miércoles, 19 de noviembre de 2014

Caso Alzate Mora: provocación prefabricada



http://cdn01.am.infobae.com/adjuntos/163/imagenes/011/841/0011841441.jpg

Jhonatan Andrés Díaz Franco, Gloria Urrego, Paulo César Rivera Capella y el general Rubén Darío Álzate, secuestrados por las FARC. Foto: Archivo SEMANA


Varias son las conjeturas sobre la posible liberación por parte de las FARC de Colombia del general Rubén Darío Alzate, del cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, así como los soldados Jonathan Andrés Díaz y Paulo César Rivera, ambos secuestrados en Tame, Arauca. De acuerdo con diversas fuentes el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha activado protocolos humanitarios para la liberación de los retenidos, aunque otras no descartan la participación de la ex senadora Piedad Córdoba, quien cuenta con vasta experiencia en este tipo de operaciones.

Contrariamente a estos esfuerzos para hallar una solución pacífica al evento, aún se encuentra desplegado en la región un gran número de efectivos militares, lo que haría más compleja una solución inmediata. Estos factores colocan como supuesto día D para la liberación de los retenidos uno de los días entre el jueves y el próximo domingo.

Las FARC-EP, a través de Iván Márquez, jefe del grupo negociador en La Habana dejó bien claro que ellos no tienen decisión alguna al respecto y que solo el Secretariado de esta organización, presidido por Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’, tienen la potestad para iniciar cualquier arreglo o decisión para liberar al general y sus acompañantes.

Los hechos

Según en enviado especial del diario El Tiempo, Yeison Gualdrón, la supuesta captura del general Alzate se realizó sin uso de la violencia y sin gran despliegue de efectivos de la guerrilla en la comunidad de Las Mercedes. De acuerdo con testigos entrevistados no se notó la presencia de hombres armados y que pareció que el general y sus acompañantes, vestidos de civil e informalmente, acompañaron a los guerrilleros sin mostrar alarma alguna. Su rumbo fue por vía fluvial, en una panga, tomando dirección río Atrato abajo.

Según uno de los líderes de la comunidad, Presentación Palomeque, vicepresidente del consejo comunitario del corregimiento de Las Mercedes, de Quibdó, nadie conocía sobre el arribo del general Rubén Alzate Mora al lugar y que se vio al mismo en bermudas y en actitud desenfadada.

http://www.laopinion.com.co/demo/images/2014/NOV/17/lasmercedes2.jpg
Iglesia de Las Mercedes, ahora en manos del ejército
Según el relato de Palomeque, Alzate caminó hasta la iglesia del lugar y enfrente de la misma se reunió con tres guerrilleros con características de ser afro descendientes, quienes arribaron al lugar en una panga (lancha), también vestidos de civil. Sobre las 3:30 p.m. el general y sus acompañantes se marcharon en la embarcación y partieron del lugar en el rumbo indicado.

Este testimonio contradice la versión oficial sobre una acción armada de secuestro contra el general y sus acompañantes.


La conspiración

Lo cierto es que la presencia del general, incumpliendo los protocolos de seguridad establecidos, ha levantado todo tipo de suspicacias y apuntan a una conspiración para viciar los Diálogos de Paz que se realizan en La Habana.

Uno de los elementos a tener en cuenta es que, sospechosamente, el expresidente y actual senador, Álvaro Uribe Vélez, fue el primero en hacer pública  la noticia del incidente en un tweet emitido sobre las 5:13 p.m., aun cuando se desconocía por el gobierno y los mandos militares del país el supuesto secuestro de Alzate y su grupo. En dicho tweet, Uribe comentó el suceso de la siguiente manera: “Dirán que me lo dijo el Hacker "Siendo las 15:30 el señor BG Alzate Mora Ruben Dario, llama señor Tc Rojas Hernandez Cdte del BIAMA manifestándole que le preste un bote el cual fue autorizado sin reparo alguno.

El bote piloteado por el Slp Serna Díaz Bejarano, fue abordado por el señor BG. Alzate Mora Ruben Darío Cdte FTCTI, Cp. Rodriguez Contreras Jorge suboficial del S2 BIAMA, y la doctora abogada Gloria Urrego, coordinadora proyectos especiales de ejército para el Choco.

Según el Slp Serna recibe la orden del señor BG Alzate, que arrancará aguas abajo por el río Atrato, antes de llegar al sitio conocido como las Mercedes el soldado se dirige al señor BG Alzate que se estaban alejando mucho que se devolvieran que era muy peligroso, siendo las 16 horas aproximadamente llegan al sitio conocido como las Mercedes LN 05 49 12 LW 76 42 59, el señor BG Alzate le ordena al Slp Serna que se orille en este caserío, descendiendo del bote el señor BG Alzate, Cp Rodríguez, Doc Gloria, cuando estaban ya en el interior de la comunidad son sorprendidos por terroristas del F-34 los cuales salieron de las casas y retienen e inician a requisar al señor BG Alzate y a sus acompañantes, cuando los terroristas percibieron que el Slp Serna se encontraba en el bote intentaron igualmente retenerlo el Slp Serna se percata y arranca el bote con destino al municipio de Quibdo, el cual fue el que informó lo acontecido con el señor BG Alzate y sus acompañantes.

