martes, 17 de noviembre de 2015

Incremento de campaña mediática anticubana en la última semana sobre temas migratorios (I)



http://ichef-1.bbci.co.uk/news/ws/660/amz/worldservice/live/assets/images/2015/11/16/151116042245_cubanos_frontera_nicaragua_afp_624.jpg

Desde hace varios meses se observa cómo se levanta e incrementa una fuerte campaña mediática contra Cuba, vinculada al tema del intento de un grupo de cubanos que pretenden llegar a Estados Unidos a través de las fronteras de países centroamericanos, fundamentalmente en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua.

La manipulación deliberada de este complejo tema que involucra a varias naciones cobró repunte en los últimos días. Baste destacar que en varios medios centroamericanos locales, así como de la Florida, particularmente en el difamador sitio Martínoticias, el ataque mediático desvirtuado ha tratado de colocar a Cuba como el principal responsable de estos sucesos.

A esta manipulada campaña anticubana se han sumado desde hace un tiempo varios contrarrevolucionarios dentro y fuera de Cuba, particularmente en la blogosfera enemiga y en las redes sociales, particularmente en Twitter. Toda esta campaña fue expresada en la confección de 66 artículos y otros elementos informativos y en el accionar de mensajes en forma de tweets en un número de 37. Estos últimos han sido retwiteados por otros contrarrevolucionarios.  

El tratar de calificar a este fenómeno como “éxodo silencioso” y de sugerir de manera directa que el mismo responde a una supuesta situación de deterioro de las expectativas futuras en los jóvenes, el supuesto fracaso de las reformas económicas promovidas por el gobierno y el PCC cubanos, así como el temor a que pueda ser eliminada la Ley de Ajuste cubano tras el desarrollo del proceso de normalización de las relaciones EEUU y Cuba, demuestran la manipulación deliberada del tema por las fuentes contrarrevolucionarias y/o vinculadas a la guerra ideológica anticubana.

Central atención dieron a la elevada cifra de cubanos, entre los 1,600 a 1,700 que fueron autorizados a continuar su periplo rumbo a EEUU en Costa Rica, atendiendo a razones humanitarias. La respuesta soberana de Nicaragua de no permitir el paso a estas personas, desató un fuerte ataque mediático por parte de los citados medios.

Ante tales hechos, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba emitió hoy una nota en la que señala:

“En los últimos días, se ha creado una compleja situación, a raíz de que más de mil ciudadanos cubanos han estado arribando a Costa Rica desde otros países de la región con la intención de viajar hacia los Estados Unidos.

Estas personas han salido de Cuba de manera legal hacia diferentes países de América Latina, cumpliendo todos los requisitos establecidos por las regulaciones migratorias cubanas. En el intento de llegar a territorio de los Estados Unidos se han convertido en víctimas de traficantes y de bandas delincuenciales, que de manera inescrupulosa lucran a partir del control del paso de estas personas por Sudamérica, Centroamérica y México.

Las autoridades cubanas se han mantenido en permanente contacto con los gobiernos de los países implicados, con el objetivo de encontrar una solución rápida y adecuada, que tome en consideración el bienestar de los ciudadanos cubanos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores desea enfatizar que estos ciudadanos son víctimas de la politización del tema migratorio por parte del Gobierno de los Estados Unidos, de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, de la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados”, la cual confiere a los cubanos un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio.

Esta política estimula la emigración irregular desde Cuba hacia los Estados Unidos y constituye una violación de la letra y el espíritu de los Acuerdos Migratorios en vigor, mediante los cuales ambos países asumieron la obligación de garantizar una emigración legal, segura y ordenada.

El Ministerio de Relaciones Exteriores denuncia que el gobierno estadounidense mantiene también en vigor el llamado “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, aprobado en el año 2006, por el presidente George W. Bush, para alentar a médicos y otro personal cubano de la salud a abandonar sus misiones en terceros países y emigrar a los Estados Unidos. Esta es una práctica censurable dirigida a dañar los programas de cooperación cubanos y a privar de recursos humanos vitales a Cuba y a muchos países que los necesitan.

El Ministerio de Relaciones Exteriores reitera una vez más que la política de “pies secos-pies mojados” y el “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, son incongruentes con el actual contexto bilateral, obstaculizan la normalización de las relaciones migratorias entre Cuba y los Estados Unidos y crean problemas a otros países.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ratifica que los ciudadanos cubanos que hayan salido legalmente del país y cumplan con la legislación migratoria vigente tienen derecho a retornar a Cuba, sí así lo desean.

