viernes, 5 de octubre de 2018

En Argentina se fragua una conspiración contra Cuba y Venezuela


http://a3000488.ferozo.com/wp-content/uploads/2016/10/HeaderCOPLA_980x117.png
Fuerzas de la derecha argentina dentro del Congreso de la Nación, particularmente integrada por diputados del partido gobernante PRO –dirigidas por el diputado Fernando Iglesias, con la venia del propio ministro de Justicia del gobierno de Mauricio Macri, del  presidente de la cámara de diputados y la presidenta de la comisión de relaciones exteriores, Cornelia Schmidt Liermann–están impulsando la idea de crear una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe (COPLA) según aparece el sitio web de la misma. Para ello aprovecharán la celebración del Foro de Parlamentarios del G20, el 1 de noviembre, en Buenos Aires, Argentina, previo a celebrarse la Cumbre del G20.
Los involucrados es este plan tienen en la mira a países como Cuba y Venezuela con vistas a buscar condenas contra los mismos con sus cómplices de los partidos de la derecha latinoamericana en relación con el manipulado tema de los DDHH. Se ha podido determinar que estas acciones tienen su origen en orientaciones emanadas de congresistas anticubanos en USA, particularmente el senador Marco Rubio. En la conspiración participan una serie de diputados latinoamericanos y europeos, así como juristas y otras personalidades, quienes trataran de presionar para lograr la creación de la COPLA como nuevo instrumento de satanización contra Cuba y Venezuela.
La apariencia es simple, tal como se expresa en el citado sitio web: “Llamamos COPLA a una Corte Penal Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado, y proponemos su creación a través del impulso de las organizaciones de la sociedad civil de la región y el apoyo de los gobiernos latinoamericanos interesados en enfrentar el problema del crimen organizado desde una perspectiva regional y de cooperación internacional.”
Esta maniobra queda desenmascarada por cuanto estos planes ocultos están silenciados y solo se manejarán en el plenario en que participen los involucrados y los que se sumen al mismo.

viernes, 28 de septiembre de 2018

Ileana Ros Lehtinen ¿caída real o conspiración de supervivencia?


El lunes 24 de septiembre, con un sospechoso bombo y platillo, fue galardonada la congresista Ileana Ros-Lehtinen en el Ayuntamiento de la ciudad de Coral Gables, arguyendo el dudoso mérito de “haber servido a los latinoamericanos durante sus 28 años como parlamentaria norteamericana”. Esa fue la oportunidad  para intentar sobredimensionar mediáticamente a esta cavernícola –en franco deterioro de imagen y peso en la política nacional–, presentándola como una de las más valientes opositoras a gobiernos progresistas como Cuba, Nicaragua, Venezuela y Bolivia.
Nadie se llame a engaños: esta maniobra mediática, en la que hubo poca participación aunque mucha publicidad, responde a que la “Loba Feroz” ha perdido fuerza entre el electorado de su distrito –fundamentalmente integrado por cubanos americanos que apuestan por una mejora de las relaciones con Cuba, así como por emigrantes boricuas que no se identifican con ella– lo que la ha llevado a perder fuerza dentro del electorado distrital que favorece a los demócratas, a lo que se suma que la percepción geopolítica de la administración Trump y otras figuras en la cima de la mafia cubano americana juegan roles más decisivos en la conformación de la guerra ideológica contra Cuba y otras naciones progresistas. Ella se ha quedado anclada en un pasado que la compromete descaradamente con apoyo a terroristas como evidenciaremos más adelante.
Otro aspecto más oculto de su caída responde al desprecio de la élite puritana y ultraconservadora republicana, la que le critica duramente sus problemas familiares, particularmente relacionados con la transexualidad de su hijo.
Todo ello justificó la poca asistencia de personas al evento que le ofrecieron en el Ayuntamiento de Coral Gables. Como un ardid solo se publicaron las fotos de la tribuna para ocultar la ausencia masiva al evento.
Mucho tiene, empero, Ileana que le oscurece su imagen, sobre todo su apoyo abierto a terroristas. Fue ella quien apoyó al criminal Guillermo Novo Sampol cuando fue detenido por el asesinato del ex canciller chileno Orlando Letelier y otras dos personas, al solicitarle al entonces mandatario Ronald Reagan su indulto desoyendo su pasado como criminal y torturador al servicio del macabro plan Cóndor. No contenta con este acto denigrante, ella misma intercedió ante el presidente George Bush para que se le concediera al terrorista Orlando Bosch Ávila la residencia permanente en EEUU, a pesar de estar considerado por el FBI como un “ente sumamente peligroso e inadmisible en el país”. Debe recordarse que Bosch fue condenado en 1968 a 10 años de prisión por realizar atentados terroristas en suelo americano, siendo liberado en 1972. Sin embargo, luego de ser liberado bajo palabra en 1972 se involucró en 1974 en el envío de paquetes explosivos contra embajadas cubanas en Perú, España, Canadá y en Argentina. Dos años después, el 6 de octubre de 1976, fue coautor de la voladura de un avión comercial de Cubana en Barbados provocando la muerte a 73 civiles.
Otro hecho que la vincula directamente con el terrorismo fue que ella gestionó el ingreso ilegal del fallecido terrorista Luis Posada Carriles luego de que fuera arbitrariamente liberado por la ex presidenta panameña Mireya Moscoso. La Ros-Lehtinen estuvo involucrada igualmente en el diseño y apoyo a las actividades provocadoras contra Cuba del grupúsculo terrorista Hermanos al Rescate, al solicitar personalmente que este ente recibiera del gobierno las avionetas que utilizaba para sus provocaciones contra nuestra soberanía.
Luego del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate el 24 de febrero de 1996, la propia Ileana –instigadora de estos actos– junto a otros congresistas de la mafia cubano americana tendieron una trampa al presidente Clinton obligándolo a firmar la conocida Ley Helms-Burton como un acto para recrudecer el criminal bloqueo contra Cuba.
La realidad de todo este andamiaje actual estriba en que la Loba Feroz pretende crear una supuesta fundación a través de la cual continuará impulsando actividades conspirativas contra las naciones progresistas latinoamericanas. Aunque ella apoye a María Elvira Salazar para la sustituya como candidata por su distrito, ella quiere manejar los hilos tras bambalinas. Vale pues para ella el dicho: “Perro rabioso, nunca se cura”.

