jueves, 30 de abril de 2015

¡Alerta! CIA busca asesinar a Putin.



Ahora mismo, la inteligencia rusa se encuentra monitoreando un plan que pretende vanamente asesinar a Putin y que involucra no solo a la CIA, sino también a varios de sus servicios amigos.

 

Desde hace algún tiempo, según el portal Infowars, el investigador y reportero Kit Daniels, entrevistó a un ex funcionario de inteligencia de la CIA, en el cual el mismo admitió que la Agencia contempla dentro de sus acciones desestabilizadoras contra Rusia la eliminación física del presidente Vladimir Putin.

Para realizar este plan magnicida, concebido dentro de la actual guerra de espionaje, desestabilización y aislamiento de Rusia, en torno al diferendo sobre Ucrania, la CIA ha manejado diferentes opciones que van desde el empleo de su propia agentura especializada, así como el empleo de agentes de otros servicios de inteligencia como los de Ucrania, terroristas chechenos y una suerte de sicarios al servicio del Mossad, el MI5 y de servicios foráneos de Arabia Saudita y otras naciones de Europa.

Uno de esos antecedentes fue puesto al descubierto por Herbert E. Meyer, quien se desempeñó como asistente y asesor especial del Director de la CIA durante el gobierno de Reagan, quien manifestó sin reparos estos planes.

Se sabe que actualmente existen varias operaciones negras que han sido puestas en marcha y que han sido debidamente descubiertas por los servicios de inteligencia y contraespionaje de Rusia.

En esa oportunidad, Meyer dijo: "Si Putin, es demasiado terco para reconocer que su carrera ha terminado, y se hace el revolucionario, soldadito o héroe, y la única manera de sacarlo del Kremlin, será con los pies por delante, con un agujero de bala en la parte posterior de su cabeza, que también estaría bien para nosotros, o nosotros lo hacemos, para ello tenemos una orden ejecutiva especial".

Debe recordarse que la CIA siempre ha contado con operaciones denominadas acciones ejecutivas, cuya realización tiene diversas formas de implementación pero un mismo fin: la eliminación física de líderes enemigos de EEUU. En los últimos meses estas operaciones negras han conducido a la muerte sospechosa de Hugo Chávez en Venezuela, así como a los asesinatos de dirigentes como Saddam Hussein en Irak y Muammmar Gadafi en Libia, luego de injustificadas invasiones.

Estas acciones ejecutivas presidenciales que avalan la opción magnicida de la CIA y su total impunidad, han sido legalizadas por órdenes expresas firmadas por el presidente Bill Clinton, en 1998, y por George W. Bush, el 17 de septiembre del 2011.

La orden ejecutiva es clara: "Que podrán ser eliminadas todas aquellas personas o individuos que no estén detenidos, en cualquier lugar del mundo donde se los encuentre y sin necesidad de recibir una orden expresa del gobierno de Estados Unidos, que por diversas razones puedan ser calificados como enemigos potenciales de los Estados Unidos, a sus intereses y a la de sus ciudadanos o al orden mundial establecido. Las eliminaciones se realizaran siempre y cuando las acciones que lleven a ese desenlace no signifiquen un involucramiento directo de oficiales del gobierno de los Estados Unidos en la ejecución directa del asesinato respectivo".

Lo cierto del asunto es que EEUU sabe bien que las actuales tensiones con Rusia y sus propios desaciertos en la conducción de este peligroso diferendo, han puesto al mundo al borde de una guerra mundial y que sus perspectivas de triunfo resultan dudosas. Una opción más segura y menos costosa –y así lo ha concebido la CIA-, es procurar la muerte de Putin.

La muerte del mandatario ruso, según los especialistas de la Oficina de Planes de la CIA, creará condiciones propicias para generar un caos bien aprovechable por EEUU y por los grandes consorcios financieros, petroleros y de comunicaciones, entre otros, de Norteamérica y Europa.

Las puertas para el magnicidio están bendecidas. Putin y sus servicios de inteligencia lo saben y, aunque no se han dado a conocer todos aquellos planes magnicidas que han sido neutralizados, varias fuentes han filtrado que no han sido pocos.

Ahora mismo, la inteligencia rusa se encuentra monitoreando un plan que pretende vanamente asesinar a Putin y que involucra no solo a la CIA, sino también a varios de sus servicios amigos.

Percy Francisco Alvarado Godoy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...