viernes, 9 de enero de 2015

Mueren los tres terroristas en Francia

 

Los hermanos Said y Cherif Kouachi, supuestos autores de la masacre en la revista satírica francesa "Charlie Hebdo", murieron hoy en el asalto de las fuerzas especiales francesas a la imprenta donde se habían atrincherado, según apuntan varios medios franceses.

El rehén que mantenían en una pequeña imprenta en Danmartin-en-Goele, a unos 40 kilómetros al noreste de París, fue liberado por la policía. Por otra parte, el hombre que esta mañana ha secuestrado un supermercado judío en Vincennes, en el este de París, también habría muerto en el marco del asalto, según ha informado el diario francés 'Le Monde', que cita a fuentes de la Policía gala.



Después de horas de sitio, finalmente la Policía ha iniciado esta tarde el asalto al supermercado judío de Vincennes. En medio de la confusión, al menos cinco rehenes han podido salir ayudados por las fuerzas de seguridad.

Los agentes desalojan los locales cercanos a la tienda judía de París donde un terrorista mantenía como rehenes a seis personas. / AFP

Las televisiones francesas muestran imágenes de humo blanco saliendo de la empresa en la que Said y Cherif Kouachi llevan atrincherados desde esta mañana con un número indeterminado de rehenes y que está bajo el asedio de las fuerzas de seguridad. A las 16.55 hora local (15.55 GMT) se han escuchado los primeros disparos (varias decenas), acompañadas de explosiones de lo que parecen granadas de humo.

Cinco minutos más tarde se escuchó una nueva ráfaga de detonaciones. Agentes del cuerpo de elite de la Gendarmería, el Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN) subieron al techo de una de las naves. Un helicóptero de la Gendarmería, que se hallaba en tierra, se puso en marcha solo tres minutos después. El Ministerio del Interior había anunciado que intentaba contactar con los sospechosos para negociar "un desenlace pacífico" de la crisis. Las fuerzas de seguridad han establecido un fuerte cordón policial de varios kilómetros en torno a la zona donde se están produciendo los hechos.

En torno a las 08.40 hora local (07.40 GMT), de acuerdo con esa fuente, los dos hombres arrebataron por la fuerza su vehículo, un Peugeot 206, a una mujer en la localidad de Montagny-Sainte-Félicité, en el departamento del Oise, quien los identificó como los hermanos Kouachi. Unos minutos más tarde, ya en Dammartin-en-Goele se produjo un tiroteo con la policía, en el que no hubo víctimas.

Los dos presuntos autores del atentado perpetrado contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo, los hermanos Chérif y Said Kuachi, han tomado un rehén en una pequeña imprenta de cuatro empleados en Dammartin-en-Goele, al noreste de París, tras haber protagonizado un tiroteo con la Policía, han informado los medios franceses.

Según la cadena de televisión gala RTL, un vehículo ha sido robado a las 8.40 horas en la localidad de Montagny-sainte-Félicité, en la región de Oise, por dos hombres "armados con armas automáticas y cuya descripción física se corresponde con la de los hermanos Kouachi". El vehículo robado sería un Peugeot 206 y las fuerzas de seguridad han perseguido a los dos terroristas por la autopista N2, que pasa por la localidad de Dammartin-en-Goële. En el lugar se encuentran agentes de las unidades de intervención rápida de la Policía y la Gendarmería (RAID y GIGN).

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha confirmado que las fuerzas de seguridad francesas tienen "una operación en curso" para "neutralizar" a los hermanos Kouachi. "En este momento hay una operación en curso que moviliza la totalidad de los efectivos en Dammartin-en-Goele. El GIGN se encuentra desplegado en el lugar y se van a llevar a cabo las operaciones en las próximas horas y minutos en el marco de un dispositivo pilotado por la autoridad antiterrorista y los servicios del Ministerio del Interior", ha asegurado el responsable político de las fuerzas de seguridad galas. "La movilización es total", ha apostillado.

Los hermanos Chérif y Said Kuachi fueron reconocidos la mañana del jueves por el encargado de una gasolinera cerca de Villers-Cotterêts, una pequeña localidad de Picardía. Lo encañonaron con la intención de conseguir comida, ha indicado una fuente cercana al caso. No llevaban pasamontañas, según las cámaras de videovigilancia, estaban armados con fusiles de asalto Kalashnikov y llevaban un lanzacohetes en el coche.

Ambos tenían vetada la entrada en Estados Unidos, según ha revelado una fuente de Seguridad Nacional a la cadena norteamericana NBC. Aunque no ha proporcionado detalles, esta fuente ha afirmado que los Kuachi estaban en la base de datos de terrorismo y en la lista de pasajeros prohibidos en los vuelos hacia Estados Unidos "desde hacía años".

Además, el mayor, Said, pasó "unos meses" en Yemen en 2011 entrenándose en el manejo de armas con un miembro de Al-Qaida, antes de regresar a Francia, ha indicado otro alto responsable estadounidense, que ha confirmado una información del diario The New York Times.


Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...