domingo, 27 de septiembre de 2015

La tragedia de La Meca es la secuela de una guerra por el poder en el seno de la familia real saudí

El príncipe heredero adjunto saudí, Mohamad bin Salman (derecha), junto al principe heredero (centro), Mohamad bin Nayef y el excanciller fallecido saudí, Saud al-Faisal.
El príncipe heredero adjunto saudí, Mohamad bin Salman (derecha), junto al principe heredero (centro), Mohamad bin Nayef y el excanciller fallecido saudí, Saud al-Faisal.

La tragedia suscitada cerca de La Meca es la secuela de una guerra por el poder en el seno de la familia real saudí, revela un funcionario de este país árabe.

El asesor del ministro saudí de Educación Superior, Abdolá al-Maqrun, citado el sábado por medios locales, reveló que la falta de organización en los ritos del Hach de este año se debe a la “intensificación de la disputa por el poder en el seno de la familia real saudí”.

La estampida ocurrió el pasado jueves coincidido con el día Eid al-Adha (la gran fiesta islámica del Sacrificio), en Mina, situada a las afueras de La Meca, donde perecieron más de dos mil peregrinos.

Lo sucedido el jueves en Mina no es la única tragedia que ha ensombrecido el Hach de este año, pues el 11 de septiembre (2015) la caída de una grúa en la Mezquita Al-Haram, en La Meca, dejó más de cien muertos y centenares de heridos.

Para el funcionario saudí, la aglomeración mortal y otros incidentes en el Hach de este año han sido tramados por el príncipe heredero adjunto saudí, Mohamad bin Salman, en contra del príncipe Mohamad bin Nayef bin Abdulaziz Al Saud, heredero directo al trono del país árabe y el encargado de gestionar el peregrinaje musulmana a La Meca.

“Teniendo en cuenta las diferencias políticas existentes en el seno de la familia real, lo acaecido en Mina puede haberse tratado de una conspiración organizada con el fin de ocasionar la destitución del actual príncipe heredero y así abonar el terreno para que Mohamad bin Salman se convierta en el sucesor del rey saudí”, denunció Al-Maqrun.

Para Al-Maqrun, las ambiciones de poder y la guerra interna en la casa saudí segó la vida de esos peregrinos en la fiesta del Sacrificio.

Las afirmaciones de Al-Maqrun coinciden con un reciente informe que evidenció que fue el paso sorpresivo del convoy del príncipe heredero adjunto saudí por Mina, lo que ocasionó la tragedia más mortífera en el Hach durante las últimas dos décadas.

Las tensiones en el seno de la monarquía árabe han ido aumentando progresivamente tras el fallecimiento del anterior rey saudí y el traspaso del poder a personas próximas al nuevo monarca, Salman bin Abdulziz.

El rey saudí, Salman bin Abdulaziz al-Saud, y su hijo Mohamad bin Salman.

Hace una semana, un miembro de la familia real saudí urgió la realización de una reunión de emergencia para reemplazar al rey saudí, con el fin de salvar el reino árabe de una “debacle del Estado”.

Mohamad bin Salman, aún no cumplido los 30, y ya funge del ministro de Defensa, jefe de la Corte del Rey y presidente de una comisión encargada del desarrollo económico.

Mientras, Mohamad bin Nayef, de 55 años de edad, acumula los cargos de ministro del Interior, presidente de un comité responsable de la seguridad y la política exterior, así como el encargado de administrar los rituales del Hach.

Fuente: Agencias/http://radiomacondo.fm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...