El señor general y sus acompañantes se encontraban vistiendo prendas de civil.tes”.
Dicho mensaje completo se puede leer en este enlace: http://twishort.com/EhUgc.

El lenguaje militar usado, así como su correspondiente exactitud con el mensaje que llegó a las esferas militares dos horas después, según fue reconocido por el propio ministro de presidencia, Néstor Humberto Martínez, fue el detonante premeditado para que Juan Manuel Santos, de forma apresurada, suspendiera el Diálogo de Paz en la Habana, entre el gobierno y las FARC-EP.

Este mensaje evidencia cómo Uribe mantiene una estrecha relación con las altas esferas del poder en Colombia al acceder con sospechosa prontitud a información de inteligencia. Existen otros precedentes al respecto, tal como señala Semana: “En más de una ocasión Uribe ha sido el primero en conocer información reservada y de inteligencia militar. En mayo del año pasado reveló las coordenadas donde se habían suspendido operativos militares para facilitar el traslado desde Colombia a La Habana del cabecilla de las FARC alias Pablo Catatumbo. Y el mes pasado también fue el primero en informar los datos sobre operativos similares para conducir a Cuba a guerrilleros como Pastor Álape, Romaña y Pacho Chino, entre otros.”

Este nuevo elemento refuerza la participación de Uribe en el espionaje realizado contra los representantes de ambas partes en las conversaciones de paz en La Habana.

Aunque la representación de las FARC-EP negó inicialmente tener conocimiento sobre este suceso, al recibir la confirmación sobre el hecho, confirmaron tener en su poder al general Rubén Darío Alzate Mora, tal como lo explicó el Estado Mayor del Bloque Iván Ríos en un comunicado. En el mismo se ratifica que esta organización velará por mantener “la vida e integridad física y moral de nuestros prisioneros y estamos plenamente dispuestos a garantizarlo hasta donde nos sea permitido por la ira estatal”.

De esta forma, las FARC-EP enviaban un mensaje al gobierno para que evitara toda acción armada en la región que podría caldear la situación. También sugirió al gobierno el cese bilateral de las hostilidades como condición para continuar con las negociaciones en curso.

Uribe reaccionó impostando este twett:




Mucho se ha querido especular en torno a un inexistente descontrol y comunicación entre el grupo negociador y los bloques de las FARC sobre el terreno, lo que responde a una manipulación deliberada de los sucesos y su desenvolvimiento en tiempo real. Se desconoce que el grupo negociador no tiene por qué estar informado con inmediatez sobre un suceso que ocurrió en Colombia, en una región apartada y con visos de haber sido una provocación montada para urdir un secuestro dudoso. Varias preguntas atestiguan esta sospecha:

¿Por qué el general Alzate se personó en el lugar, sin avisar a sus superiores y rompiendo todo los protocolos de seguridad?

¿Por qué Alzate no mostró temor alguno de ser capturado en una zona en que opera el Frente 34 de las FARC, sabiéndose protegido por el hecho de que esta organización guerrillera no atentaría contra su vida, interesada en salvar a toda costa los diálogos de paz? ¿Estaba implicado directamente en la provocación?

¿Por qué Uribe fue el primero en conocerlo todo y difundirlo al país?

¿Por qué Juan Manuel Santos abortó el diálogo en un momento crucial del mismo?

¿Por qué vender a la opinión pública una dudosa autonomía de los bloques de las FARC con respecto a su representación en los diálogos, queriendo impostar la matriz de su carencia de representatividad en cualquier arreglo de paz?

¿Quiénes estaban interesados en montar este show mediático para generar una condena internacional contra las FARC como lo están haciendo gobiernos -principalmente EE UU- y organismos internacionales, sin tener pleno conocimiento de los hechos?

Por mi parte, respetuoso de los objetivos de lucha de los compañeros de las FARC-EP, considero que deben garantizar la inmediata liberación del general Alzate y los otros retenidos, como contribución de buena fe y garantía para continuar los diálogos de paz, desestancándolos  de la peor de las crisis por la que atraviesan los mismos desde el 2012.

Esta sería una forma inteligente de desarticular la provocación montada por el uribismo y todos aquellos que se oponen a la paz en la ya sufrida Colombia.


Percy Francisco Alvarado Godoy

Con información de Semana, Tiempo, ANNCOL y otras fuentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...