miércoles, 16 de diciembre de 2015

Un dolido e irrespetuoso ex diplomático tico ataca a Cuba



http://www.ticoclub.com/pintores/grabado/infu001.jpg
Penabad, sentado, al centro de la foto

El diario Extra de Costa Rica publica hoy un artículo de opinión de José María Penabad López titulado “Cuba respaldó invasión a Calero”, donde el ex embajador de esa nación ante Cuba se dedica a lanzar histéricas diatribas no solo contra el actual presidente tico y su reciente visita a la Isla, sino contra el propio gobierno cubano.

Dice el taimado y resentido ex funcionario diplomático –no sé si sirviendo a la oligarquía de su país o al amo imperial del Norte– que “mi Señor es mi Verdad”, en un acto de hipocresía sin parangones, propio de un franquista de su estirpe.

No cabe la menor de las dudas de que duele a este señor el acercamiento diplomático entre ambas naciones, él que es un empedernido auspiciador del aislamiento diplomático hacia Cuba. Le dolió que el gobierno haya traído una numerosa delegación en la que se incluyen empresarios y representantes de diferentes facciones políticas, así como los potenciales acuerdos futuros de cooperación entre ambas naciones.


Irrespetuoso, creyendo falsamente que Cuba cambiará su posición o se parcializarás por arte de magia sobre diferendos territoriales ajenos a ella –entiéndase el referido al caso de Isla Calero/Isla Portillos–, Penabad especula absurdamente en este sentido, destacando un supuesto apoyo cubano a Nicaragua. Al igual, muestra un infundado resquemor por el recibimiento dado al presidente tico por parte del viceministro del MINREX, Rogelio Serra, lo que considera un acto de descortesía para la investidura del visitante.

Penabad, dolido hasta la médula y cargado de impotencia carga su ataque en este artículo contra la persona de Rogelio Serra, en un acto de irrespeto y carencia de ética que debía haber aprendido como diplomático. Dice de él, con una mezcla de bochornoso desprecio: “El aludido funcionario merece atención cuidada por la característica personal que lo adorna: fariseísmo.” Teje en torno a Serra una burda falsedad sobre su participación en diálogos con Nicaragua sobre el caso de Isla Calero.

Penabad expresa la frustración por haber sido retirado de su cargo por la Cancillería tica apenas 20 meses de fungir como embajador y como resultado de su dudosa gestión en el cargo, cuestión en la que Cuba es ajena. Penabad, sin embargo, actuó sin intención de propiciar en aquellos momentos un acercamiento justo entre ambas naciones, lo cual debía haber sido su rol como diplomático. Posteriormente se ha dedicado a sostener un permanente ataque mediático contra Cuba a través de diferentes medios de prensa y particularmente en los sitios del grupúsculo contrarrevolucionario Cuba Independiente y Democrática (CID).

Con el respeto que me merece Costa Rica, duele que en algún momento se haya usado a charlatanes y falsarios como diplomáticos, a pesar de su trayectoria vinculada a la derecha más recalcitrante española. Gente como esa vive mejor limpiando los inodoros que él mismo ensucia con su lenguaje y con su irrespeto por las normas de la diplomacia actual. De periodista e intelectual mostró poco o nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...