domingo, 6 de diciembre de 2015

Frente Nacional de Resistencia, pocos gatos y poco impacto entre cubanos.



Si la intención de crear este Frente es la de tratar de influir sobre el pueblo cubano que los desprecia, puede adelantarse que estos cuatro gatos no aullarán con fuerza suficiente para no dejarnos dormir tranquilamente. Es otro fracaso anunciado,


Según cuentan las fuentes contrarrevolucionarias cerca de 63 representantes de diferentes grupúsculos contrarrevolucionarios del Frente Nacional de la Resistencia, se reunieron por dos horas –desde las 10 a.m. hasta las 12 m.– el pasado jueves, en la vivienda del contrarrevolucionario José Díaz Silva, en el Reparto Porvenir, Boyeros, La Habana, para analizar cómo hacer supervivir una organización llena de brechas, desencantos, peleas internas por dinero y poco futuro, sobre todo al ser ignorada por el mayoritario pueblo cubano. Lo cierto es que las fotos del evento muestran menos público del anunciado por Martinoticias y otros sitios contrarrevolucionarios.



Otro punto de la agenda fue articular una campaña provocadora a la que han denominado “No, No, No contra la Dictadura”, la que se suma a varios proyectos subversivos en marcha de poco impacto en la sociedad cubana.


En este auto titulado “Congreso” del Frente parte de la discusión giró en cómo gastar el menor dinero posible –de aquel que se recibe de sus financistas en EEUU y otras latitudes– en aquellos inexistentes “presos políticos, lo que se ha convertido en una forma descarada de escamotear las subvenciones procedentes del exterior.

Como parte de la estrategia subversiva contrarrevolucionaria se analizó la estructuración de una forma de distribución de propaganda antigubernamental en forma de portadores digitales como CDs, elaboración de pasquines y volantes para las provocaciones públicas venideras, todas ellas repudiadas por el pueblo. Hubo también la idea de crear un banco para guardar imágenes de las provocaciones realizadas con la idea de presentarlas a sus financistas para asegurarse más dinero que memoria “histórica”.

Tal vez el momento más álgido del encuentro fue la reestructuración del Frente, dada su inoperancia y falta de impacto social. Otras de las mismas caras mercenarias destinadas al fracaso aparecieron en escena: el provocador Jorge Luis "Antúnez" Pérez García fue electo como presidente; Egberto Ángel Escobedo Morales, como vicepresidente; Rolando Rodríguez Lobaina, como vocero; y José Díaz Silva, como asesor y coordinador de acción y propaganda.

Que hubo desacuerdos y falta de algunas figuras contrarrevolucionarias, no puede ocultarse. Muchos faltaron y la oportunista Berta Soler, junto a su consorte Ángel Moya, solo atinaron a presentarse horas más tarde, no como participantes sino como invitados figurativos y para hacer bulto. Otro factor interesante fue la inestabilidad de los presentes en el evento: unos llegaban y otros se marchaban. ¿Curiosidad o desacuerdos?

Las fotos evidencian el poco público asistente y que el cacareado Frente es otro encuentro de cuatro gastos, sobredimensionado por sus integrantes. Juzguen mis lectores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...