sábado, 24 de enero de 2015

“Mi abuelo mató más de un millón de personas”

Rainer Hoess, nieto de un comandante nazi que confesó haber matado al menos a 1,1 millones de judíos, fue adoptado por una sobreviviente del Holocausto.

Rainer junto a una foto de su familia, a la cual, dice, no haber podido perdonar.
Rainer junto a una foto de su familia, a la cual, dice, no haber podido perdonar. Foto: AP. 

Las historias del Holocausto judío, el genocidio más recordado, no dejan de sorprender. Eva Mozes Kor y su hermana gemela nacieron en Rumania en 1934; a los 10 años, junto con el resto de su familia, fueron sacadas de su finca y llevadas al campo de concentración de Auschwitz. Al llegar fueron separadas de su familia, de la que no volvieron a tener noticia.
Las dos niñas lograron sobrevivir a los terribles experimentos, pues el hecho de que fueran gemelas llevó a las más macabras ideas para hacerles pruebas ‘en nombre de la ciencia’. En enero de 1945 fueron liberadas junto con los pocos sobrevivientes que quedaban.

Hoy, Eva ha adoptado al nieto de Rudolf Hoess, un comandante nazi de alto rango al que se le ha atribuido la responsabilidad de haber causado hasta dos millones de muertes.

Hace poco tiempo, Rainer Hoess, el nieto del comandante nazi, contactó a Eva y le pidió que se reunieran. Tras conocerse mejor y conversar, Rainer, quien se había desentendido de su familia, fue adoptado por Eva.

El desprecio de Rainer por su familia es tal, que ha dicho que orinaría sobre la tumba de su abuelo (si tuviera una, pues fue colgado en 1947 y no se sabe dónde lo enterraron). “Mi abuelo mató a más de un millón de personas”, reconoce.

El sistema de las cámaras de gas, inyecciones y demás instrumentos de exterminio permitía asesinar hasta 12.000 personas diariamente.

El comandante Rudolf Hoess firmó una carta que se encuentra en el Museo del Holocausto en Washington en la que confiesa que pudo matar hasta a dos millones de personas; las cifras oficiales dicen que habría superado un millón. Allí soportaron experimentos aterradores encabezados por el doctor Josef Mengele, conocido como el ‘Ángel de la muerte’.

Eva, quien hoy tiene 80 años, fundó la organización CANDLES, un acrónimo que en inglés de “Children of Auschwitz Nazi Deadly Lab Experiments Survivors (Niños sobrevivientes de los experimentos mortales de Auschwitz) en 1984. La mujer ha dicho: “Estoy orgullosa de ser su abuela adoptiva. Lo admiro y lo amo. Necesitaba el amor de una familia porque nunca lo tuvo”, le dijo a Konstantinos Lianos, del medio de comunicación Vice.

Además dice que perdona a los nazis y que no siente rencor; por el contrario, se siente libre luego de haberlos perdonado. Eva comparte pensamientos, fotos y anécdotas en su cuenta de Twitter. Rainer Hoess, por su parte, dice que la carga que le dejaron es tan pesada, que aún no ha podido perdonarlos. 


Tomado de  http://www.semana.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...