viernes, 1 de mayo de 2015

CIA revela secretos históricos sobre caída de Saigón

La Agencia Central de Inteligencia (CIA) reveló ayer la verdad sobre una histórica foto en blanco y negro que ilustraba el momento exacto de una de las tantas evacuaciones que tanto la Marina como la Fuerza Aérea norteamericana realizaron en Saigón el 30 de abril de 1975.

Uno de los últimos ciudadanos de los Estados Unidos que abandonaron la ciudad capital de Vietnam del Sur fue Conrad "Connie" Edward LaGueux, quien lideró operaciones de inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial y el conflicto bélico en ese país asiático. La historia de este agente fue revelada por la misma CIA en su página oficial después de 40 años.
 
Crédito: AP
La Agencia Central de Inteligencia (CIA) reveló ayer la verdad sobre una histórica foto en blanco y negro que ilustraba el momento exacto de una de las tantas evacuaciones que tanto la Marina como la Fuerza Aérea norteamericana realizaron en Saigón el 30 de abril de 1975.

Uno de los últimos ciudadanos de los Estados Unidos que abandonaron la ciudad capital de Vietnam del Sur fue Conrad "Connie" Edward LaGueux, quien lideró operaciones de inteligencia durante la Segunda Guerra Mundial y el conflicto bélico en ese país asiático.

Conrad "Connie" LaGueux en Ho Chi Minh (Saigón) en una visita que realizó en 2000. A la derecha, como un joven oficial comando, durante la Segunda Guerra Mundial.

LaGueux se unió a la Central de Inteligencia en 1949, dos años después de su creación. Si bien el nacimiento de la CIA fue tiempo después de finalizada la Segunda Gran Guerra, durante el conflicto armado en Europa y en Extremo Oriente "Connie" cumplió un papel determinante como comando de la OSS Operation Group, un grupo que fue para muchos el germen de la más conocida de las agencias de espionaje. Allí, a los 22 años, LaGueux fue uno de los paracaidistas que se adentró detrás de las líneas nazis: su primera misión suicida.

Durante la Segunda Guerra Mundial el hombre contribuyó a detener un tren repleto de soldados alemanes que tuvieron que rendirse sin más ante la determinación de este grupo comando de elite -junto a la resistencia irregular francesa- que los sorprendió por su destreza. Más de 5.800 nazis se rindieron, un paso clave para liberar el sur de Francia. También fue clave en la lucha que se libró en el teatro de operaciones de China, Birmania y la India. Allí ayudó a Chiang Kai-Shek a luchar contra los japoneses.
 
 
Cuando se unió a la CIA, tiempo después, su lengua nativa lo ayudó a liderar operaciones alrededor del mundo. Su conocimiento natural del francés sería determinante para comprender la realidad vietnamina, país que estuvo bajo poder de Francia durante décadas. Fue así como aceptó formar parte de la División Asia Oriental. Con el tiempo se trasladaría a Saigón, donde se destacaría por su capacidad analítica y su toma de decisiones. Esa oficina se convertiría en la más grande de la Agencia en todo el mundo. Él ya era uno de los jefes y una pieza clave durante el conflicto armado más extenso del que haya participado Estados Unidos.

En 1975, con la guerra de Vietnam terminada formalmente en las oficinas de Naciones Unidas, hubo una última ofensiva del Norte contra el Sur. La batalla se hizo conocida como la "Campaña 275". El objetivo del Vietcong: capturar la región de Tay Nguyen. El resultado fue desastroso y LaGueux lo comprobó por sí mismo. Sobrevoló la zona en un helicóptero de Air America -una línea aérea propia de la CIA para operar en la región- y se dio cuenta que todo estaba terminado: había que comenzar la retirada lo antes posible. Pero esa no sería una tarea fácil. Tenía la experiencia de la Segunda Guerra Mundial aún fresca en su memoria. Y ahora se trataba de más de 70 mil personas entre norteamericanos y vietnamitas.
 
