hechos y del poder de discernir la realidad de la fantasía. Durante décadas, las empresas que habían comprado los medios de comunicación del mundo habían sido capaces, no solo de vender su publicidad y su propaganda, sino también de ocultar los escándalos.

En los Estados Unidos, la caída se produjo cuando el imperio mediático de Murdoch, una colección de sexo, pornografía y teoría de la conspiración se unió al partido político de pro Wall Street, el “Partido Republicano”, y se convirtió en su “portavoz”.

En el Reino Unido, el imperio Murdoch se convirtió en un mecanismo de la corrupción, el soborno, el chantaje y el espionaje, todo escondido detrás de la cortina de humo de “escucha telefónica”, pornografía blanda e islamofobia.
En EE.UU., Murdoch no sólo es dueño de Fox News y el Wall Street Journal, cuyos contenidos podrían provocar risa si no eran tan insidiosos, sino también propietario de una media docena de cadenas de “entretenimiento”, que mezclan de un modo sorprendente los dramas televisivos de muy buena calidad con un sinfín de líneas argumentales sobre terroristas iraníes y paquistaníes.

Los mismos actores que, en un espectáculo desempeñan el papel de los agentes del Musad ayudando a sus homólogos estadounidenses en apuros, alternan jugando conspiradores nucleares iraníes en otro.

Quemado por lo eventos

El caso de EIIL ha sido un desastre noticiero. Nada en absoluto ha salido de las regiones controladas por el grupo terrorista que niega facilitar información a los periodistas optando a cambio por aferrarse a la seguridad operacional, algo que, debería haber revelado hace mucho tiempo a cualquier analista entrenado, que no es lo que aparenta.

Los medios de comunicación han dejado su audiencia no sólo con preguntas, sino con la certeza de que los medios, o se han topado con la imposibilidad de reunir información sobre el Oriente Medio o esconden la información que han reunido de sus receptores.

Esta no es la primera vez que algo así ha sucedido, pero, debido a la dramática naturaleza de los hechos, violaciones, decapitaciones y actos similares, la prensa siguiendo un viejo dicho en las escuelas del periodismo estadounidenses que dice “Si sangra, se vende”, quiere publicar tantos detalles como le sea posible.

Otro problema para los medios de comunicación es Ucrania. Una y otra vez, los medios han anunciado la caída de las regiones prorusas de Ucrania y entonces, sólo unos días más tarde, se han visto obligados a anunciar que el Ejército ucraniano estaba retirándose.

Luego, es la historia del vuelo MH17 de Malasian Aerolínes y el descarado intento de culpar a los prorusos o a Rusia utilizando imágenes manipuladas de satélite, documentos falsificados y conjeturas descabelladas. Cuando el Gobierno de Rusia presentó varias pruebas de que le descargaban de la culpa, demostró claramente que la política de prensa de inventar un escándalo y quedarse al margen ya no funcionaba.

Otro tema es ébola, la enfermedad que puede matar la prensa más rápidamente que a algunas de las personas infectadas por su mortífero virus. La crisis de ébola ha puesto de relieve que la prensa norteamericana no tiene corresponsales en África, ni guarda relación alguna con las prensas africanas.

Además se ve que no tiene acceso a fuentes gubernamentales de África, ni a sus oficinas. Press TV, Russia Today y Veterans Today tienen más corresponsales en África que los EE.UU., Francia y el Reino Unido juntos.

Por lo tanto, mientras naciones enteras son “bloqueadas” y pueblos enteros, incluso ciudades, han sido acordonados y decenas o cientos, nadie sabe realmente, de cadáveres yacen en las calles, nadie está ahí para hacer un reportaje. Peor aún es que la gravedad del problema se ha convertido en un alimento para los medios de comunicación que fabrican noticias a base de la agenda política del año electoral.

Algunas cadenas informan sobre la posibilidad de que la enfermedad deje un millón de muertos mientras otros, afirman que todo el tema es una historia ficticia. ¿Existen de verdad pueblos con cadáveres en las calles y mueren personas que podrían ser salvadas si se dispusieran de recursos adecuados? cuando uno depende de los medios de comunicación, sería imposible responder ya que el deseo que tienen los medios de profundizar en las conspiraciones de enemigos políticos, ha demostrado ser mayor que el de informar al público.

Ébola ha demostrado que la prensa no sólo no puede ser fiable sino que más bien es una fuente de información peligrosa.

Pereza

La cadena noticiera más grande del mundo es la CNN, antes parte de Turner Broadcasting, una organización “engullida” por Time Warner Broadcasting. Con casi 100 millones de espectadores que tiene la CNN en todo el mundo a diario, es sorprendente que presente tan pocos análisis de noticias. A veces, su portada de la versión en línea no cambia durante 4 días seguidos.

De esta potencial audiencia, las noticias profesionales suelen tener menos espectadores u oyentes que podcasts preparados por los aficionados, con un índice muy por debajo de 500 mil.

En lo relacionado con el tráfico de Internet de CNN, la mayoría del tiempo pasado en la página Web, fue dedicada a los anuncios comerciales y la lenta descarga de las imágenes de los heridos de accidentes de tren. También un setenta por ciento de su “tráfico” de Web, está vinculado a los chismes y los temas relacionados con el sexo.

En el caso de otras fuentes de noticias como Huffington Post, también reina la misma rutina. Más del 95% de su tráfico está orientado hacia los asuntos relacionados con el sexo de modo que, la transmisión de noticias hace de una cortina de humo para encubrir lo que son estas fuentes en este momento; un sitio Web de pornografía. Lo mismo se puede decir de todos los medios de propiedad de Murdoch, aunque es difícil acertar cuánto tiempo se dedica a mirar las “fotos sucias”, que forman la corriente principal de los diarios de propiedad de Murdoch con excepción de Wall Street Journal, que ha dejado de publicar los informes financieros para dedicarse a propaganda y las teorías de la conspiración.

