jueves, 1 de octubre de 2015

La CIA retira a varios agentes de embajada USA en China

Embajada estadounidense en Pekín, capital china.

La CIA, como una medida preventiva y tras el robo de datos de la OPM de EE.UU., retiró a varios funcionarios de la embajada estadounidense en China.

La agencia de noticias United Press International (UPI), en su versión del miércoles, tras divulgar la medida de la CIA, señaló que la infiltración de información personal de la Oficina de Administración de Personal (OPM, por sus siglas en inglés) han sido considerada como un espionaje político.

Los presuntos espías — según presume la fuente— a través del envío de correos electrónicos falsos, han conseguido acceder a los datos de más de 4 millones de ciudadanos estadounidenses.

Adujo que la decisión de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos está destinada a proteger a los oficiales cuya afiliación al organismo puede haber sido descubierta debido a este ataque cibernético.

                            La Oficina de Administración de Personal (OPM, por sus siglas en inglés).

La piratería extremadamente grave a la OPM, que es el principal guardián de los más importantes archivos de personal del Gobierno, ha sido atribuida a China por las agencias de inteligencia de EE.UU., aunque no está claro exactamente qué grupo u organización es responsable del hackeo.

El robo, confirmado el 24 de junio por el mismo OPM, afectó a 4,2 millones de antiguos y actuales trabajadores estatales, supone el peor acto de piratería de su índole en la historia, ya que en algunos casos hay detalles sobre la vida privada de los empleados, sus problemas con las drogas, sus relaciones sexuales, el alcohol, las deudas y la violencia.

Los hackers también consiguieron las huellas dactilares de 5,6 millones de empleados federales.

La OPM recoge información personal de empleados con el fin de determinar si se les pueden asignar puestos o trabajos comprometidos. En manos de los piratas, esta información puede ser utilizada para chantajearlos o para que gobiernos extranjeros los recluten como agentes o espías.

El mes pasado, el director de la Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, catalogó a China como una de las fuentes más activas de espionaje a un amplio espectro de intereses estadounidenses.

El mandatario chino Xi Jinping junto (izda.) a su par estadounidense Barack Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca. 25 de septiembre de 2015

El viernes (25 de septiembre) el presidente estadounidense, Barack Obama, en una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto a su homólogo chino, Xi Jinping, informó el acuerdo de ambos Gobiernos para luchar contra el robo cibernético de propiedades intelectuales, incluidos secretos empresariales e información confidencial de negocios. Agencias

http://radiomacondo.fm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...