martes, 29 de diciembre de 2015

¿Qué busca una congresista anticubana en Costa Rica?




Una extraña visita realizó la representante republicana Kay Granger a Costa Rica con la finalidad de recibir información de primera mano sobre las condiciones en que se encuentran los cubanos retenidos en ese país en su viaje hacia EEUU.  Fue recibida por el presidente Luis Guillermo Solís y el canciller Manuel González, siendo acompañada por Fitzgerald Haney, embajador estadounidense en esa nación en el Aeropuerto de Liberia.

Aunque el canciller González dijo que los legisladores de EEUU decidieron venir por iniciativa propia y constatar las condiciones en que están los cubanos, ni se manejó públicamente cualquier tipo de ayuda para los migrantes, hay que tener en cuenta que Granger es quien preside el subcomité de Apropiaciones y los gastos de EEUU en el exterior, como parte del Comité de Asignaciones, desde cuya posición ha cuestionado y torpedeado cualquier paso de acercamiento entre Cuba y EEUU. Por ello no se debe esperar nada bueno de esta visita.

Kay Granger, congresista republicana por Texas, se ha opuesto al proceso de acercamiento diplomático entre Cuba y EEUU, cuestionando el 15 de julio pasado el establecimiento de una embajada de norteamericana en Cuba. Durante su estancia en el Congreso ha sido una de las representantes de las posturas de la derecha republicana anticubana. Es miembro de la Junta de Directores del Instituto Republicano Internacional (IRI), una de las entidades confabuladas en la guerra mediática y planes desestabilizadores contra nuestra nación. También se le ha visto confabulada con los miembros mafiosos anticubanos en el Congreso en ataque contra naciones progresistas como fue el caso de una carta escrita, en marzo de 2014,  junto a Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, encabezara una carta bipartidista junto a los congresistas Albio Sires, Kay Granger, Matt Salmon, Mario Díaz-Balart, Debbie Wasserman Schultz, Ted Deutch, Michael McCaul y Ron DeSantis, al secretario de Estado, John Kerry, y al entonces administrador de la USAID, Rajiv Shah, para exigir al Gobierno estadounidense que presionara al Gobierno sandinista de Daniel Ortega y pidiera una “actualización” sobre los programas de asistencia de la agencia en territorio nica.

A la cita faltó el senador Henry Cuéllar, quien llegó con retraso al país, aunque se incorporó con Granger a recorridos por algunos de los albergues donde se encuentran los cubanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...