Alternativas Exteriores

La primera cadena de propiedad extranjera que tiene audiencia en los EE.UU. y el Reino Unido es Al-Jazeera, propiedad de la familia real de Qatar, anfitrión de una serie de bases militares estadounidenses y el principal patrocinador financiero de lo que “teóricos de la conspiración” llaman “la falsa bandera contra el terrorismo”.

Durante años, millones de estadounidenses abogaban bloquear la cadena Al-Jazeera e incluso intentaban derribar sus satélites con misiles de defensa aérea sin saber que los propietarios de la cadena son los mejores aliados del país norteamericano.

Otros medios de comunicación alternativos menos conocidos, son los periódicos israelíes, particularmente Times of Israel, abiertamente dirigido por el Musad, y el Jerusalem Post y Haaretz, supuestamente representantes de “izquierda liberal” israelí.

Sorprendentemente, a pesar de que el régimen israelí controla más de 90% de medios de comunicación estadounidenses, imponiéndoles tanto censura como grandes dosis de propaganda, sus propios medios israelíes son relativamente libres y sorprendentemente competentes excepto en una cuestión especifica.

Esta, es la amplia censura de la prensa israelí sobre asuntos militares, algo que pone en duda su credibilidad y su admirable competencia general.

Irán por su parte, con su agencia de noticias Fars, tiene una presencia mediática polémica y poderosa fuera de los EE.UU. y el Reino Unido.

A continuación, Fars ha tomado una parte de la última entrevista de Christiane Amanpur, de la cadena CNN, con el presidente de Irán, Hasan Rohani para demostrar cómo la cadena ha manipulado la entrevista insertando algunas frases estrechamente alineadas con los últimas posturas del régimen israelí contra Irán:

La CNN agregó y cambió partes del discurso de Rohani en el momento que Amanpour le preguntó sobre el Holocausto.
Aquí está la traducción exacta de las declaraciones del presidente Rohani.

"Como he dicho antes, yo no soy un historiador y son los historiadores quienes deben especificar y explicar los diferentes aspectos de los acontecimientos históricos. Pero en general, condenamos totalmente cualquier tipo de delito cometido contra la humanidad a lo largo de la historia, incluyendo el crimen cometido por los nazis tanto contra los judíos como contra los no judíos, del mismo modo que condenamos hoy cualquier delito contra una nación, una religión un pueblo o una creencia. Por lo tanto, lo que los nazis hicieron es repudiado, (pero) los aspectos que usted aborda y la clarificación correspondiente, son el deber de los historiadores e investigadores y yo no soy un académico especializado en Historia”.

Y aquí está lo que dice la traducción de CNN:

CNN pregunta “Una de las cosas que su predecesor (el presidente Mahmud Ahmadineyad), solía hacer desde esta misma plataforma fue negar el holocausto y fingir que era un mito, quiero conocer su postura al respecto, ¿acepta que existía, y lo que era?”

La traducción de la CNN: “Lo he dicho antes que no soy un historiador y luego, cuando se trata de hablar de las dimensiones de la Holocausto, los historiadores son quienes deben reflexionar al respecto. Pero, en general, le puedo decir que cualquier crimen que sucede en la historia contra la humanidad, incluyendo el crimen que cometieron los nazis contra los judíos, así como contra los no-judíos es reprobable y condenable. Cualquiera que sea el crimen que cometieron contra los judíos, lo condenamos, ya que tomar la vida humana es despreciable, da lo mismo si esta vida es la vida de un judío, un cristiano o un musulmán, para nosotros es lo mismo, tomar la vida humana es algo que nuestra religión rechaza pero esto, no quiere decir que basándose en los crímenes que los nazis cometieron contra un grupo, le da derecho a este grupo de usurpar la tierra de otro grupo y ocuparla. Esto también es un acto que debe ser condenado. Debe haber una discusión ecuánime al respecto”.

De la declaración del presidente iraní, las áreas en “negrita” son malas traducciones, mientras las áreas en "cursiva" son totalmente fabricadas.

La mirada de las agencias noticieras Fars, Press TV y Al-Alam, como medios que normalmente intentan llegar al fondo de una noticia, no se ve en los medios de comunicación occidentales, concentrados a menudo en la propaganda y subjetivismo.

La respuesta del Occidente a estos medios ha sido la prohibición del acceso de estos a los recursos comerciales, bloqueo de sus señales en los satelitales y hacerlos el blanco de constantes ataques cibernéticos.

Era de la Ignorancia

Utilizar la información y medios de comunicación como arma de guerra, convertir lo que debería ser la base de la construcción de un contexto histórico en una mezcla extraña de la propaganda, la pornografía y la teoría de la conspiración, tiene su precio. El resultado son los votantes desinformados - naciones capaces de ser manipuladas para entrar en guerras inmorales lanzadas por un capricho y de seguir las políticas totalmente arraigadas en la ficción.

Gordon Duff/ HispanTV
 
Gordon Duff es un veterano de la guerra de Vietnam, de Infantería de combate estadounidense, y el editor en jefe del Veterans Today. Su carrera incluye una amplia gama desde trabajar en el banco internacional hasta hacer de asesor en la lucha contra la insurgencia y tecnologías de defensa así como el representante diplomático de la ONU para el desarrollo económico y humanitario. Gordon Duff ha viajado a más de 80 países. Sus artículos se publican en todo el mundo y se traducen a varios idiomas. Es un invitado popular y en ocasiones controversial de los programas de la televisión y la radio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...