miércoles, 26 de agosto de 2015

OPERACIÓN CÓNDOR ¿Y LA CEA?



https://yt3.ggpht.com/-AAY-IIm2lxw/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAAAA/UrUHDbfU970/s900-c-k-no/photo.jpg

LA CEA, Conferencia de Ejércitos Americanos, fue creada en 1960 con la finalidad de constituirse en un foro de debates para el intercambio de experiencias sobre temas de seguridad, defensa y organización militar de carácter internacional. Está integrada y dirigida por veinticinco ejércitos de países americanos, cinco de los cuales desarrollan un papel de observadores inmediatos a dos Organizaciones Militares Internacionales.

El próximo 25 de noviembre del 2015 se cumplirán 40 años de la creación de la Operación Cóndor, pacto criminal militar  y terrorismo que vino desde  Santiago de Chile, siendo su autor intelectual Henry Kissinger, entonces Secretario de Estado Norteamericano aplaudido por  el entonces presidente Pinochet y conforme con gobernantes autoritarios aliados  de Argentina (Videla)  Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

La primera Conferencia de Ejércitos Americanos se llevó a cabo entre el 8 y el 12 de agosto de 1960, en el Fuerte Amador de la República de Panamá, donde  se dejó establecido el objetivo inicial que fue la Convocatoria de los Ejércitos de América, para abordar temas comunes y  una concordancia de los ejércitos de la región o afrontar de manera combinada e integral las amenazas contra el continente.

La Conferencia de Ejércitos Americanos cuenta reglamentos que establecen sus funciones en cada país y el ejército,  es sede anual del ciclo con el deber de crear la Secretaría Ejecutiva Permanente de la Conferencia de Ejércitos americanos (SEPCEA).

La Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA) se creó oficialmente en 1960 como un foro internacional de Comandantes de Ejércitos del Hemisferio Occidental.

EL  CONDOR SIGUE VOLANDO

Para el Caribe y  Sudamérica la Operación Condor  creó la implantación del Terrorismo de Estado porque consideraba a nuestros pueblos como enemigos internos y  eliminó  fronteras para facilitar  la persecución y  el exterminio de los querellantes políticos. Fue  ciertamente una conspiración contra la sociedad de América latina con el fin de instalar el mercado absoluto y la  inseguridad total.

A la CEA le corresponde materializar la planificación, dirección, ejecución, control y evaluación del proceso que se desarrolla durante el ciclo, según los acuerdos adoptados por los comandantes de los ejércitos miembros. Planear, organizar y conducir la conferencia de comandantes y su respectiva reunión preparatoria. 

El Ejército donde se establece la CEA se denomina Ejército Sede, decide por dos  años y asume funciones a partir de la recepción de  quien le entrega la responsabilidad de las listas de subversivos de cada país. 

Actualmente la CEA se rige por un reglamento interno aprobado por todos los comandantes miembros de la misma.

Almada es un renombrado jurista y activista de los derechos humanos en su país, pero es más conocido en América Latina por su papel protagonista en el descubrimiento (1992) de los "archivos del terror",  base documental de los organismos de seguridad del régimen de los dictadores de turno y de la llamada Operación Cóndor.

Este plan internacional de represión fue instaurado por los principales regímenes dictatoriales latinoamericanos del Cono Sur de América para acabar con la oposición política durante las décadas de los años 70 y 80 del siglo pasado, recurriendo a las torturas y al asesinato de disidentes.

El lema de la Operación Cóndor era que "cada cual se hace cargo de su propia basura", en referencia a la eliminación de los opositores secuestrados en su país de origen.

En mayo de 1997 un coronel paraguayo, Francisco Ramón Ledesma, le escribe a un coronel ecuatoriano: aquí le mando la lista de los actuales subversivos paraguayos para la lista de subversivos de toda América Latina. Esa lista fue a parar a la CEA", acusa Almada.

El Cóndor "sigue volando" en América Latina, también  subraya Almada, quien destacó que el presidente de Paraguay, Fernando Lugo (2012), "le tenía  miedo" a esa operación, pues opinaba que le podría ocurrir lo que le sucedió al depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya. ¡Y se cumplió!

Luego la Secretaría Ejecutiva Permanente de la CEA se encontró bajo la responsabilidad del Ejército de México, en desarrollo del Ciclo XXX, durante los años 2012 y 2013, bajo la presidencia del señor General Salvador Cienfuegos Zepeda Secretario de la Defensa Nacional, hasta el mes de febrero de 2014 cuando el Ejército Nacional de Colombia recibió de manera oficial la presidencia para el Ciclo XXXI.

