lunes, 9 de marzo de 2015

¿Por qué Obama escogió este momento para declarar a Venezuela “amenaza” para seguridad nacional de EEUU?



http://www.larioja.com/RC/201412/19/media/cortadas/maduro-venezuela--575x323.jpg

La decisión de Obama:

Diversos medios se han hecho eco de la decisión del presidente Barack Obama de emitir una nueva orden presidencial, mediante la cual declara a Venezuela "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos", contenida en una carta que el mandatario envió al presidente de la Cámara de Representantes. Con este paso, se implementan nuevas sanciones contenidas en la arbitraria Ley de defensa de derechos humanos y sociedad civil de 2014 de Venezuela, que el mismo Obama firmó el 18 de diciembre de 2014, incluso rebasando el contenido de esta legislación.

Dice Obama en la misiva: “La situación en Venezuela, incluyendo la erosión de las garantías de derechos humanos por el gobierno, la persecución de opositores políticos, restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones a los derechos humanos y los abusos de Venezuela en respuesta a las protestas contra el gobierno, y el arresto arbitrario y la detención de manifestantes antigubernamentales, así como la exacerbada presencia de corrupción pública significativa; constituyen una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Paralelamente, en una declaración divulgada por el secretario de Prensa, se advierte que la orden se efectuará y ampliará contra quienes “violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no serán bienvenidos” a Estados Unidos.

La orden presidencial se enfoca sobre aquellas personas que el Departamento del Tesoro determine, mediante una consulta con el Departamento de Estado, y que, según la percepción viciada de EEUU, estuvieran involucrados en:

  • acciones o políticas que debiliten los procesos o institutos democráticos; actos significativos de violencia o conductas que constituyan un serio abuso o violación de los derechos humanos, incluidos aquellos contra personas involucradas en protestas antigubernamentales en Venezuela a partir de febrero de 2014;
  • acciones que prohíban, limiten o penalicen el ejercicio de la libertad de expresión o reuniones pacíficas; o
  • corrupción pública de los altos funcionarios dentro del gobierno de Venezuela.
La orden presidencial también autoriza al Departamento del Tesoro, a enfocarse en cualquier persona determinada a:

  •  ser un líder actual o ex líder de cualquier entidad que tiene, o cuyos miembros se hayan, involucrado en cualquier actividad descrita en la orden presidencial o de una entidad cuyas propiedades e intereses en propiedades estén bloqueados o congelados de conformidad con la orden presidencial; o
  • ser un funcionario actual o ex funcionario del gobierno de Venezuela.

Junto a esta nueva orden presidencial, se anunciaron las sanciones emitidas contra siete funcionarios venezolanos, a los que se les prohíbe entrar a EEUU, así como se les congelan o bloquean sus propiedades e intereses en Estados Unidos. Igualmente, se les prohíbe a los estadounidenses comerciar con ellos. 

Los afectados por esta arbitraria medida, son: Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Presidente del Centro Estratégico de Venezuela de Seguridad y Protección de la Patria; el exdirector de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y Comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Central de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela; Antonio José Benavides Torres; Justo José Noguera Pietri, excomandante general de la GNB y Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal de la Oficina del Ministerio Público de Venezuela Distrito 20; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela; Manuel Gregorio Bernal Martínez, Jefe de la 31 Brigada Blindada del Ejército de Caracas y ex Director General del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional de Venezuela; y Miguel Alcides Vivas Landino, Inspector General de las Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela (FANB) y ex comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral. 

Hipócritamente, la declaración de la Casa Blanca dice que estas acciones están encaminadas a mejorar la relación con el gobierno venezolano.

Primera reacción venezolana:

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, fue claro y enfático al responder estas nuevas medidas de Obama: "Rechazamos cualquier intento de EE.UU. contra nuestra patria o funcionarios". 

El propio Cabello desnudó las verdaderas intenciones de EEUU con esta nueva medida, cuando afirmó que "el terror que quieren imponer, tiene que ver con la necesidad de apropiarse de nuestro petróleo".

¿Por qué se implementan estas medidas justamente ahora?

Varios son los factores de la política norteamericana empleados tras la profundización de las medidas 

● EEUU utiliza el acercamiento diplomático a Cuba con la pretensión de que va a generar recelos entre los otros integrantes del ALBA, particularmente dirigido a generar desconfianza entre revolucionarios venezolanos.

Muchos han sido los que han intentado manipular este proceso de acercamiento diplomático entre EE UU y Cuba, tratando de impostar la idea falsa de que Cuba ha hecho dejación de sus convicciones solidarias. Ejemplo de ello son las declaraciones de la mercenaria Yoani Sánchez, quien al intervenir en la reunión de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), manipuló descaradamente este tema al declarar en el tercer panel dedicado al restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y su impacto en el continente, que: "Primero la dependencia a la URSS, después a Venezuela y en Cuba conocen ahora cómo buscan ayuda en el vecino del norte", dijo la informadora cubana y añadió que "tiene Maduro razón en estar molesto, con el anuncio del 17 de diciembre, es como una traición". 

● Crear las condiciones para arreciar el ataque mediático contra Venezuela en la Cumbre de Las Américas de Panamá, en abril próximo.

● Sembrar división entre la izquierda latinoamericana, debilitándola mediante la falsa especulación y el rumor ideológico.

● Desalentar y crear dudas.

● Buscar las condiciones de guerra ideológica para promover acciones desde el exterior para provocar un golpe de estado en Venezuela, alentando a la derecha venezolana.

● Dar luz verde a acciones combinadas con algunas naciones cómplices de EEUU para provocar una intervención foránea en Venezuela.

Todos estos planes están en marcha. Cuba no abandonará jamás al hermano gobierno bolivariano, ni el ALBA tampoco. Otra vez Obama se equivoca.


Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...