El Ministerio de Relaciones Exteriores reafirma el compromiso del gobierno de Cuba con una emigración legal, segura y ordenada.”

Está claro que esta arremetida de ciudadanos cubanos hacia EEUU responde a una no mal disimulada intención de grupos y medios mafiosos de Miami, los que han generado en los cubanos una supuesta ventaja migratoria al recurrir a esta forma de emigración ilegal, siendo víctimas de grupos de traficantes de personas como el conocido clan de los Urabeños, quienes estarían vinculados a una red internacional que incluye contactos en Ecuador, punto de partida de los cubanos en su odisea hasta la frontera México-estadounidense, así como en Colombia, Panamá, Costa Rica y el resto de países centroamericanos, al igual que México.

Muchos de estos migrantes caen en las redes de los "coyotes" que controlan el ingreso, salida o permanencia en el país de tránsito, cobrando un mínimo de 5.000 dólares por persona para llevarla del norte de Centroamérica.

El tzmbién conocido como Clan Úsuga, es identificada como una organización paramilitar dedicada al tráfico de drogas y la que controla esta modalidad de tráfico de personas en el Golfo, utilizando rutas similares a las trazadas para el narcotráfico para no ser detectados por los controles de la Policía. Este tipo de contrabando de personas va en aumento en Colombia, especialmente en el Golfo de Urabá, ya que es un negocio lucrativo gracias a las altas cuotas de dinero que piden a las personas que desean atravesar Colombia y cruzar la frontera con Panamá.



Como es habitual en ella, la mal llamada Radio Martí centró su atención en los 1 600 cubanos que se encontraban retenidos en Costa Rica, específicamente en el puesto fronterizo de Paso Canoas, procedentes en su mayoría de Ecuador, después de haber pasado de forma ilegal por Colombia y Panamá.


Los reportes destacaron que las 1600 personas recibieron una visa humanitaria de 7 días que les permitiría continuar viaje por tierra desde el resto de países centroamericanos (Honduras, Guatemala y El Salvador) y México hasta llegar a Estados Unidos. 

En ese ámbito destacaron el llamado del Gobierno de Costa Rica a los países latinoamericanos involucrados en el flujo ilegal de cubanos hacia Estados Unidos, reclamando acciones conjuntas para atender la situación que generó crisis en la frontera entre Costa Rica y Panamá. Según la declaración, Nicaragua puso trabas e incluso el cerró la frontera para los cubanos, desde que Costa Rica comenzó a deportar a ese país a unos 300 que se encontraban detenidos en San Juan, tras haber ingresado al país de manera ilegal.

Insistieron en que a su llegada a la frontera con Nicaragua, los cubanos fueron agredidos por las fuerzas antimotines con gases lacrimógenos y tiros al aire, hasta lograr que regresaran a la frontera con Costa Rica. Según la policía nicaragüense, los cubanos irrumpieron a la fuerza en su territorio obviando los requisitos y las leyes que establecen las instituciones. Además informaron que el gobierno de Nicaragua denunció a Costa Rica por desencadenar una crisis humanitaria de grandes proporciones y consecuencias para la región.

En ese sentido, a partir de testimonios de cubanos retenidos en los dos puntos fronterizos, la radio enemiga contrastó la actitud de ambos gobiernos en la frontera: mientras Costa Rica los asistió con ambulancias y protección de la policía, Nicaragua les negó la entrada y los reprimió.

La manipulación de estos hechos, ignorando los motivos para incentivar la emigración ilegal, insegura y peligrosa de los ciudadanos cubanos, así como quiénes la promueven y la facilitan, es parte de otra andanada de mentiras contra Cuba.

1 comentario:

  1. alamentablemente quieren llegar estos cubanos a gringolandia pasando por encima de las fronteras propiamente nicaragua que las cerro, quizas a asi se puedan evitar mas desgracias, victimas del coyotaje y los peligros de las maras que son una plaga en muchos paises de centroamerica , estos cubanos corren para la tierra del tio san , olvidando que cada pais es soberano y tiene sus propias leyes migratorias y la vil prensa amarillista los ponen como victimas.

    ResponderEliminar

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...