miércoles, 17 de agosto de 2016

¡Hasta siempre, Jean Guy!

Jean Guy, Pedro de La Hoz y yo


Me sorprendiste, amigo, me sorprendiste.
Aunque esperaba tu partida, no la esperaba tan pronto,ni calculé el tamaño del golpe. Tampoco supe la dimensión del espacio que dejabas vacío.
Me costará buscarte en este mundo digital en que aparecíascon la verdad a cuestas, sin temores ni vergüenza alguna.Tampoco habrá la llamada telefónica, casi habitual, para desnudar a  nuestros enemigos.

Por suerte no bastan lamentos para recordarte. Fuiste hierba húmeda en cada eterno amanecer,y así te me vas.Yo, dolido, me quedo en tu trinchera.Es la mejor manera de tenerte presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...