jueves, 13 de septiembre de 2018

El FBI se suma a las acciones hostiles contra Cuba sobre bases infundadas.


Una reciente publicación del diario The New York Times, firmada por Frances Robles y aparecida en ese rotativo en el día de ayer, cuestiona el silencioso acoso por parte de los federales –iniciado semanas atrás– contra ciudadanos de origen cubano americano residentes en La Florida, quienes han desarrollado una actividad a favor de la normalización de las relaciones con Cuba.  El dudoso argumento de estas visitas inesperadas, devenidas en prácticos interrogatorios, ha sido prevenir un supuesto despunte del espionaje cubano en EE UU.
Sin lugar a dudas esta actuación del FBI responde a los intereses de los grupos mafiosos anticubanos en el Congreso USA, capitaneados por Marco Rubio, los grupos de ultraderecha radicados en Miami y por la propia administración Trump. Esta arremetida silenciosa no es más que una muestra de la política de retroceso en los vínculos con Cuba que desarrolla Trump, sumándose a la reversión de la prohibición de los viajes “pueblo a pueblo”, el endurecimiento del bloqueo, la guerra ideológica acrecentada y las falsas acusaciones contra nuestra patria por supuestos ataques sónicos a diplomáticos norteamericanos en La Habana.
La sórdida jugada de levantar las falsas amenazas de espionaje por parte de Cuba ha sido la vía para amenazar y amedrentar a aquellos ciudadanos que no comparten la política hostil de la derecha anticubana y frenar a cualquier costo los esfuerzos para lograr un acercamiento entre nuestras dos naciones sobre la base del respeto mutuo y la búsqueda de desarrollar intereses comunes.
Cuba repudia esta nueva maniobra y defiende el derecho de todos aquellos ciudadanos que apuestan por la normalización de las relaciones entre nosotros. A la par defiende el legítimo derecho de estas personas a mantener relaciones con nuestra sede diplomática, sin vulnerar la legislación vigente en esa nación.
Particularmente hago un llamado al FBI para que en vez de fabricar conjeturados potenciales espías de nosotros en la nación americana, dedique su esfuerzo a neutralizar, detener y juzgar a aquellos que han sostenido el terrorismo contra nuestro pueblo y aún planifican y organizan actos hostiles, incluso violentos, contra nuestra Patria, en franca violación de la Ley de Neutralidad aún vigente en esa nación.

martes, 4 de septiembre de 2018

La nueva ilusa tontería de la Payá y sus secuaces.


Ridícula ha sido la convocatoria realizada por Rosa María Payá, liderzuela de la plataforma Cuba Decide, para que los ciudadanos cubanos, incluidos residentes en la Isla y en el exterior, a "participar en la estrategia de desobediencia civil ante en la reforma constitucional iniciada por el Partido Comunista de Cuba". Esta convocatoria que llama a sabotear a nuestra constitucionalidad será dada a conocer mañana miércoles 5 en una conferencia de prensa a realizarse en la sede del  Instituto Interamericano para la Democracia, sita en el 2100 de Coral Way, Suite #500, en  Miami. Este llamado incluye no solo sabotear a las asambleas que se realizarán a nivel de cuadras, centros de trabajo, estudiantiles, y otros, sino también la votación de la Reforma Constitucional que se realizará el venidero 24 de febrero del 2019.
Junto a esta ilusa mercenaria, participarán terroristas como Ramón Saúl Sánchez –ahora devenido en falso pacifista  a cargo del provocador Movimiento Democracia– y  Francisco Talavera, liderzuelo del auto titulado “Presidio Político Histórico”. También le acompañarán en este remedo de anuncio de prensa el contrarrevolucionario  José Daniel Ferrer y Santiago Alpizar.
Este intento desesperado de tramar estrategias contra nuestra soberanía e institucionalidad está condenado al fracaso, pues como dijo una vez Napoleón: “Cuando se hacen tonterías, éstas por lo menos deben dar resultado.” Aquí el pueblo dirá su última palabra.

