jueves, 3 de diciembre de 2015

La bomba que derribó el avión ruso explotó bajo el asiento de ésta chica



Maria Ivleva tenía 15 años y viajaba en el asiento 31ª, regresando junto a su mamá a San Petersburgo de unas vacaciones en Egipto. Bajo su butaca habría detonado la bomba que según los expertos rusos, británicos y egipcios derribó el Airbus A-321 de la compañía Metrojet el 31 de octubre pasado.

La bomba que derribó el avión ruso explotó bajo el asiento de ésta chica


Los trabajos de peritaje van dilucidando poco a poco como ocurrió el atentado: La bomba tenía un poder explosivo equivalente a un kilo de TNT, y su explosión mato instantáneamente a todos los que se encontraban entre las filas 27 y 32. Los daños producidos al fuselaje condenaron a una muerte segura al resto de los ocupantes del aparato.

Según el Estado Islámico – que se adjudicó el atentado- los explosivos fueron escondidos en una lata de Schweppes Gold.


La teoría de los investigadores es que la misma podría haber sido colocada en el espacio donde se ubica el chaleco salvavidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...