martes, 3 de febrero de 2015

Urtibe complicado por espionaje a opositores y magistrados

 


Tensión y preocupaciones para el ex presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010) tras la llegada al país de María del Pilar Hurtado, quien fue la directora del servicio secreto durante su mandato, investigada por el espionaje ilegal a opositores, periodista y magistrados. 

Los nervios del ex mandatario no son para menos, Hurtado había salido del país rumbo a Panamá, para refugiarse luego que concluyera su mandato y que se mantuvieran en firme las investigaciones por los seguimientos ilegales de parte de la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía.

Hurtado llegó el fin de semana de Panamá, tras cuatro años de estar refugiada en ese país, a donde había llegado por insinuación del mismo Uribe, según la prensa local, luego de que Interpol lanzara una orden de detención internacional en contra suya. 

La ex directora arribó a Bogotá el sábado en medio del sigilo y en un avión de la policía, fue conducida a los calabozos de la Fiscalía y su aparición en la escena local despertó el nerviosismo de Uribe, que desde antes de su llegada emprendió una campaña mediática, a través de Twitter, para desligarse de lo que eventualmente pueda decir Hurtado, a quien defendió. 

Este lunes, Uribe publicó 15 mensajes en Twitter, todos enumerados, para desmentir cualquier acusación en contra suya y en las que incluyó una nueva forma de llamar lo ocurrido, "operaciones de seguridad nacional".

En esos trinos, Uribe dijo que ni él ni Hurtado dieron "órdenes" para ejecutar "acciones ilegales", sostuvo que la directora del servicio secreto llegó al cargo antecedida por la "buena reputación" de gobiernos anteriores y fue designada por sus méritos. 

Sostuvo que las "operaciones de seguridad nacional" no violaron la ley porque fueron para "indagar por caso de senadora que incitó a golpe de Estado desde México", en alusión a Piedad Córdoba, y por averiguar por "dineros del chavismo" girados a una mujer vinculada con el actual alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro. 

"Operaciones de SegNal como indagar por aportes del Chavismo a políticos, no violan la ley (sic)", dijo el ex mandatario en su quinto trino. 

Agregó, en sus otros mensajes, que quienes señalan a Hurtado de realizar las interceptaciones ilegales "la acusan mentirosamente" y les reprochó a los "funcionarios de alto nivel", que hicieron esos seguimiento, que "si las órdenes eran ilegales por qué las cumplieron!". 

Finalmente, Uribe dijo que a "María del Pilar, a otros compañeros y a mi nos acusa el Colectivo, abogados de Farc y de extrema izquierda" y agregó que Hurtado "ha sido una funcionaria proba".

Los seguimientos ilegales, llamados en Colombia como "chuzadas", se conocieron en 2009, a través de la prensa local que siguió ahondado en el tema hasta llegar a la detención de varios funcionarios de alto nivel del servicio secreto, que recibía órdenes directas de Presidencia. 

En todo esta caso, que poco a poco se ha ido esclareciendo, la pieza que le faltaba al rompecabezas judicial armado por la justicia local era Hurtado, a quien la Corte Suprema de Justicia le adelantó un juicio en su ausencia y al que solo le resta por conocerse el fallo condenatorio, por varios delitos. 

El vicefiscal, Jorge Perdomo, aseguró hoy que la Fiscalía está dispuesta a ayudar a Hurtado, si esta decide contar lo que sabe sobre el caso, aunque la ex directora del servicio secreto aseguró a su llegada a Bogotá, que la información que poseía sobre el tema estaba en un computador que perdió en Panamá. 

César Julio Valencia, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, foco de los seguimientos ilegales, confió hoy en que Hurtado ayude a esclarecer los hechos, pese a que varios de los implicados ya admitieron su responsabilidad en los hechos. 

Aseguró que las órdenes del espionaje procedían de la casa de Gobierno y que la razón de todo ello era las investigaciones que en aquel momento les seguía la corte a varios congresistas que se aliaron con los grupos paramilitares y quienes hacían parte de la coalición de Gobierno, incluido el primo de Uribe, el ex senador Mario Uribe. 

"La Corte Suprema de Justicia fue perseguida por la parapolítica, por investigar a parapolíticos e indagar a congresistas como Mario Uribe, es cuando se viene la cacería feroz contra la Corte, que fue orquestada y dirigida desde la Casa de Nariño (sede de Gobierno, ndr)", señaló Valencia a radios locales.

La llegada de Hurtado revivió uno de los casos más lamentables de la política reciente y reactivó una serie de resquemores que parecían dormidos, en un país dividido entre quienes idolatran a Uribe, por encima de los señalamientos en su contra, y quienes se consideran sus víctimas y esperan que la justicia actué en su contra. Fuente: (Ansa).- http://www.elonce.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...