jueves, 14 de abril de 2016

Bochornoso revés USA ante Rusia en el incidente del USS Donald Cook



China: Rusia "Humillado" Arrogante EE.UU. Con 'Ataque simulado' en buque de guerra
Todo parece indicar que el llamado “incidente” que involucró al destructor norteamericano USS Donald Cook (DDG-75) –el cual según fuentes de inteligencia rusas violó la integridad territorial de la Federación Rusa y ha participado en otras provocaciones de este tipo con anterioridad, tal como ocurrió en abril de 2014 en el Mar Negro– y dos aviones Sukhoi Su-24, resultó aún más complejo de los que relatan las fuentes militares norteamericanas y algunos medios de prensa occidentales.

Tanto en el caso del USS Donald Cook (DDG-75), así como ocurrió en mayo del 2015 con el USS Ross (DDG-71) y en marzo del 2015 con el portaaviones estadounidense USS Theodore Roosevelt (CVN-71), fueron víctimas de una respuesta electrónica defensiva de Rusia que dejó a estos navíos inutilizados en sus sistemas mislísticos, operacionales y defensivos, dejándolos prácticamente a deriva y fuera de operación.

 En el caso de los dos destructores DDG-71 y DDG-75 fueron atacados electrónicamente por dispositivos dispuestos en los SU-24, mientras que el portaviones  CVN-71 fue inutilizado por dispositivos ubicados en submarinos rusos.

El reciente incidente del 11 de abril pasado,  que involucró al USS Donald Cook, fue resultado de una provocación del mismo que suponía un peligro potencial  contra el puerto de la Flota del Mar Báltico en Kaliningrado. Al quedar inutilizado el DDG-75, varios helicópteros rusos  KA-27 realizaron siete vuelos sobre la cubierta del destructor USA, pero recibieron amenazas de armas ligeras que los hicieron retirarse y frustrar su empeño por ayudar a remolcar a dicha embarcación. Como respuesta, la parte rusa envió el día 12 de abril a dos Sukhoi Su-24, los  que realizaron once vuelos sobre el DDG-75 para hacer desistir a sus tripulantes de sus respuestas agresivas.

La respuesta electrónica defensiva rusa que inutilizó a las mencionadas embarcaciones norteamericanas se basa en la tecnología Magrav, cuyo nombre clave es KHIBINY, y que afectan todo el sistema electrónico operacional y defensivo de las mismas.

Estados Unidos publicó un video manipulado sobre la supuesta provocación rusa contra el DDG-75, enfatizando en la agresividad de los dos Sukhoi Su-24. La respuesta rusa desarmó tales acusaciones. Por su parte, China se burló de la frustración norteamericana ante tal incidente en un editorial del oficialista diario Global Times, caracterizando el hecho como un duro golpe para el prestigio de Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...