martes, 27 de septiembre de 2016

Ecuador: Alistarse para la madre de todas las batallas.



Foto_Luis_Onofa_400x400
En rigor, la primera llamada de alerta se produjo en las elecciones de gobiernos seccionales de febrero del 2014 en Ecuador. En esa ocasión la izquierda ecuatoriana, aunque ganó, sufrió un frenazo y la derecha se recuperó en algo de los sucesivos desastres que había venido sufriendo.
Luego vinieron la derrota del Frente para la Victoria, en las presidenciales argentinas de 2015; la del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en las parlamentarias de diciembre de ese mismo año;  el resultado adverso para la izquierda boliviana en la consulta popular de febrero de 2016 sobre la reelección presidencial que, caso contrario, habría permitido la postulación de Evo Morales para un nuevo mandato, a partir de 2020; y, finalmente, la destitución de Dilma Roseff, en Brasil. No vamos a detenernos en analizar las causas, porque ese no es el objetivo de este artículo. Pero la próxima batalla volverá a ser en Ecuador, en las presidenciales y legislativas de febrero de 2017.
Pocos meses después de los resultados de las seccionales en Ecuador, el Presidente Rafael Correa alertó contra la “restauración conservadora”. En estos días, el mandatario ha hablado de un nuevo Plan Cóndor, en alusión a la estrategia a la que recurre la derecha en su propósito de recuperar el poder político en la región, tras las contundentes derrotas que sufrió en las dos últimas décadas del Siglo XX. Texto completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

ShareThis

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...