domingo, 27 de septiembre de 2015

Un documental sostiene que Hitler estuvo preso en La Paz

Un equipo de siete investigadores, entre bolivianos y estadounidenses, recolecta la información.

INVESTIGACIÓN. La casa ubicada en la zona de Sopocachi, donde se asegura que Hitler estuvo preso de la CIA.  - Alejandro  Alvarez La Prensa
La casa ubicada en la zona de Sopocachi, donde se asegura que Hitler estuvo preso de la CIA. - Alejandro Alvarez La Prensa
 
Una casa ubicada en la calle Aspiazu, en la zona de Sopocachi de La Paz, está a punto de ser derrumbada para convertirse en un centro comercial. La vivienda, de estilo bávaro al igual que otras moradas colindantes, fue el lugar —según sostiene un mediometraje en plena elaboración—, donde el máximo dirigente de la Alemania nazi, Adolf Hitler, estuvo preso de la CIA estadounidense.

El trabajo documental es realizado actualmente por un equipo de siete investigadores, entre bolivianos y estadounidenses, en base a un estudio preliminar de Jorge Amaru Ruiz, a cuya familia —de acuerdo con documentos— Klaus Barbie despojó de sus bienes materiales y los obligó a escapar al exterior.

El documental planteará también la hipótesis de que Hitler murió en Bolivia.

La producción, que se prevé esté lista este año, cuenta con el aporte del reconocido periodista  y analista Sandro Velarde, quien trabaja en el guión; y la también periodista, Roxana Arze, quien ya realizó entrevistas a 25 personas.

RECUPERACIÓN. "La Paz de Hitler" es el título del documental que, según Ruiz, explorará los motivos del por qué varios connotados nazis, entre ellos Klaus Barbie, después de la Segunda Guerra Mundial, llegaron a Bolivia.

La casa, donde se presume vivió Hitler con otra identidad, está en un terreno de más de 3.000 metros cuadrados que a la fecha funciona como garaje. Lo que se destaca en ella es su arquitectura de estilo bávaro, que es similar a otras casas de la zona, aunque en su interior se aprecian resquicios de paredes de piedra de más de un metro de grosor, una torreta construida de igual material, un único ingreso con altas puertas de metal y rejas, y algunos objetos antiguos que evidencian la presencia alemana en el lugar. En el patio, según Ruiz, incluso hay huesos, por lo que previa demolición de hará una excavación.

La investigación relatará cómo la familia boliviana Ruiz García se vio afectada por el accionar del conocido como "El carnicero de Lyon", quien radicaba en Bolivia con el nombre de Klaus Altman.

"Entre las décadas de los 60 y 70, Juan Ruiz Carvallo, un estadista boliviano que se dedicaba al rescate de la quina en su propiedad de Alto Beni, denominada Marimonos, se vio involucrado en una disputa con Klaus Altman, debido a que éste le prohibió vender la quina, inclusive, le dio plazos para que no continuara con esa actividad comercial. Ruiz no le dio importancia y al poco tiempo, el propio Altman se apersonó a su domicilio con una demanda por una millonaria deuda. Esta demanda, muy bien elaborada y en complicidad con miembros del sistema judicial boliviano, dieron orden de detención para Ruiz en el penal de San Pedro. Al sentirse indefenso y sin recursos, Juan Ruiz tuvo que capitular y, para obtener su libertad, tuvo que transar sus propiedades, movilidades y casa en Cala Cala, Cochabamba.

Lucy de Ruiz, su esposa, mediante una denuncia de otro alemán, se enteró que Altman era en realidad Klaus Barbie y lo denunció a la Embajada Francesa. Sin embargo, ni la justicia ni el mismo presidente Banzer lograron reintegrar lo robado, más al contrario, hicieron desaparecer a Barbie y amenazaron a la familia para que no continúen con las denuncias. Toda esta situación causó un trauma a la familia Ruiz García, y para evitar más persecución, entre 1975 a 1979, emigraron a los Estados Unidos", relata la trama.  

