jueves, 21 de mayo de 2015

Rand Paul paraliza durante horas la renovación de la Patriot Act



En los Estados Unidos hay una costumbre muy democrática, y es que las leyes que apuntan a un objetivo concreto se aprueban por un período determinado. De este modo, pasado el período de vigencia, la ley tiene que volver a someterse al mismo proceso legislativo para seguir vigente. Pero para ello sus resultados y sus costes se debaten en los medios y en las cámaras.

Esto es lo que ocurre con la Patriot Act, el conjunto de medidas de lucha contra el terrorismo, impulsadas por el presidente George W. Bush, que incluye un conjunto de medidas que permiten la vigilancia de ciudadanos de a pie sin orden judicial. Es la base jurídica para la creación de un Estado panóptico, que vigila a los ciudadanos. El debate está entre quienes creen que la Patriot Act ha hecho más segura aquélla sociedad y quienes creen que el Estado federal ha extralimitado sus poderes, y trata a los ciudadanos como potenciales terroristas.

Rand Paul ha vuelto a recurrir a la técnica parlamentaria del filibsterismo, hablar durante horas en el Senado de los Estados Unidos, para paralizar una ley. En este caso es el refrendo de la Patriot Act. Ya recurrió a ello del 6 al 7 de marzo de 2013 para bloquear la elección de John O. Brennan como director de la CIA. En realidad no se le recuerda por eso, sino por hacer una feroz crítica al uso de drones por parte del gobierno federal sobre los ciudadanos estadounidenses. Paul dedicó buena parte de las casi 13 horas que estuvo hablando en el Senado para exponer sus ideas de defensa de los derechos individuales frente al Estado.

Este miércoles ha hecho lo mismo. En esta ocasión, frente a la Patriot Act. La ley permite que las compañías de telecomunicaciones recogan masivamente datos de los usuarios. Paul cree que esto atenta contra la Cuarta Enmienda y contra la tradición individualista de los Estados Unidos, y que recae en el concepto de una “culpa colectiva”, con antecedentes en la época de Jim Crow y de los campos de concentración de japoneses durante el gobierno de Franklin Roosevelt. Llama a las compañías a la desobediencia civil, en defensa de sus derechos y de los ciudadanos, para que no le cedan sus datos al gobierno federal.

Paul también señala que la ley se justifica por unos motivos, la lucha contra el terrorismo, pero se utiliza para otros. Está documentado el uso para la lucha contra el tráfico de drogas. Socava el principio de la presunción de la inocencia. Y critica que se hable de la Constitución en términos utilitarios: válida si consideramos que produce buenos efectos, papel mojado si pensamos que saltársela es más útil.

Paul ha vuelto a conseguir lo que logró con su anterior filibusterismo: recordar los derechos individuales frente al Estado, y agrandar su propia figura. Rand Paul es uno de los principales pre candidatos republicanos para las elecciones de 2016.

http://www.gaceta.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...