domingo, 3 de mayo de 2015

Jeb Bush conspira contra Marco Rubio



Todo parece indicar que los mafiosos congresistas de Miami han comenzado a coquetear con Bush, dando la espalda por el momento a Marco Rubio, otro de los aspirantes a la presidencia. Sin embargo, es solo el comienzo y el juego puede hacerlos cambiar de bando.

Former Florida Republican Governor Jeb Bush is shown. | Getty

Con el apoyo de tres de los más acérrimos representantes de la derecha floridana, los representantes republicanos Mario Díaz-Balart e Ileana Ros-Lehtinen, así como el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, el aspirante a presidente por el partido republicano Jeb Bush ha preparado un evento de recaudación de fondos para fines de este mes. Su estrategia ha sido incluir a su esposa de origen mexicano como ficha de atracción a los posibles invitados.

Se conoce que la recepción para recaudar fondos se realizará el 18 de mayo, en el Jorge Mas Canosa Youth Center, en Miami-Dade West, solicitando el pago mínimo de 25 USD por persona.

Esta recaudación irá a parar al comité de acción política de Jeb Bush y no su "super PAC", donde sí se han ido acumulando millonarias sumas de dinero de sus contribuyentes, muchos de ellos anónimos hasta el momento.

Por otra parte, Jeb Bush se reunió en privado con cerca de 15 legisladores republicanos de la Cámara, en el interior de una casa marrón de dos pisos, en la cuadra 300 de la calle C Sudeste en el barrio de Capitol Hill, Washington, en la noche del pasado lunes.

La corta reunión, en la Jeb estuvo cerca de media hora, contó con la presencia de siete políticos floridanos  -entre ellos John Mica, Daniel Webster, David Jolly, Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart, Jeff Miller y Carlos Curbelo-; el representante por Carolina del Norte, Patrick McHenry; los representantes por Illinois, Adam Kinzinger; por Texas, Mike Conaway; y de Louisiana, Charles Boustany.

Todo parece indicar que los mafiosos congresistas de Miami han comenzado a coquetear con Bush, dando la espalda por el momento a Marco Rubio, otro de los aspirantes a la presidencia. Sin embargo, es solo el comienzo y el juego puede hacerlos cambiar de bando.

Esta secreta reunión levantó especulaciones y sospechas, sobre todo cuando uno de los voceros de Jeb se negó a hacer comentarios.

Cuando los buitres callan es porque esconden de otros la carroña, reza un viejo refrán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...