En la  reunión de la conferencia de ejércitos americanos (CEA) se dice que donde  se distribuyó  la lista negra de subversivos tuvo lugar en noviembre de  1995  en Bariloche, Argentina, durante la V Cumbre Iberoamericana, que tuvo lugar en la localidad de San Carlos de Bariloche los días 16 y 17 de octubre de 1995 cuando Menem dio un discurso con dos dimensiones de la posición argentina hacia la cuestión cubana. Por un lado, promovió el levantamiento del embargo norteamericano contra la isla. Por el otro, insistió en la necesidad de la democratización del sistema político y el “respeto” a los derechos humanos en la isla. La posición adoptada  encontró un eco favorable en Fidel Castro, quien dijo "alegrarse mucho" por la propuesta del mandatario argentino, que instaba al levantamiento del embargo a Cuba por parte de Estados Unidos. El texto de la declaración final de la Cumbre contuvo, aunque de manera solapada, elementos de este doble perfil argentino hacia el sistema socialista de Cuba. Por una parte, una elíptica condena el embargo, en tanto rechaza "las medidas coercitivas unilaterales que afectan el bienestar de los pueblos iberoamericanos", sin mencionar el bloqueo contra La Habana. Por la otra, la reafirmación de la vigencia de la democracia y del respeto a los derechos humanos como valores esenciales, sin referirse concretamente al gobierno cubano cuando sufrió la invasión de Girón. 

En 1997 funcionó en Quito, Ecuador. En noviembre de 1999 en La Paz, Bolivia. En noviembre del 2001 en Santiago de Chile con palabras de bienvenida a los militares especialistas en Golpes de Estado de la Región, estuvo a cargo del entonces Presidente  Ricardo Lagos.

CITO a Fidel cuando trata el libro Operación Cóndor de Stella Calloni donde alerta  y denuncia atroces crímenes cometidos por Estados Unidos contra  pueblos de América latina, libro que es un texto clásico para comprender lo que significa el imperialismo yanqui. Es la denuncia más objetiva y detalladamente documentada que hasta hoy he leído-continúa Fidel- insuperable en su estilo y elocuencia. Impresiona la lista de eminentes figuras, militares y civiles vilmente asesinadas como el arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, los generales chilenos Schneider y Prats, presidentes de otros países, la conspiración en Chile con la muerte de Salvador Allende y el establecimiento del gobierno fascista. Presidentes de Estados Unidos como Nixon, Reagan y Bush padre han sido cómplices de todo esto.

Como dice Almada que en Chile por fin llegó la primavera democrática, y como una medida de transparencia en el seno de las FF.AA, solicitan para su  Centro de Documentación del Museo de las Memorias y  a través del canal institucional correspondiente, una copia de la lista de los subversivos distribuida en la reunión de la Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA) llevada a cabo en Santiago de Chile en noviembre de 2001.

Aprovecha la oportunidad para saludar con su más alta y distinguida consideración y firma  Martín  Almada, Premio Nobel Alternativo y Miembro Del Comité Ejecutivo de la Asociación Americana de Juristas.

ALGO PARA RECORDAR:

Al poder militar se lo entronó en 1954 en Paraguay, en 1964 en Brasil, y poco después en Perú, (1968), Uruguay, (1972) Chile (1973), Argentina, (1976) Bolivia, entre otros países. Por esta razón, los nombres de los generales Alfredo Stroessner, Rafael Videla, Augusto Pinochet, el coronel Hugo Banzer, y el civil José María Bordaberry, son conocidos por miles de víctimas de sus gobiernos, tanto como para numerosos hombres y mujeres solidarios que en diversas partes del mundo se esforzaron para denunciar sus atrocidades y sus numerosas violaciones a los derechos humanos. En algunos países, gobiernos elegidos democráticamente se ponían bajo la tutela militar, tal como ocurrió en Uruguay, Guatemala, El Salvador y Honduras.

Los regímenes militares no solo aspiraban a eliminar las señales de una supuesta subversión en sus países, sino a construir estructuras económicas y políticas tendientes a la modernización y el desarrollo de sus sociedades en el marco de la doctrina de la "Seguridad Nacional". Como modernización se entendía la implantación del capitalismo, al estilo de los Estados Unidos de Norteamérica, al que se le consideraba como el único modelo posible para las naciones latinoamericanas. En agosto de 2015 de la conferencia participarán comandantes y jefes militares de las fuerzas armadas de Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Perú y Uruguay, además de representantes militares paraguayos.

Además, está prevista la presencia del comandante del Comando Sur de Estados Unidos, el general John F. Kelly, que acudirá como representante estadounidense.

Durante el año que cursa, la Conferencia pasará por dos años a Colombia. Para quien esto escribe es un gran dolor de cabeza.

ADRIANA VEGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...