viernes, 1 de julio de 2016

Norteamericano herido frente a embajada USA en Moscú ¿Era un espía?



El despido de sus cargos del comandante de la Flota del Báltico, Viktor Kravchuk, y de su jefe de Estado Mayor, Sergey Popov, ha levantado en un sitio la especulación de que tal decisión fue resultado de la violación, entre otras, de importantes normas de seguridad, al permitir  que un contratista norteamericano –el cual no ha sido identificado por las fuentes y las autoridades rusas y norteamericanas, aunque usaba tapadera diplomática supuestamente– robara importantes secretos militares rusos.

La contrainteligencia del FSB ruso en Kaliningrado se lanzó de inmediato tras la captura del espía norteamericano, el cual laboraba en la base Baltisk, de dicha Flota y presentaba sospechosas anomalías en su pasaporte. El mismo laboraba como parte de la empresa ABBYY, contratado por el Ministerio de Defensa Ruso, en la tarea de digitalizar archivos impresos de poca importancia. En realidad, el sujeto había estado trabajando para Triple Canopy LLC, parte de la antigua Blackwater, dedicada a servir al Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado de EEUU en tareas de espionaje y también acusada de múltiples crímenes de guerra.


El pasado 6 de junio dicho individuo fue interceptado por un operativo de la contrainteligencia del FSB, siendo herido de bala y recibiendo otras lesiones. Horas antes, otros empleados de ABBYY fueron enviados a Moscú donde permanecieron bajo vigilancia. Sin embargo, el espía logró salir de su apartamento y dirigirse a la embajada norteamericana, siendo inmediatamente protegido en su intento de ingresar a la sede diplomática por otros contratistas estadounidenses. Se produjo un evento de violencia entre el sujeto y sus acompañantes y un grupo de la contrainteligencia del FSB. Al detectarse la presencia de un arma de fuego por parte de unos de los contratistas, un guarda del FSB le disparó al espía en cuestión, provocándole una herida de bala. 


El forcejeo entre las partes no impidió que el FSB se apoderara de la mochila del espía, aunque se le permitiera ingresar a la embajada dado su estado como resultado de la herida de bala. Apenas una hora después la embajada USA pidió la autorización para evacuar al herido hacia EEUU, lo cual fue concedido.

El Washington Post se encargó de vender un relato distorsionado sobre el incidente, aludiendo que  un diplomático estadounidense había sido "atacado "por un guardia de FSB, siendo trasladado a su país para recibir tratamiento médico, pero con el compromiso de retornar a Rusia luego de ser curado.

Todo apunta que este inusual hecho es otro de los capítulos del espionaje norteamericano contra Rusia. ¿Se conocerá la verdad sobre este incidente?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...