jueves, 15 de enero de 2015

Investigan si el rey Juan Carlos tiene una hija ilegítima


 66
 
Sostiene que su madre tuvo una relación con el entonces príncipe Juan Carlos hasta 1966. No obstante, rechazaron la demanda de un español. La justicia española investigará la demanda de una ciudadana belga para determinar si Juan Carlos de Borbón, rey emérito de España, es su padre.

El Tribunal Supremo español, integrado por 12 jueces, acordó admitir la demanda presentada por Ingrid Sartiau, pero rechazó una segunda demanda de paternidad, hecha por el español Albert Solá Jimenez, por supuesta falta de fundamento jurídico.

La Casa Real, como es costumbre desde hace unos años, no emitió comentarios al respecto y sólo manifestó su “respeto a la independencia del Poder Judicial”, en momentos en que Felipe VI y la reina Letizia se encuentran enfocados en restaurar la buena imagen de la monarquía española.

Ingrid Sartiau sostiene que su madre tuvo una relación con el entonces príncipe Juan Carlos hasta 1966, año en el que nació ella. La mujer, de 48 años, afirma que tuvo los primeros indicios sobre la identidad de su padre una vez durante su infancia, cuando, mirando la televisión, su madre -llamada Liliane Maria José Ghrislaine Sartiau- le señaló al rey de España diciéndole que era su verdadero padre.

Liliane le contó que conoció a Juan Carlos en los ‘50 en Francia, y que se reencontró con él a mediados de los ‘60 en Marbella, fecha en la que fue concebida. Según los documentos presentados ante la Justicia, tras ese encuentro casual, Liliane y Juan Carlos mantuvieron encuentros durante tres días, aunque ella desconocía la identidad del entonces príncipe. Nueve meses después nació Ingrid.

Sartiau comenzó una investigación para determinar si en verdad es hija de Juan Carlos,a travésde la cual llegó a encontrarse con Albert Sòla Jiménez, un catalán que llevaba desde 1990 intentando demostrar que era hijo del monarca. Hijo de María Bach Ramón, una acaudalada familia de banqueros de Girona, apenas nació fue dado en adopción a la familia vecina Sòla Jiménez.

Las pruebas realizadas por Jean-Jacques Cassiman, reconocido genetista de la Universidad de Lovaina (Bélgica) indicaron en 2012 que “la probabilidad de que (Sartiau y Sòla) tengan un progenitor común es elevadísima”.

Resguardo. Durante sus casi 38 años de reinado, Juan Carlos no podía ser acusado de delito alguno por el principio de “inviolabilidad” judicial del jefe del Estado que garantiza la Constitución española, pero perdió el privilegio tras la abdicación, el 19 de junio. El Parlamento aprobó entonces un aforamiento especial para que cualquier causa civil o penal contra el antiguo rey fuera obligatoriamente juzgada por el Tribunal Supremo español.

A partir de ahora, si la Justicia estima que hay pruebas suficientes, podría ordenar al monarca que se someta a una prueba de paternidad. Si el ADN lo indica, Juan Carlos I se sumará la larga lista de reyes españoles que tuvieron hijos extramatrimoniales, entre ellos su tatarabuelo Alfonso XII y su abuelo Alfonso XIII. De Isabel II se dice que ninguno de sus hijos fue concebido con su esposo.

Tomado de  http://misionesonline.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...