martes, 24 de marzo de 2015

Israel espió los diálogos nucleares entre Estados Unidos e Irán

El gobierno israelí espió las conversaciones entre Irán, Estados Unidos y otras cinco potencias sobre el programa nuclear iraní, según informó este martes el diario The Wall Street Journal.

Hablen tranquilos

Israel se apresuró en desmentir esta información divulgada por el rotativo estadounidense y la tildó de "contraria a la verdad".

Según el diario, que cita fuentes de la administración estadounidense, Israel buscaba elementos para entorpecer las negociaciones sobre el programa nuclear de Teherán entre Irán y el grupo P5+1 (Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania).

Además de micrófonos ocultos, Israel obtuvo reportes de reuniones estadounidenses confidenciales, de informantes y contactos diplomáticos en Europa, según las fuentes citadas por el periódico.

Posteriormente, Israel compartía estas informaciones con senadores y congresistas estadounidenses en un intento de socavar el apoyo a un acuerdo sobre el controvertido programa nuclear iraní, al que se oponen varios republicanos.

"Es una cosa que Estados Unidos e Israel se espíen mutuamente. Pero es otra cosa que Israel robe secretos de Estados Unidos y los comparta con legisladores estadounidenses para sabotear la diplomacia estadounidense", escribe The Wall Street Journal, citando a un alto funcionario estadounidense.

Los servicios de Inteligencia estadounidenses descubrieron la operación tras interceptar comunicaciones entre responsables israelíes. En estos intercambios se hacía referencia a detalles que sólo podían venir de reuniones confidenciales, según la misma fuente.

En Israel, el canciller saliente, Avigdor Lieberman, desestimó esta información.

"Esta información no es cierta. Obviamente Israel tiene que defender sus intereses en materia de seguridad y tenemos nuestros propios servicios de inteligencia. Pero nosotros no espiamos a Estados Unidos. Hay suficientes participantes en estas negociaciones, incluidos los iraníes", dijo.

"Obtuvimos nuestras informaciones de otras fuentes, no de Estados Unidos. Las instrucciones han sido claras desde hace décadas: no espiamos a Estados Unidos, directa o indirectamente", agregó.

En Washington, el Congreso se enfrenta desde hace meses a la administración Obama. Los republicanos critican las negociaciones entre las grandes potencias e Irán con las que buscan llegar a un acuerdo para que Teherán no obtenga el arma atómica.

Pero incluso algunos demócratas, escépticos, están dispuestos a actuar por la vía legislativa para impedir cualquier acuerdo que no desmantele suficientemente la infraestructura nuclear iraní.

Las negociaciones se reanudarán el miércoles en Suiza, antes del 31 de marzo, día en que se vence el plazo para alcanzar un acuerdo.

Teherán alega que su programa nuclear tiene propósitos únicamente civiles.

AFP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...