viernes, 8 de abril de 2016

Espías y agentes de la CIA se beneficiaron de los ‘offshore’



http://www.elespectador.com/files/imagecache/560_width_display/imagenprincipal/e43f9fd7ce672befa9eb7f5e458be583.jpg
Registros obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung y otros medios asociados revelan nuevos detalles sobre tratos “offshore” y cómo exvendedores de armas de la CIA y contratistas se beneficiaron.

En un reporte publicado ayer en el portal Aristegui Noticias, se explica cómo Mossack Fonseca ayudó también a espías y ex agentes de la CIA a conformar empresas.

La información indica que el Senado estadounidense tiene un comité especial de inteligencia que desde hace años ha estudiado a empresas fachada de la CIA.

Los documentos revelan que los clientes de Mossack Fonseca incluyen al jefe de inteligencia de Arabia Saudita que fue nombrado por el comité del Senado como la “principal conexión  de la CIA para Medio Oriente desde la mitad de los años 60 a 1979”, Sheikh Kamal Adham, quien controló compañías offshore involucradas en un escándalo bancario de EU y el exjefe de inteligencia aérea de Colombia, el general retirado Emmanuel Ndahiro, médico quien luego se convirtió en el espía en jefe del presidente Paul Kagame de Ruanda.

Al estilo James Bond

“Yo propondría un nombre como ‘World Insurance Services Limited’ o tal vez ‘Universal Exports’, como la compañía usada en las primeras historias de James Bond, ¡pero no sé si podremos lograrlo!”, escribió un financiero a Mossack Fonseca en 2010, a nombre de un cliente que estaba conformando una empresa fachada en las islas Vírgenes Británicas.

Universal Exports es una empresa ficticia usada por el Servicio Secreto Británico en las novelas de James Bond.

Los archivos también muestran cómo Mossack Fonseca también conformó compañías con nombres como Goldfinger, SkyFall, GoldenEye, Moonraker, Spectre y Blofeld, por las películas y villanos de James Bond y le fue solicitado hacer lo mismo con el nombre de Octopussy.

Hay correspondencia con una persona de nombre Austin Powers, aparentemente su nombre real y no el personaje de película, incluso hay registro de un Jack Bauer, a quien un empleado de Mossack Fonseca lo introdujo en el banco de datos de la empresa como cliente y no el personaje de televisión después de que el mismo empleado “lo conoció en un bar”.

Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...