domingo, 18 de octubre de 2015

EU prefiere asesinar a capturar en su combate al terrorismo



Documentos secretos militares estadunidenses que revelan la política en materia de guerra con drones le fueron filtrados al sitio de periodismo de investigación The Intercept.

“El gobierno estadunidense se arroga el derecho a sentenciar a muerte a individuos, sin los establecidos equilibrios de poder: el arresto, el juicio y el derecho a apelar”, explica The Intercept.




Los archivos revelan que Washington “confía demasiado” en inteligencia extraída de comunicaciones electrónicas para tomar decisiones de dónde bombardear.

También muestran que el gobierno estadunidense prefiere el asesinato a la captura, por lo cual se queda sin la información que podrían proporcionarle los supuestos terroristas.

Los documentos, fechados entre 2011 y 2013, exhiben “la futilidad de la guerra en Afganistán: muestra cómo Estados Unidos ha gastado enormes recursos en asesinar a insurgentes locales, y en el proceso ha exacerbado la misma amenaza que busca confrontar”, afirma The Intercept, en un extenso reportaje, fruto de meses de análisis de los documentos.

El equipo redactor explica que la filtración provino de alguien de la comunidad de inteligencia que trabajó en las operaciones y los programas descritos en los archivos.

Edward Snowden, el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad estadunidense que reveló archivos sobre la masiva vigilancia a las comunicaciones electrónicas, describe esta nueva filtración como “la más importante historia de seguridad nacional del año” y que quien la llevó a cabo realizó “un impresionante acto de valentía cívica”:






The Intercept explica que la fuente les dijo que decidió hacer la filtración porque la gente “tiene derecho a comprender el proceso mediante el cual ponen a personas en las listas para ser asesinados”. La fuente lo describe como imponer, “en un campo de batalla mundial, sentencias de muerte sin que las personas sean notificadas”.

Concluyen los reporteros: “Estos documentos ponen al descubierto la normalización de los asesinatos como un componente central de la política contraterrorista estadunidense”.

Si bien el gobierno de Estados Unidos depende cada vez más de inteligencia basada en las comunicaciones electrónicas, “los documentos reconocen que usar metadatos de los teléfonos y las computadoras, así como intervenciones de las comunicaciones, es un método inferior para encontrar y acabar con las personas-objetivo”. El estudio “describió estos fracasos como obstáculos técnicos que impiden tener operaciones eficientes, omitiendo el hecho de que la inteligencia defectuosa ha llevado al asesinato de personas inocentes, incluyendo a ciudadanos estadunidenses, debido a ataques desde drones”.

La fuente dijo a The Intercept: “Se necesita tener mucha fe en la tecnología que usas. (…) Hay innumerables ocasiones en las cuales me he topado con inteligencia defectuosa.” Este es un factor fundamental en el asesinato de civiles, explicó la fuente. Sigue: “Meses o años después, te das cuenta de que todo ese tiempo que pensabas que ibas tras ese importante blanco, era el teléfono de su madre”.

Los documentos describen cómo durante una campaña en el noreste de Afganistán, “Operation Haymaker”, entre enero de 2012 y febrero de 2013, en los ataques aéreos murieron más de 200 personas. De estas, sólo 35 eran blancos. “Durante un periodo de cinco meses, según los documentos, casi 90 por ciento de la gente que murió durante ataques aéreos no eran objetivos”, explica The Intercept.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...