lunes, 20 de agosto de 2018

La KAS México y su vano intento de seguir dirigiendo la guerra ideológica anticubana.


Según fuentes responsables, la Fundación Konrad-Adenauer-Stiftung e.V. (KAS) prepara en México, para la primera quincena de setiembre, un nuevo evento anual de los ya usuales denominado “Caminos para una Cuba democrática” –con el permanente apoyo de los partidos Partido Acción Nacional (PAN) y Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como de ONGs financiadas por el gobierno USA tales como la NED, la USAID y sus subsidiarias como las fundaciones la Organización Demócrata Cristiana en América (ODCA), Rafael Preciado Hernández, Impulsa Tu Desarrollo, Indesol, Cemefi, Cenpros, entre otras– con el propósito de apuntalar al proyecto “Propuesta 2020” de Cuesta Morúa. El primero de estos eventos se realizó en diciembre de 2014 y el cual abrió las puertas a la creación de la MUAD; luego lo repetirían en los años siguientes de manera anual hasta llegar a este próximo que sería el quinto de ellos.
Los vínculos permanentes de varios líderes del PAN y el PRI con el contrarrevolucionario Manuel Cuesta Morúa son de vieja data y fueron ya denunciados por mí en un artículo anterior. Estos dirigentes del PAN y el PRI se han comprometido con apoyar las actividades subversivas de la contrarrevolución interna dentro de Cuba, en un abierto desconocimiento del respeto a la soberanía del que siempre ha hecho gala México. De la misma forma se crearon los entendimientos para asesoramiento, apoyo logístico y apoyo mediático a la autodenominada “disidencia opositora” cubana. Como señalé en el citado artículo: “Para nadie, pues, resulta hoy ajeno que en México se ha ido desarrollando un proceso de conformación de una base de operaciones para la guerra mediática anticubana, contando con el apoyo de sectores dentro de congreso de esa nación y la complacencia de las autoridades de ese país que permiten la tenebrosa actividad de varias organizaciones como ODCA, KAS, NED, CIPE, IRI y otras, confabuladas en preparar y apoyar a grupos subversivos anticubanos, en abierta violación del principio de la no injerencia en los asuntos internos de otras naciones y en el respeto a la soberanía de las mismas.”
El discurso contrarrevolucionario de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD) cuyo liderzuelo es Manuel Cuesta Morúa, pretende imponer a los cubanos cambios constitucionales que representarían un desmantelamiento del socialismo en la Isla. Con poca influencia y debilitada por las contradicciones internas de la contrarrevolución que llevaron al abandono de la misma por parte de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), la OCDH, la FNCA y el Frente Antitotalitario Unido (FANTU). Cuesta Morúa ha sido acusado de excesivo protagonismo, mal uso del financiamiento y de tratar de crear cotos de poder a favor suyo y de otros mercenarios como como Siro del Castillo, Boris González Arena, Wilfredo Vallin Almeida, Roberto Díaz Vázquez, María Elena Mir Marrero, entre otros.
Al evento, en el que participarán cerca de 30 “invitados” de la KAS –fundamentalmente asentados en el exterior ya que sobre algunos mercenarios radicados en Cuba pesan prohibiciones de salida del país– entre los que podrían estar presente algunos mercenarios a los cuales Cuesta Morúa facilitó la salida definitiva del país, como genuino traficante de personas, tales como Lisbety Darias González, Juan Carmelo Bermúdez Rosabal, Lilianne Ruiz Andarcio, Yasnay Losada, Sandra Margarita Borges, Edwin Rosabal, Rosa Rosabal, Ana Niurka Jiménez, Nelson Álvarez Matute, José Acosta y Yurelxis Gonzales.
Luego del fracaso de su proyecto “Otro 18” para presentar a contrarrevolucionarios como candidatos en las elecciones generales de 2018, Cuesta Morúa trata de buscar apoyo por medio de la KAS a su “Propuesta 2020”, remedo de constitución alternativa que no cuenta más que con el apoyo de sus cuatro gatos a su alrededor. Cuba, por supuesto, no permitirá que estos mercenarios, salvo alguna excepción, participen en este nuevo circo anticubano fraguado por la derecha mexicana, la contrarrevolución externa e interna y Estados Unidos.

ShareThis