martes, 4 de noviembre de 2014

Un ruso juzgado por terrorismo en EE UU



 Pic

Un tribunal estadounidense juzga por primera vez a un combatiente extranjero detenido en Afganistán, acusado de participar en el ataque a las tropas norteamericanas y a la policía fronteriza afgana en la provincia de Khost, este de Afganistán, en noviembre de 2009.

Después de permanecer durante años detenido en Afganistán como sospechoso de actividades terroristas, Irek Ilgiz Hamidullin, de nacionalidad rusa, fue trasladado el lunes desde Afganistán a Estados Unidos para ser juzgado: del caso se ocupa un tribunal estadounidense en el estado oriental de Virginia.

Hamidullin ha sido acusado de doce cargos, entre ellos, conspiración para proporcionar y proveer apoyo material a los terroristas, conspirar e intentar destruir un avión de las fuerzas armadas de EE.UU., tentativa de asesinato de un ciudadano norteamericano, etc.

Según fuentes legislativas del país norteamericano, Hamidullin, que es uno de los 13 extranjeros detenidos por las autoridades estadounidenses en Afganistán, podría ser condenado a cadena perpetua si es hallado culpable.

Recordemos, no obstante, que las autoridades estadounidenses han exigido sistemáticamente inmunidad para sus tropas en Afganistán, que, de este modo, quedarían bajo la jurisdicción legal de Washington y, sea cual sea el delito cometido, lo encararían ante los tribunales de su país.

Ya han transcurrido más de doce años desde que las fuerzas extranjeras, encabezadas por Estados Unidos, invadieron Afganistán en el marco de la llamada guerra contra el terrorismo: la ofensiva apartó a los talibanes del poder, pero la inseguridad y la violencia siguen siendo la tónica en territorio afgano, al extremo de que muchos expertos se plantean que el cancerbero norteamericano fomenta la inestabilidad para justificar su presencia.

De hecho, parece haber logrado su objetivo, puesto el nuevo Gobierno de Afganistán el pasado mes septiembre suscribió con Estados Unidos el llamado Acuerdo de Seguridad Bilateral (BSA, por sus siglas en inglés), que permite la permanencia de las tropas estadounidenses en el país centroasiático después de 2014, fecha límite para la retirada de todas las fuerzas extranjeras del territorio afgano.

El exmandatario afgano Hamid Karzai se negó, en su momento, a firmar el acuerdo, exigiendo a Washington que, como paso previo a la firma, se comprometiera a detener cualquier operación militar en viviendas de civiles y a impulsar de forma honesta el proceso de paz con los talibanes.

Por su parte, Mohamad Yusef Vaezi Shahrestani, uno de los asesores de Karzai, advirtió de que el dicho acuerdo allanará el camino para que los grupos terroristas en este país centroasiático continúen la guerra bajo el pretexto de combatir a las fuerzas extranjeras. HispanTV

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...