sábado, 6 de junio de 2015

Mossad usó a la CIA en operativo de bandera falsa.

George Bush, Ehud Olmert Israel
George W. Bush y el ex primer Ministro israelí, Ehud Olmert.


El Mossad israelí realizó entre los años 2007 al 2008 una operación de bandera falsa –haciéndose pasar sus agentes reclutadores por oficiales de la CIA-, con vistas a reclutar a ciudadanos británicos y de otras naciones europeas para que se integraran al grupo terrorista Jundallah, una organización extremista suní con base en Pakistán. El propósito era fortalecer a este grupo terrorista que ha llevado a cabo una serie de ataques contra Irán y asesinatos selectivos de funcionarios del gobierno iraní.

Tal información fue filtrada ayer a Mark Perry, del diario Política Exterior, por fuentes anónimas de la inteligencia estadounidense. 

Este hecho llevado a cabo durante la administración del ex presidente George W. Bush, provocó serias tensiones ocultas entre EEUU e Israel. 

Según Perry, un buen número de agentes del Mossad usaron la tapadera de ser miembros de la CIA y se movieron por Europa con pasaportes norteamericanos y disponiendo de fuertes sumas en USD.


Una de las fuentes de Perry reconoció el disgusto de Bush y altos funcionarios de la CIA, comentándole lo siguiente: “El informe provocó preocupaciones de la Casa Blanca que el programa de Israel estaba poniendo los estadounidenses en riesgo" (…) “No hay duda de que los EE.UU. ha cooperado con Israel en las operaciones de recolección de inteligencia contra los iraníes, pero esto era diferente. No importa lo que piensen los demás, no estamos en el negocio de asesinar a funcionarios iraníes o matar a civiles iraníes.” 

Por otro lado, estas acciones de Israel perjudicaron, a su vez, los vínculos estadounidenses con Pakistán, quien estaba siendo presionado por Irán en ese entonces por las actividades de Jundallah.

Con independencia del costo político que provocó esta operación de bandera falsa del Mossad, los EE UU optaron por no tomar medidas drásticas hacia su socio sionista. Sin embargo, la administración Obama ordenó replantearse los programas conjuntos de inteligencia entre ambas naciones con respecto a Irán, lo que frenó –al menos en apariencia-, este tipo de aventuras del Mossad.

Las informaciones aportadas por Perry recibieron un mutismo sospechoso dentro de la administración norteamericana y los círculos de inteligencia de esa nación.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...