Después de mucho tiempo, la familia Ruiz García inició una investigación dedicada a develar la verdad sobre Barbie y sus motivos para haber despojado de todos sus bienes a Juan Ruiz. Entonces aparece la noticia de que Barbie fue detenido en Bolivia y extraditado a Francia.

Años después salen a la luz pública los famosos Archivos Desclasificados de la CIA, donde se explica que Barbie cumplía una misión en el país como agente. Una de sus misiones fue la de prohibir la venta indiscriminada de la corteza de la quina, debido a que se la consideró producto estratégico durante la guerra del Vietnam, cuenta Javier Ruiz.  

La investigación que se realizó por más de 30 años tiene los objetivos de recuperar los bienes arrebatados y limpiar el nombre del jefe de la familia Ruiz, quien falleció en 1994.

LOS INDICIOS. Esta investigación determinó que Klaus Barbie fue la conexión en Francia, que fue tomada por Estados Unidos en 1945, con el mismo Adolf Hitler, para que éste pudiera fugar y entregarse al ejército norteamericano en calidad de informante y preso político bajo el programa de nueva identidad a cambio de información relevante.

Los archivos desclasificados dan fe de que Hitler se fugó a Colombia y de allí a la Argentina. Varios documentales muestran, incluso, de la existencia de un complejo en la Patagonia, donde se cree que Hitler vivió con Eva Brown y falleció en los años 70.

"Todos esos documentales, así como los archivos desclasificados, explican que Hitler no se suicidó, sin embargo no explican el porqué, es decir, los verdaderos motivos de su fuga de Berlín en 1945, además que no se demuestra el verdadero paradero de Hitler. Nuestra investigación da luces al respecto, para la cual nos fundamentamos en fuentes fehacientes, así como en documentos, personajes, y resaltamos como prueba fidedigna, un complejo carcelario, una mini Gestapo para interrogatorios, en La Paz".

Esta prisión privada, dirigida por Barbie, es el lugar donde se supone que el mismo Hitler y Eva Brown, estuvieron como presos políticos. El complejo carcelario, ubicado en la calle Aspiazu, 454, hoy es propiedad de la familia Jiménez.

El impulsor del documental aseguró que "las incógnitas, los personajes, testimonios, fechas, así como las fuentes y todos los datos que emergen después de más de 30 años de investigación" serán develados en el mediometraje.

Incluso, apunta el ingeniero en Telecomunicaciones y de Construcción, "existe una muerte que apoya nuestra hipótesis, el de la hija de Hans Ertl Graetzel —camarógrafo de Olympia, una memoria fílmica de los Juegos Olímpicos de Berlín hecha en 1936—, que fue ordenada y planificada por Barbie, quien la acusó falsamente de terrorista del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Sin embargo, suponemos que Hans quería sacar un documental sobre Hitler en La Paz y el crimen de la joven fue una advertencia para que no lo haga".

A decir de la periodista Roxana Arze, la única mujer en el equipo de siete investigadores, la cantidad de personas a entrevistar dependerá de los criterios de toda la bibliografía de consulta. Aunque, aseguró ya contar con 25 testimonios. "Tiene que haber la posibilidad de que, en caso de no dar el nombre de las personas, por lo menos especificar en qué etapas ellos dicen haber sido testigos de los hechos. Será el oyente o el televidente el que juzgue dentro de las pruebas históricas".

La periodista se encuentra abocada en el tipo de conexiones que había con Klaus Barbie en Cochabamba, que es donde reside, además de los enlaces dentro de la CIA, "por lo que se utilizaba a Bolivia como punto estratégico. Muchas veces, en los gobiernos que han sido dictatoriales, se ha hablado de una inteligencia internacional. Klaus Barbie es una clara muestra de que los militares han actuado con ese tipo de inteligencia, y cuando la CIA elige Bolivia, lo hace porque es un punto central donde podían transportar a un secuestrado a cualquier otro punto neurálgico, en caso de que hubiera algún tipo de operativo que quisiera llevárselo".

Por Giannina Machicado - La Prensa 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...