viernes, 4 de septiembre de 2015

27 civiles murieron en ataque de caza canadiense en Irak

Un caza polivalente CF-18 Hornet fabricado por la compañía estadounidense McDonnell Douglas para Canadá.

Unos aviones de combate de Canadá mataron a 27 civiles al oeste de la ciudad de Mosul, en Irak, durante un supuesto bombardeo contra terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) a principios de año, según documentos recién desvelados del Pentágono.

Los documentos, obtenidos por la cadena de noticias canadiense CBC News el jueves, indican que soldados de las fuerzas especiales de la llamada coalición anti-Daesh recibieron un informe de un “soldado peshmerga (kurdo iraquí) que hablaba inglés”, quien alegó que “entre 6 y 27 civiles fueron asesinados el 21 de enero como resultado de un ataque de la coalición”.

El informe prosigue al decir que efectivamente “un ataque canadiense (de un avión CF-18) golpeó a un francotirador o posición de ametralladora pesada de Daesh en el tejado de un edificio situado en un complejo ocupado por el EIIL que correlaciona con el supuesto relato (del soldado kurdo)”.

El Ejército canadiense, que rechaza las acusaciones, hasta ahora se ha negado a identificar el origen de las denuncias o proporcionar información acerca de la calidad de la investigación, y además, según otros informes internos del Departamento de Defensa estadounidense, un asesor legal del Comando de Operaciones Conjuntas canadiense opina que bajo las leyes de Derechos Internacionales de Conflictos Armados (DICA) no existen obligaciones para que la Fuerza Aérea Canadiense lleve a cabo una investigación.

En este contexto, el oficial de Asuntos Públicos de las Fuerzas Armadas de Canadá, Kirk Sullivan, dijo a la cadena que la revisión de la Fuerza Aérea Canadiense no identificó “motivos sustanciales para creer que los civiles habían sido asesinados”.
También se defendió al decir que “con posterioridad a los hechos denunciados, no había información de las fuerzas de seguridad iraquíes o del Gobierno que sugiriesen que puede haber habido víctimas civiles”.

            Bombardeos de la llamada coalición anti-EIIL en la ciudad siria de Kobani, octubre del 2014

El documento además reúne 45 casos independientes sobre decenas de civiles presuntamente asesinados por la llamada coalición anti-EIIL liderada por EE.UU. en Irak y Siria.

La Cámara de los Comunes de Canadá aprobó en octubre del 2014, seis meses de ataques aéreos en Irak para combatir a la banda terrorista en las zonas de Irak, y que anunció mantener sus fuerzas despliegadas en la zona, después en marzo, y prorrogar la misión por “un largo tiempo” en Irak y Siria.

La coalición anti-EIIL, que carece de la autorización expresa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) para realizar estos ataques, ha sidotachado de ineficaz por distintos países en reiteradas ocasiones, entre ellos Siria.

Además, los grupos extremistas como EIIL que se crearon en los recientes años gracias al apoyo de los países como EE.UU., tratan de utilizar el terrorismo para llegar a sus objetivos en Oriente Medio, tales como el derrocamiento del Gobierno sirio.

Según distintos informes, esta coalición ha enviado armas a los takfiríes, ha atacado “por error” a las fuerzas locales y ha matado a los civiles.

Fuente: Agencias/http://radiomacondo.fm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...