domingo, 1 de noviembre de 2015

Nueva versión sobre derribo con un misil de avión ruso en el Sinaí



Los restos de jet ruso se estrelló yace cubierto por la arena en el lugar del accidente, el Sinaí, Egipto, 31 de octubre de 2015. De acuerdo con los informes del Gobierno egipcio ha despachado más de 45 ambulancias al lugar del accidente del avión de pasajeros ruso Kogalymavia Metrojet, que desaparecido de raider después de solicitar un aterrizaje de emergencia temprana 31 de octubre de estrellarse en la montañosa zona de al-Hasanah del centro de Sinaí. El cuadro de negro se ha recuperado en el sitio. EPA / STR EGIPTO OUT

El sitio http://www.whatdoesitmean.com hace alusión hoy a la existencia de un supuesto informe del Servicio de Inteligencia Exterior ruso (SVR) en el cual se confirma que el siniestro del Airbus A321 de la compañía rusa Kolavia fue destruido en el aire por el impacto de un misil tierra aire del tipo Starburst, de procedencia inglesa y lanzado por terroristas del Estado Islámico.

En correspondencia con esta versión, se destaca que las Fuerzas Aeroespaciales rusas habían detectado –a través de una señal del satélite Olympus, colocado en el espacio por el Ministerio de Defensa ruso el pasado 28 de septiembre de 2014- el lanzamiento de un misil que por sus características correspondía al tipo Starburst. Olympus tiene en sus códigos un programa identificador para detectar cualquier tipo de misiles y las trazas dejados por los mismos.


El hecho de que este misil pudiera impactar en el avión civil ruso obedece a que los aviones comerciales no cuentan con los dispositivos para detectar tales amenazas, lo que sí ocurre con los aviones militares rusos que pueden detectarla a tiempo y realizar maniobras de evasión.

Dicho sitio declara una conexión entre el Estado Islámico con Arabia Saudita y Kuwait, la cual puede esclarecer la posesión de estos misiles portátiles en manos de los terroristas del ISIS. Se sabe que en el 2007 la compañía británica Thales Air Defence entregó varios de estos misiles a Arabia Saudita y ésta, a su vez, entregó una parte de ellos a Kuwait.

Por otro lado, Víctor Sorochenko, jefe de la aviación del cuerpo de investigación de accidentes de Rusia, ha confirmado la versión de que el Airbus A321 ruso se precipitó a tierra desde los 31,000 pies de altura como resultado de un daño estructural severo, luego de romperse en el aire y diseminando sus escombros en un radio de 8 millas. Esta versión de un accidente sigue primando hasta el momento de acuerdo a declaraciones públicas de autoridades rusas, lo que contradice la versión del derribo por un misil.

Por su parte Russia Today explica que según declaraciones de un experto, el general Vladímir Popov, a Lifenews, “el avión ruso siniestrado el pasado sábado en el Sinaí empezó a desmoronarse cuando todavía estaba en el aire, lo que explicaría por qué se amplía el radio de acción de la búsqueda de cuerpos de las víctimas. Mientras tanto, parece que no se registró explosión, lo que permite sugerir que el Airbus 321 cayó en picado porque el piloto perdió el control de la aeronave.”

No obstante, de resultar cierta esta información, la OTAN y los países aliados con EEUU en la región podrían cargar con la responsabilidad criminal de entregar este tipo de armamento usado contra civiles y vuelos comerciales, lo que plantea un peligroso precedente para los vuelos comerciales en la región.

Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...