 
De vuelta en la capital de Vietnam del Sur y en su base de operaciones, LaGueux y su jefe, Thomas Polgar, revisaron cuál debería ser la estrategia a seguir: propusieron reducir el personal de la Embajada de los Estados Unidos en Saigón y de su propia oficina lo antes posible y le sugirieron a las autoridades vietnamitas que negociaran un nuevo alto el fuego con las fuerzas enemigas que marchaban hacia la ciudad. Vietnam del Norte no quiso saber nada. Corría abril de 1975. El tiempo se terminaba y la situación se volvía crítica.

El 27 de abril Vietnam del Norte atacó la base aérea de Tan Son Nhut lo que haría imposible el despegue de aviones. La caída de Saigón era inminente y la preocupación de las autoridades norteamericanas en la ciudad se acrecentaba: ¿cómo harían para salir de allí? Fue en ese momento cuando LaGueux planificó lo que sería una misión suicida, no sólo para él -lo cual lo tenía sin cuidado- sino para miles de ciudadanos norteamericanos y vietnamitas que debían abandonar tierra hostil.
 
 
"Connie" puso en marcha la "Operación Viento Frecuente", la cual consistía en el uso de helicópteros de los Marines y de Air America hacia la Séptima Flota norteamericana frente a la costa a pocos kilómetros de la agresión. Pero no fue sencillo. La misión incluia -por un lado- evacuar a todo personal de la embajada de los Estados Unidos con sus familias, a los altos mandos militares junto a sus familias, empresarios norteamericanos y europeos, periodistas con sus familias. Pero también información de la Agencia y todo su personal. Por el otro lado también se debía tener en cuenta a los aliados locales. Fue por ello que también se debería poner a salvo a las autoridades de Vietnam del Sur y staff militar, incluyendo todas sus familias.

LaGueux ideó un plan que debía mantenerse en secreto para lograr calma en quienes serían evacuados. Cuando la American Radio Service anunciara que la temperatura era de "41°C y creciendo" y luego sonara "White Christmas" de Bing Crosby, quienes habían sido advertidos deberían dirigirse de inmediato a alguno de los 14 puntos de la ciudad en que irían los helicópteros a recogerlos. La Embajada era el punto más importante y donde mayor gente se concentró para ser evacuada.

Fue durante la evacuación que una fotografía se hizo famosa. En ella se distingue un helicóptero de los Marines haciendo equilibrio sobre una superficie en la que apenas cabe en lo alto de un edificio. Una escalera es la vía que une a la máquina con los evacuados. Durante años se creyó que esa imagen correspondía a parte de la Embajada de Estados Unidos en Saigón. Sin embargo, lo que casi nadie supo es que ese lugar era ni más ni menos que lo alto del edificio donde vivía el propio LaGueux, los Departamentos Pittman. La sede diplomática norteamericana estaba a unas cuantas cuadras de allí. Pero el agente no subió en esos vehículos. No había concluido su misión en Vietnam.
 
Evacuación en el edificio de LaGeux
 
En la madrugada del 30 de abril de 1975 él, Polgar y el embajador Graham Martin aún permanecían en el edificio diplomático mientras las fuerzas de Vietnam del Norte ya irrumpían en la ciudad. El jefe de la CIA envió lo que sería el último cable a las oficinas centrales de la Agencia: "...este será el mensaje final desde Saigón... Ha sido una larga y dura lucha y hemos perdido".

A las 4 AM un helicóptero descendió en la Embajada. Un marine bajó de la nave y se dirigió al jefe diplomático: "Señor, el Presidente Ford me dio órdenes de llevarlo abordo de este helicóptero si usted no va voluntariamente. Es hora de partir". También era momento para LaGueux, quien junto a Polgar destruyeron los pocos documentos que quedaban y los sofisticados aparatos de comunicación. Saigón había caído. En total 6.000 norteamericanos fueron evacuados durante abril de 1975 y un total de 65 mil vietnamitas del sur, gracias a la tarea del antiguo comando de la Segunda Guerra Mundial.
 
"Connie" LaGueux se retiró dos años después. Volvió a Ho Chi Minh (Saigón) en 2000. Moriría al poco tiempo.
 
http://www.infobae.com

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...