domingo, 10 de mayo de 2015

Al desnudo conspiración secreta en EEUU


Otra acción adoptada por EEUU fue la sorpresiva detención de varios supuestos oficiales de policía de Estados Unidos en California, a saber  Brandon Kiel, Tonette Hayes y David Henry, a los cuales se implica como miembros de alto rango de la secreta organización  “Departamento de Policía Fraternal masónica”.


Siguiendo la saga casi oculta de la agente del FBI Tunisia Davis, quien entregó hace días un valioso alijo de documentos en la embajada Rusa en Washington y luego fue detenida por la CIA, siendo internada en un hospital mental, nuevos elementos aparecen a cuenta gotas en relación con este caso.

Parte de la información entregada por Davis pone al descubierto una especie de sociedad secreta integrada por miles de miembros de la policía, quienes actúan secretamente y reciben la denominación de Negro Masónicos, los que actúan en operaciones ilegales secretas, fuera del escrutinio público y como una peligrosa fuerza de élite.

Se ha sabido que el gobierno norteamericano solicitó a Rusia la devolución de los documentos entregados por Davis, el pasado 1 de mayo. Rusia respondió al día siguiente que devolvería dichos documentos siempre que la parte solicitante indicara cuáles documentos solicitaba.

EE.UU. nunca proporcionó tal lista, pero se sabe que adoptó medidas urgentes para contrarrestar el daño que implicaba que Rusia tuviera conocimiento sobre sus planes secretos de la NSA. Uno de estos pasos tuvo lugar el 5 de mayo pasado cuando la OTAN estableció un canal de comunicación con Rusia de manera urgente e inusual, con vistas a manejar con bajo perfil las actuales tensiones entre Occidente y Rusia, tratando de prevenir malos entendidos, así como otros desacuerdos y suspicacias que pudieran provocar una conflagración entre ambas partes. 

Otra acción adoptada por EEUU fue la sorpresiva detención de varios supuestos oficiales de policía de Estados Unidos en California, a saber  Brandon Kiel, Tonette Hayes y David Henry, a los cuales se implica como miembros de alto rango de la secreta organización  “Departamento de Policía Fraternal masónica”.  
Esta semana, Kiel, Hayes y Henry fueron acusados ​​de hacerse pasar por policías, pero permanece la duda sobre su trabajo de penetración dentro de las fuerzas policiales estatales usando el manto místico de ser parte de la antigua orden de los Caballeros Templarios, cuyas conexiones actuales abarcan varios estados y se extienden hasta México.

La fiscalía investiga pero mantiene en total secreto las averiguaciones, que no descartan la pertenencia real de los implicados en trabajos secretos para el Departamento de Justicia. Se sabe hasta el momento que los supuestos perjuros mantenían estrechos vínculos con líderes políticos y comunitarios. Brandon Kiel ha sido identificado como un alto funcionario del Departamento de Justicia de California, donde labora como ayudante del Fiscal General del Estado, Kamala Harris.

Hasta el momento todos están acusados de varios cargos de usurpación de cargos públicos, entre otros. Sin embargo, hay una marcada tendencia a descartar el caso y hundirlo en el olvido. ¿Por qué será?

El Departamento de Policía Fraternal masónica (MFPD) es una jurisdicción soberana Masónica municipal, situado dentro de la ciudad de Santa Clarita, California y cuyo jefe 33º es David Henry. MFPD es dirigido por un Gran Consejo Supremo, cuenta con 33 jurisdicciones masónicas y supervisa un medio millón de miembros en todo Estados Unidos.

Rusia, sin embargo, ve a la MFPD como una fuerza policial paralela y secreta, lo cual confirma las palabras de Obama, expresadas durante su campaña para la presidencia en 2008, cuando declaró públicamente: " No podemos seguir dependiendo sólo de nuestras fuerzas armadas con el fin de lograr los objetivos de seguridad nacional que nos hemos propuesto. Tenemos que tener una fuerza civil de seguridad nacional que sea tan poderosa, tan fuerte y tan bien financiada".

Se sospecha que Obama ha dado pasos concretos para crear y organizar esta fuerza secreta policial a través de sus vínculos con  la organización Prince Hall Francmasonería, la que está dirigida desde su Grand Cuartel en Filadelfia, Pennsylvania, estado en donde los últimos cuatro alcaldes y gobernador han sido todos masones. La Prince Hall Francmasonería es una rama de la Masonería norteamericana fundada en el siglo 18 y compuesta predominantemente de los afroamericanos, a la que se vinculan políticos como Jesse Jackson, el congresista Charles Rangel, el ex director de la NAACP, Kweisi Mfume, y Al Sharpton.Según los documentos de la NSA que obtuvo Rusia de Tunisia Davis, la labor de proselitismo ideológico de la Prince Hall Francmasonería se centra alrededor de la radiodifusión y el cable de la mayor compañía del mundo, Comcast, dueña también de la NBC Universal. Con parte de los fondos recogidos se creó la MFPD.

Al Sharpton, acusado de ser informante del FBI, sería el coordinador entre Obama y la Francmasonería de la Prince Hall.

Estas informaciones pueden sugerir que existe ya una conspiración dirigida desde las altas élites gubernamentales para enfrentar la discriminación y el abuso policial diseminado actualmente en EEUU.

Esta investigación está en marcha.

Percy Francisco Alvarado Godoy

Con información de:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...